Autor: Cabellos, Carmelo . 
 Declaraciones de Heribert Barrera a Diario 16. 
 La Esquerra pone serias condiciones para apoyar la presidencia de Pujol  :   
 La solución óptima es una confederación ibérica. 
 Diario 16.    31/03/1980.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 30. 

Diario 16/31 -marzo-80

NACIONAL

Heribert Barrera i Costa, secretario general de Esquerra Republicana de Cataluña, sesenta y dos años,

pone serias condiciones para apoyar a Pujol en la presidencia de la Generalidad. La reforma del Estatuto,

la formación de un amplio acuerdo mayoritario con los socialistas, así como una fuerte presencia en el

Gobierno catalán son algunas de sus exigencias. Carmelo Cabellos dialogó con Barrera horas después de

su salida de la clínica, en la que se encontraba tras sufrir un accidente en plena campaña electoral.

Declaraciones de Heribert Barrera a DIARIO 16

La Esquerra pone serias condiciones para apoyar la presidencia de Pujol

«La Esquerra es un partido sui géneris. Nosotros hemos intentado definir nuestra variante como

izquierdismo crítico.» El viejo líder nacionalista habla pausadamente, reflexionando sus propias palabras.

«Estamos persuadidos de que la complejidad de las sociedades modernas no puede ajustarse a ninguna

doctrina a priori, a ningún principio abstracto; hay que adaptarse a la realidad. Lo importante son los

objetivos. Hemos demostrado, a lo largo de la historia del partido, cómo se puede conjugar un

izquierdismo auténtico, en el sentido .de realizaciones, sin necesidad de decir que. la receta mágica es la

propiedad colectiva de los medios de producción.»

DIARIO 16 - ¿Qué diferencia, entonces, a la Esquerra del resto de los partidos de la izquierda?

Barrera — Nosotros insistimos en que somos tan de izquierda como los marxistas. Estos, en su variante

leninista, conducen a la dictadura; la variante socialdemócrata conduce a la burocratización, a la

centralización, a una disminución, a pesar de todo, de los derechos individuales y de la creatividad.

DIARIO 16 - En la otra franja, en la del nacionalismo, está el partido de Pujol.

Barrera — Nuestro nacionalismo es más auténtico, en el sentido en que no está condicionado por ningún

tipo de intereses. Pujol representa el nacionalismo de una cierta burguesía financiera qu´e, teniendo que

defender sus intereses, históricamente se han encontrado en contradicción con los intereses del país, con

los intereses de Cataluña. En realidad, Pujol no es más que la variante moderna de la Lliga de Cambó.

DIARIO 16 - ¿Cuál es el límite real de su nacionalismo? ERC es partidaria de la autodeterminación,

¿significa esto una postura independentista?

Barrera - Nosotros no somos independentistas.

Desde la fundación de nuestro partido hemos dicho que reclamábamos para Cataluña el derecho a la

autodeterminación, pero que el partido considera que la solución óptima era una Confederación Ibérica:

una fórmula que conjugase la soberanía catalana con la convivencia con los demás pueblos que componen

el Estado español.

No a la división de bloques

DIARIO 16 - La Esquerra, tras los recientes comicios de Cataluña, se ha convertido en una fuerza

clave cara a la composición de la nueva Generalidad. Pero su partido no quiere entrar en un Gobierno en

el que no estén presentes los socialistas. ¿Es posible reconsiderar esta situación y llegar a un Gobierno

CiU-ERC?

Barrera — Todavía hay bastantes días hasta la constitución del Parlamento de Cataluña, el 10 de abril, y

unos días más para votar al primer candidato a la Presidencia. Y aún hay un cierto juego posible. No hay

que precipitarse.

La negativa socialista puede matizarse o encontrarse alguna fórmula que la haga menos rígida. En todo

caso nosotros no somos partidarios de una solución que signifique la división de Cataluña en dos bloques,

de izquierda y derecha. Somos partidarios de una fórmula en torno al centro del arco parlamentario, que

somos nosotros. Debería formarse un Gobierno con mayoría parlamentaria para hacer un trabajo efectivo

con garantías de continuidad y con la posibilidad de poder hablar con autoridad ante el Gobierno del

Estado, teniendo en cuenta los delicados problemas de los traspasos de servicios y la interpretación del

texto del Estatuto.

