Autor: Rubio, Rafael. 
 La junta directiva pospuso su examen de cociencia andaluz. 
 CEOE quiere cambiar de estrategia     
 
 Diario 16.    03/06/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

La junta directiva pospuso su examen de conciencia andaluz

CEOE quiere cambiar de estrategia

En su afán de aparecer «unidos como una piña», la CEOE decidió ayer dejar para mejor ocasión el

análisis de los resultados de las elecciones andaluzas. Ayer la junta directiva, tras un informe de su

presidente, se limitó a expresar su apoyo y adhesión a la CEA y a su presidente, Martín Almendros. Sin

embargo, por debajo de las formas, la gran patronal parece dispuesta a sacar una lección de los últimos

comicios con vistas - ¿quién sabe? - a las próximas elecciones generales. Y la lección dice que hay que

cambiar de estrategia y que, sobre todo, hace falta decisiones más compartidas.

Rafael RUBIO

Madrid - La junta directiva de la CEOE decidió ayer no entrar a analizar en profundidad el resultado de

las elecciones en Andalucía. La junta se limitó a escuchar un amplio y pormenorizado informe del

presidente de la Confederación, Carlos Ferrer, elaborado con la ayuda de Manuel Martín Almendros,

presidente de la Confederación de Empresarios Andaluces (CEA) y principal responsable de la campaña

de los patrones en las últimas elecciones. Al finalizar la lectura del informe y en un intento de cerrar filas

y evitar aparecer ante la opinión pública divididos, los miembros de la junta directiva acordaron felicitar a

la CEA «por la actuación institucional de los empresarios andaluces y expresar el más cuantioso apoyo y

adhesión a la junta directiva de CEA y a su presidente, Manuel Martín Almendro». «No podíamos hacer

otra cosa -comentó a Diario 16, un miembro de la junta directiva de la CEOE— . No íbamos a condenar

ahora algo que se apoyó con anterioridad. Además, es verdad que la campaña de los empresarios

andaluces ha tenido en cuenta la enorme participación de los empresarios en cuantos actos convocó la

CEA.»

Mayor participación

Pese la intención de la junta de esperar a una próxima reunión para estudiar más a fondo los resultados de

su campaña electoral andaluza, en la reunión de ayer, sin embargo, se puso en evidencia la necesidad de

que el comité ejecutivo de la CEOE controlará de manera más directa cualquier otra campaña que los

empresarios organicen por motivos electorales. La CEOE ha comprobado -como era bien fácil de

imaginar—, que los resultados de la campaña de la CEA en Andalucía, su actitud un tanto agresiva, afecta

no sólo a los empresarios andaluces sino a todos los asociados en la Confederación. Por esta razón, en la

Confederación Española de Organizaciones Empresariales se han oído voces solicitando un mayor control

de estas campanas. El control que hasta ahora han venido ejerciendo con su inspiración José María

Cuevas y Carlos Ferrer no parece suficiente en un tema de tanta trascendencia, que implica al conjunto de

los empresarios. En una próxima reunión de comité ejecutivo y de la junta directiva y partiendo del

informe elaborado por el presidente, se podría acordar la constitución de una comisión de trabajo que

analizara los resultados de la campaña andaluza.

Experiencia

Pese al tupido velo que se corrió ayer a propósito del tema, algunos miembros de la junta directiva han

coincidido al señalar a este periódico que «lo de Andalucía es una experiencia muy importante a tener en

cuenta en las próximas elecciones generales». Parece probable que, como resultado del estudio de esa

comisión, la COE cambiará sustancialmente su estrategia política que en opinión de algunos miembros de

la junta pasaría por un prudente alejamiento de la gran patronal de AP y UCD, sin acercamiento táctico al

PSOE y una mayor profe-sionalización en los contenidos políticos de la CEOE. Todo ello en el marco de

unas decisiones más compartidas y controladas en el seno del comité ejecutivo. En este ambiente adquiere

una especial importancia el encuentro que tuvo lugar el pasado lunes entre Carlos Ferrer y Antonio Garri-

gues Walker. El presidente de la COE no informó ayer en la junta directiva de esta reunión que es

intepretada dentro de la Confederación como un «simple y normal contacto del presidente con un líder

político». No deja, sin embargo, de ser significativo que el encuentro se produzca días después del

«desastre de Andalucía», y en un momento en el que los clubs liberales están a punto de culminar su ope-

ración liberal, que les hará saltar definitivamente a la arena política. Es todo un síntoma y, sin duda, el ini-

cio de una nueva forma de actuar de Carlos Ferrer, y de su principad inspirador y gestor -con la colabora-

ción de José María Cuevas- de la CEOE.

 

< Volver