Mientras Cañellas pone condiciones. 
 Esquerra no apoyará a Pujol porque se partiría Cataluña en dos     
 
 Diario 16.    26/03/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 17. 

Diario 16/26-marzo-80

Mientras Cañellas pone condiciones Esquerra no apoyará a Pujol «porque se partiría Cataluña en dos»

Heribert Barrera manifestó ayer en Barcelona que Esquerra Republicana no favorecerá con su apoyo a

convergentes y centristas «porque eso sería dividir en dos a Cataluña». Por su parte Antón Cañellas dijo

que «nuestro apoyo a Pujol no será incondicional».

Las condiciones de Cañellas pasan por la desaparición de los pactos municipales «del progreso» y por la

proclamación de un PSC no marxista.

Barcelona — Esquerra Republicana no colaborará en una fórmula de Gobierno junto con centristas y

Convergencia Democrática de Cataluña «para evitar que el país se divida en dos bloques», según Heribert

Barrera, secretario general de ERC.

El representante nacionalista catalán agregó que su partido propugna un acuerdo entre convergentes y

socialistas, en el que podría estar presente Esquerra Republicana. «En caso contrario —añadió Barrera—

estaríamos en la oposición de una manera constructiva y no sistemática.»

El líder nacionalista, que convalece en una clínica barcelonesa, después del accidente de automóvil que

sufrió en la campaña electoral, dijo también que «no descarto que para llegar a este acuerdo existan

notables dificultades, especialmente por parte del PSC-PSOE, aunque espero que los socialistas tomarán

conciencia de su responsabilidad, ya que ésta es la fórmula mejor para asegurar una amplia mayoría

parlamentaria y no dividir al país».

Barrera, sin embargo, sí significó su oposición a pactar con el PSUC, «ya que un Gobierno con

comunistas no es deseable para Cataluña».

Preguntado por quién debería ocupar la presidencia de la Generalidad, contestó que «es lógico que

digamos que el mejor presidente habrá de pertenecer a ERC. Pero lo cierto es que Cataluña necesita un

presidente de todos, y quién mejor para cumplir este papel que el representante del partido en el Gobierno

que haya obtenido menos votos. Podría ser mucho más objetivo y tener menos protagonismo que los

miembros de otros partidos con más escaños en el Parlamento de Cataluña».

Las condiciones de Centristas

Por su parte, Antón Cañellas, candidato a la Generalidad por Centristas de Cataluña, ha manifestado que

«nuestro apoyo a Jordi Pujol para la presidencia de la Generalidad no será incondicional, porque nadie

puede olvidar que "Centristes" somos el segundo partido moderado por la voluntad de los electores y que

la opción moderada ha sido la ganadora de estas elecciones».

Después de decir que las negociaciones con Convergencia i Unió no han empezado aún, Cañellas

manifestó que «el respeto que tenemos a nuestros votantes nos obliga a exigir ciertas garantías».

«A nosotros —añadiónos parece incoherente y así lo hemos denunciado, querer formar un Consejo

Ejecutivo, con un programa de gobierno moderado, a la vez que continúan los llamados pactos del

progreso entre socialistas y comunistas, apoyados por CiU.»

Por encima del partido

Asimismo, Cañellas puso de manifiesto que «nuestro apoyo exige la no presencia de los socialistas en el

Gobierno de la Generalidad, salvo que el PSC haga renuncia expresa a sus postulados marxistas».

De otro lado, el ascenso de Convergencia en todos los sectores sociales y provincias catalanas es

destacado en la nota facilitada por el comité ejecutivo nacional de Convergencia Democrática de

Cataluña, en la que se propugna para la Generalidad un Gobierno «nacionalista» y un acuerdo

parlamentario «amplio».

No a la derecha y a la izquierda

El comité ejecutivo de CDC subrayó la necesidad de llevar a cabo una política que tenga en cuenta y

respete todas las fuerzas políticas y sociales del país y lo que representan. En esta línea pide a Jordi Pujol

que practique tanto como pueda una política de servicio al país por encima de los estrictos intereses de

partido.

Por último, los socialistas, tras su negativa a colaborar con CDC en la formación de Gobierno,

manifestaron ayer que «tenemos la voluntad de mantener los pactos municipales con Convergencia y el

PSUC». Y añadieron que «no aceptamos gobernar con CDC porque es la derecha.

 

< Volver