Un Gobierno minoritario se encontrará, forzosamente, en una situación más débil para estas

negociaciones, que deben mantener con voluntad de acuerdo, pero con firmeza por parte de los

negociadores catalanes.

DIARIO 16 - Confirmada la decisión del PSC-PSOE de pasar a la oposición, ¿qué solución ve posible?

Barrera — Entonces, no hay más remedio que constituir un Gobierno minoritario para un periodo de

tiempo estrictamente limitado y con un programa de realizaciones muy definido. De esta manera

podríamos conceder por nuestra parte el apoyo parlamentario dentro de un marco perfectamente

delimitado y preciso.

DIARIO 16 - Esta posibilidad, ¿se traduce en una coalición de CiU y la Esquerra?

Barrera — No puedo hablar de manera definitiva. Nuestro partido se reúne este martes para decidir esta

cuestión, pero es muy probable que no deseemos entrar en un Gobierno con Convergencia i. Unió

solamente.

DIARIO 16 - De llegarse a algún tipo de acuerdo entre Convergencia y la Esquerra, ambas formaciones

seguirían siendo un minoría de Gobierno. ¿Podría ésta completarse con el apoyo de los centristas?

Barrera - En este caso, si el apoyo se limita a los centristas, se vuelve a la división de bloques, en este

caso con la línea divisoria entre marxistas y antimarxistas. Además, los dos partidos con apoyo sindical

quedarían fuera. Y esto coincide con que son los partidos con mayor apoyo de los trabajadores

inmigrados.

Reformar el Estatuto

DIARIO 16 - En caso de lograr algún acuerdo del Gobierno, ¿cuáles serían las condiciones fundamentales

de ERC?

Barrera — En primer lugar, la reforma del Estatuto por la vía legal prevista. Además, y en esto

coincidimos con otros partidos, la organización de las instituciones de la Generalidad, nueva división

territorial, la ley electoral, así como otra ley de defensa de la lengua y cultura catalanas.

DIARIO 16 - ¿En qué sentido reformaría el Estatuto?

Barrera — Quisiéramos, simplemente, llevar el Estatuto hasta el techo constitucional. Entendemos que

los demás partidos catalanes —incluido el llamado partido nacionalista de Pujol— transigieron sobre algo

que significaba mucho menos que lo permitido por la Constitución.

DIARIO 16 - ¿Podría concretar algunas de las reformas a introducir en el Estatuto?

Barrera — Por ejemplo, la enseñanza, que debería ser competencia exclusiva de la Generalidad, la

televisión, las finanzas —que están de forma precaria para nosotros—, la subsistencia de las Diputaciones

Provinciales y toda una serie de cuestiones de etalle como la organización y competencias de la Policía de

la Generalidad.

DIARIO 16 - El peligro de no lograr un acuerdo en la formación del Gobierno de Cataluña está en la

necesidad de repetir las elecciones. ¿Ve en esto otra solución?

Barrera - No sería bueno; es desaconsejable y espero que no lleguemos a este extremo. Daría la sensación

de que somos incapaces de entendernos y de adaptarnos a una realidad pluripartidista. Una nueva consulta

daría lugar a una abstención más elevada, acentuaría el desencanto y disminuiría la autoridad de los que

tuviesen el poder después de esas nuevas elecciones.

DIARIO 16 - Por último, ¿cuál ha sido su experiencia como diputado en las Cortes?

Barrera - El balance ha sido muy positivo porque era necesaria una voz catalana que hablara en Madrid

exactamente igual que en Barcelona, sin eufemismos, con absoluta honradez y evitando la agresividad y

las palabras ofensivas. También ha sido positivo para mí porque me ha permitido conocer a los políticos

de Madrid, ver que no se juzgan desde Cataluña con la objetividad necesaria.

 

< Volver