Andalucía: las movilizaciones en el campo pueden escindir a Comisiones Obreras  :   
 La Federación agraria insiste en mantener la convocatoria. 
 ABC.    17/08/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Andalucía: las movilizaciones en el campo pueden escindir a Comisiones Obreras

La Federación agraria insiste en mantener la convocatoria

Madrid

Durante los próximos días van a continuar en la mayor parte de Andalucía las acciones de protesta

organizadas por la Federación del Campo de Comisiones Obreras de Andalucía, que pueden culminar en

una escisión dentro del sindicato comunista, ya que la dirección regional del mismo no se solidariza con

el tipo de acciones violentas convocadas (ocupación de fincas, cortes de tráfico en carreteras, etc.) e

incluso las condena.

El propio presidente del Gobierno, Felipe González, ha condenado la convocatoria afirmando su

preocupación por el hecho de que un sindicato convoque acciones que están tipificadas como delito, y los

fiscales de las Audiencias provinciales andaluzas han insistido en varios comunicados en que algunas de

las acciones que se proponen pueden merecer sanción de seis meses a seis años de prisión.

El aislamiento de la Federación campesina de CC OO aumenta, ya que ninguno de los sindicatos agrarios

andaluces se solidariza con la convocatoria. Pese a todo, esa rama de CC OO ha reafirmado el «llama-

miento a la lucha» con una fuerte oposición de la directiva del sindicato en Andalucía. Próximamente se

reunirán los Consejos locales y comarcales de CC OO para estudiar la situación y decidir medidas, pero

de momento no se esperan protestas masivas ni encierros. Según la Federación del campo, las acciones de

lucha se van a prolongar durante el otoño próximo y está prevista una «marcha a pie» por la mayor parte

de la Comunidad autónoma andaluza, así como encierros y ocupaciones de fincas.

Marcha a pie

Juan Antonio Romero, secretario general de la Federación del Campo, ha declarado que la marcha a pie

comenzará el próximo día 5 de septiembre, pero que las demás acciones, sobre todo las consideradas más

duras (cortes de tráfico), no serán anunciadas con antelación para evitar mayores problemas.

Sin duda estos problemas se refieren a las tensiones surgidas con los dirigentes del sindicato y también a

las declaraciones del delegado general del Gobierno en Andalucía, Leocadio Marín, tras el anuncio de la

Federación de que se proponían ocupar fincas e interrumpir las comunicaciones por ferrocarril y carretera.

Pero, según fuentes de distintos sectores del campo, el mayor obstáculo que han encontrado los

convocantes ha sido la negativa del sindicato de Obreros del Campo a apoyar y participar en todas estas

acciones.

El SOC se opone

Francisco Casero, de la Secretaría permanente del SOC, ha indicado que habían recibido una invitación

de la Federación del Campo de CC OO para unirse a la lucha, «invitación que no aceptamos porque el

jornalero debe luchar por una mejora auténtica de su vida». Esa mejora, según casero, «no pasa por

mayores limosnas o más repartidas, sino por un auténtico salario a cambio de un trabajo verdadero que le

haga sentirse útil a la sociedad». El SOC se ha entrevistado ya dos veces con el delegado del Gobierno, al

que entregó un plan alternativo de trabajo para el campo andaluz, y de momento no ha protagonizado este

verano —cuando antes era protagonista principal en este tipo de acciones— protestas contra el empleo

comunitario.

Situación explosiva

La ausencia de lucha no significa, a juicio de Francisco Casero, falta de preocupación, aunque esté en

desacuerdo con quienes califican de inquietante la situación del campo en estos momentos. «Es una falta

casi absoluta de vista —ha dicho— porque lo que realmente debe preocupar es la situación del campo a

finales de este año y principios del que viene.» Casero ha explicado que todos están esperando la entrada

en vigor del nuevo sistema del empleo comunitario para enero próximo. Para Francisco Casero, la menor

entrada de jornales por las cosechas en las familias campesinas, junto con la alteración del ritmo que

representará el nuevo sistema, «van a llevar a una situación explosiva al campo andaluz entre diciembre y

enero próximos».

 

< Volver