Autor: Quintá Sadurní, Alfonso. 
   Disensiones en la Minoría Catalana respecto al pacto con el Gobierno     
 
 El País.    29/08/1980.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Disensiones en la Minoría Catalana respecto al pacto con el Gobierno

ALFONS QUINTA, Barcelona Jordi Pujol no desea verse implicado en la polémica existente dentro de

UCD respecto a la forma que revestirá el ya casi seguro e inminente acuerdo entre la Minoría Catalana y

el partido del Gobierno, según informaron a este diario fuentes muy próximas al presidente de la

Generalidad. Por otro lado, la alternativa entre un pacto legislativo y un acuerdo que implicara una

presencia en el futuro Gobierno también divide al partido de Pujol.

La mayoría de estas fuentes de la Generalidad consultadas por este diario afirmaron que Pujol se inclina

de forma preferente por un mero pacto legislativo. Esta misma posición es defendida de forma explícita y

tajan te por el sector más moderado del partido y por el presidente del mismo, Ramón Trías Fargas. Este

último, en el curso de una reunión, manifestó que quería dejar claro que él no había tomado parte en las

negociaciones con UCD. De este modo, Trías se desmarcaba para el caso en que la colaboración

gubernamental resultara a posteriori un fracaso

En cambio, Miguel Roca Junyent defiende con el mayor de los entusiasmos la entrada de la Minoría

Catalana en el Gobierno, que con toda posibilidad supone la consecución para Roca de una cartera

ministerial. Roca sabe perfectamente, por su labor profesional en grandes obras de infraestructura de

financiación privada, que desde el Ministerio de Obras Públicas podría incidir en la rápida solución de

problemas que afectan al grupo bancarío del que Jordi Pujol es principal accionista. Este es un elemento

capital en favor de la alternativa propugnada por Roca.

Pero la situación de debilidad política de Pujol, a nivel catalán, hace que desde el Principado no pueda

influirse de forma decisiva en favor o bien en contra de lo que prefiera el Gobierno central respecto a si el

pacto será meramente legislativo o también gubernamental. «Pujol es un alguacil alguacilado»,.afirmó

una fuente de la Generalidad. En efecto, Pujol necesita de los votos de la UCD catalana para poder

gobernar a nivel autonómico. Como también necesita al mismo tiempo, los de Esquerra.

Acuerdo con Esquerra

Respecto a Esquerrá, Pujol ha obtenido plena luz verde a la hora de optar por un tipo u otro de pacto.

Según fuentes de la Generalidad, el tema fue abordado en la última reunión que sostuvieron Pujol y

Barrera, secretario general de Esquerra y presidente provisional del Parlamento catalán. La no

beligerancia de Esquerra, que no hará cuestión de principió de lo que decidan Pujol y Suárez con relación

al Gobierno central, es debida a que Barrera debe ser elegido nuevamente, ahora de forma definitiva,

presidente del Parlamento catalán.

Si Esquerra se hubiese pronunciado contra el pacto Pujol-Suárez hubiese resultado que el partido de Pujol

y la UCD catalana no apoyarían la próxima —y de este modo segura— elección definitiva dé Barrera.

Visto el ideario de Esquerra, estatutariamente republicana, parecería lógica una oposición al pacto, pero

las consideraciones de oportunidad inmediata han primado sobre las de otro orden.

 

< Volver