Cataluña cuenta ya con su parlamento. 
 El republicano Heribert Barrera, presidente por votación masiva     
 
 Diario 16.    11/04/1980.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 26. 

CATALUÑA CUENTA YA CON SU PARLAMENTO

El republicano Heribert Barrera, presidente por votación masiva

Heribert Barrera, secretario general de Esquerra Republicana de Catalunya-, ha sido elegido presidente

del Parlamento catalán.

El líder de Esquerra barrio literalmente a su oponente Pere Ardiaca, propuesto por el PSUC, que solo

consiguió 24 votos

Barcelona - Heribert Barrera ha sido elegido presidente del Parlamento de Cata-luña por 108 votos a

favor, contra 24 obtenidos por Pere Ardiaca, candidato propuesto por el PSUC y dos votos en.blanco. La

elección tuvo lugar a las 17,35 de la tarde de ayer.

Barrera obtuvo los votos de su propio partido, Esquerra Republicana de Catalunya; Convergencia i Unió,

Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC-PSOE), Centristas de Cataluña-UCD.

Los 24 votos de Pere Ardiaca han sido los todos del PSUC (comunistas catalanes), hecha excepción de

Alfonso Carlos Comín, ausente por enfermedad. Los dos votos en blanco corresponden a los diputados

del Partido Socialista de Andalucía (PSA).

Constitución del Parlamento

A las doce y veinticinco de la mañana había, llegado al hemiciclo del Parlamento de Cataluña, en el

palacio de la Ciudadela, el presidente Tarradellas, acompañado de los miembros del Consejo .Ejecutivo

de la Generalidad.

El honorable y los cinco consejeros políticos —Pujol, Triginer, Reventos, Gutiérrez Díaz y Sentís— se

situaron en la mesa presidencial, entre los aplausos de los diputados y público asistente, puestos en pie.

Josep Tarradellas pronunció un breve discurso en el que hizo referencia a la necesaria unidad en este

periodo iniciado ayer.

Mesa de edad

«Creo —dijo— que estaremos todos de acuerdo en que estos días se coronan un pensamiento y una

acción, que han triunfado sin ningún tipo de lucha» y se refirió a la recuperación de la Generalidad como

«uno de los más grandes aciertos». En cuanto a la acción desarrollada en la interinidad, Tarradellas glosó

«la tozuda voluntad de acabar para siempre con todo lo que pudiera dividirnos».

Tras reiterar la necesaria unidad que había de presidir el futuro catalán, el todavía presidente manifestó

que «nunca hemos ganado nada cuando estuvimos desunidos» para tener finalmente unas palabras de

elogio al Rey Juan Carlos, «que en junio del 77, con una gran clarividencia, hizo posible que fuese

recuperada la Generalidad», y hacia Adolfo Suárez «por su lucidez y habilidad como hombre de Estado».

Tras el discurso de Tarradellas, se constituyó la mesa de edad presidida por Josep María Poblet (ERC),

que con ochenta y dos años era el parlamentario mayor de los elegidos. Actuaron como secretarios Marcel

Planellas (PSUC) y Antoni Santiburcio (PSC). Tras este acto protocolario, Tarradellas y los miembros del

Consejo Ejecutivo salieron del hemiciclo. El honorable, en la calle, tuvo que saludar e incluso salir del

coche, ante el fervor popular.

Después de un minuto de silencio por los muertos habidos desde el 32 -fecha en que se celebró un acto

similar al de ayer- Poblet pidió la desarticulación de las Diputaciones y se refirió a Cataluña como «la

nación que quiere vivir con su manera de ser».

En cuanto al Estatuto dijo que pese a no ser el que el pueblo había pedido, era el único que existía en este

momento, si bien destacó que debía iniciarse un proceso de reforma de su texto actual. «Y no

admitiremos —añadió Poblet— una demora en el traspaso de servicios.»

Políticos de la República

Entre las autoridades presentes en el acto figuraban políticos de la República, como Ventura Gassol, que

iba en silla de ruedas y que fue conseller de Cultura de la Generalidad, así como Joan Casanelles, que fue

director general de Trabajo.

En la tribuna especialmente reservada a las autoridades, se encontraban el capitán general de Cataluña,

teniente general Pascual Galmes; el alcalde de Barcelona, Narcis Serra; el presidente de la Audiencia, los

gobernadores civiles de las cuatro provincias catalanas, así como los jefes del Sector Naval y Aéreo, y el

gobernador militar de Barcelona. En la misma tribuna se encontraba la esposa de Tarradellas, Antonia

Maciá.

 

< Volver