Autor: Moll, Aina. 
   La lengua propia de Cataluña     
 
 Diario 16.    18/02/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 20. 

OPINIÓN

18-febrero-81/Diario16

AÍNA MOLL

Directora general de Política Lingüistica de la Generalidad de Catalana

La lengua propia de Cataluña

La polémica sobre los problemas de los castellano-parlantes en Cataluña, recogida en un reciente artículo

de Federico Jiménez Losantos, es contestada hoy por la encargada de la política lingüística de Cataluña.

Vaya por delante que toda Ja actuación de la Generalidad de Cataluña se basa escrupulosamente en el

marco constitucional que los españoles nos hemos dado democráticamente, y que es la única normativa

jurídica que se puede legítimamente invocar en la España de 1981: la Constitución española y ei Estatuto

de autonomía de Cataluña. Las exigencias de ios catalanes y las disposiciones de su Gobierno en materia

lingüística se basan en el artículo 3 de ambos códigos.

El artículo 3 de la Constitución dice literalmente: 1. El castellano es la lengua española oficial del Estado.

Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho de usarla. 2. Las otras lenguas españolas

serán también oficiales en las respectivas comunidades autónomas de acuerdo con sus Estatutos. 3, La

riqueza de las diferentes. modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de

especial respeto y protección.

Ei artículo 3 del Estatuto de Cataluña dice: 1. La lengua propia de Cataluña es el catalán. 2. El catalán es

el idioma oficial de Cataluña, como también lo es el castellano oficial de todo el Estado. 3. La

Generalidad de Cataluña garantizará el uso normal y oficial de ios dos idiomas, adoptará las medidas

necesarias para asegurar su conocimiento y creará las condiciones que permitan alcanzar su plena

igualdad en lo que se refiere a los derechos y deberes de los ciudadanos de Cataluña.

Marco claro y limpio

. Este es el marco constitucional, claro y limpio, en que nos movemos. Me interesa mucho destacar lo

siguienta:

1 La Constitución no marca inferioridad alguna a «las otras lenguas españolas» en sus territorios

respectivos. Dice que serán también oficíales, con ,ei mismo rango de oficialidad que el castellano tiene

en todo el Estado. Y es natural y justo que sea así.

2. Dice también que serán oficiales «de acuerdo con sus Estatutos»; es decir, que asume totalmente

lo que digan los Estatutos, que en el momento de redactarse la Constitución no existían aún. De manera

que el texto del Estatuto de Cataluña, una vez refrendado por el pueblo y promulgado por el Rey tras

ser aprobado por el Parlamentó español, tiene rango de ley Orgánica del Estado y es válido para

dos los españoles con la misma fuerza que la Constitución.

3. La Constitución proclama solemnemente que las otras lenguas españolas son patrimonio cultural

de todos los españoles (no solamente de sus hablantes) y que será objeto de especial respeto y protección.

No para discriminar al castellano, naturalmente, sino para compensar en lo posible la lamentable

situación de inferioridad a que han estado injustamente relegadas durante tanto tiempo.

4. El Estatuto de Cataluña proclama al- catalán como lengua propia de Cataluña, y como su lengua

oficial al lado del castellano, y responsabiliza a la Generalidad de Cataluña de asegurar el uso normal y

oficial de ambos idiomas y su conocimiento por parte de los ciudadanos. Es decir, que todo aquello que

escandaliza tanto al señor Jiménez Losantos responde a un mandato especifico del Estatuto de Cataluña,

de acuerdo con la Constitución.

La lengua propia

El articulista nos acusa duramente por el uso del término «lengua propia de Cataluña», deduce

arbitrariamente que el castellano es la «lengua impropia», interpreta torcidamente la distinción que hice

—y que es la del Estatuto— entre las razones que justifican la oficialidad de las dos lenguas y lanza una

serie de afirmaciones muy aptas para /enfrentar efectivamente a los ciudadanos de Cataluña por motivos

lingüísticos.

.

Él catalán es la lengua que se forjó en Cataluña, a ,1o largo de los siglos, -por evolución natural del latín,

al mismo tiempo que se formaba en Castilla él castellano y en la Francia del norte, el francés. En el siglo

XIII, el mallorquín Ramón Llull fue el primer gran prosista en una lengua románica y forjó el catalán

como lengua de cultura, al mismo tiempo que los eruditos dé la corte del rey Alfonso el Sabio realizaban

la misma labor con respecto al castellano.

Desde entonces, la lengua propia de Castilla (y de las tierras adonde Castilla la llevó) es el castellano,

y la. lengua propia de Cataluña (y de las tierras adonde se extendió) es el catalán. Los castellanos han

podido desarrollar su lengua y su •literatura normalmente, y los catalanes hemos mantenido las nuestras

en condiciones adversas, pero a lo largo de los siglos el catalán ha sido y sigue siendo la lengua propia de

Cataluña.

Derecho de conquista

Fue el decreto de Nueva Planta, en 1714, el que «impuso» en Cataluña y en las otras tierras de habla

catalana, «en nombre del justo derecho de conquista», la lengua y las leyes de Castilla. Sólo a partir de

aquel momento el castellano fue «la lengua oficial» en Cataluña; pero no por ello el catalán dejó de ser su

lengua propia y como tal la hemos mantenido.

Ahora que hemos entrado en una época de convivencia democrática en España, un Rey Borbón ha

restablecido el orden que otro Borbón alteró, y ha promulgado ,para España una Constitución,

democráticamente " aceptada por los españoles, que prevé que España será una unidad formada por

pueblos diferentes que se desenvolverán libremente en sus lenguas propias y según sus propias leyes.

Esta Constitución establece el castellano como ´ lengua oficial del Estado, y reconoce como es de justicia

a las otras lenguas españolas el carácter de oficiales en su territorio, El señor Jiménez Losantos tiene

derecho a psnsar que .esta disposición constitucional es demasiado «generosa» para catalanes, gallegos y

vascos, como los catalanes tenemos derecho a pensar —y muchos lo pensamos— que debería serlo aún

un poco más y establecer que todas las lenguas españolas son oficiales en todo el territorio español.

Yo respeto su opinión (no su forma de expresarla), pero invito a todos los españoles a asumir la lengua de

Cataluña como patrimonio cultural propio, que los catalanes tenemos el deber de transmitir a las

generaciones futuras tal como nuestros antepasados nos lo transmitieron, y que el resto de los españoles

desde respetar y proteger.

Es esencial para nosotros que todos los españoles comprendan que la única forma de que dos lenguas sean

oficiales en un territorio, sin que ninguna de las dos sea discriminada ni discrimine a ningún ciudadano, es

que las dos sean conocidas por todos los ciudadanos que forman parte de la comunidad.

 

< Volver