Autor: Mora, Francisco. 
 Amando de Miguel, dicriminado. 
 Me siento como un chicano en Cataluña     
 
 Diario 16.    14/03/1981.  Página: 1, 9. Páginas: 2. Párrafos: 23. 

Amando de Miguel, discriminado

«Me siento como un chicano en Cataluña»

Barcelona: Francisco MORA, corresponsal

El presidente del Parlamento de Cataluña, Heribert Barrera, arremetió ayer contra 2.300 intelectuales que

firmaron el manifiesto «por la igualdad de derechos lingüísticos en Cataluña», afirmando que do que hay

que hacer ahora es despreciar la actitud de esta gente y no hacer caso de lo que dicen en su manifiesto» y

que sienten disminuido el sentimiento de superioridad que les animaba. El sociólogo Amando de Miguel,

primer firmante del documento publicado por DIARIO 16, responde a Barrera que «me siento chicano en

Cataluña». Amando de Miguel, catedrático y Barrera «desprecia» la actitud de los firmantes del

manifiesto

La lengua divide a políticos e intelectuales en Cataluña

escritor que figuraba en primer lugar entre los dos mil trescientos firmantes del manifiesto «por la

igualdad de derechos lingüisticos en Cataluña», ha declarado a DIARIO 16 al conocer las declaraciones

de Heribert Barrera, presidente del Parlamento de Cataluña, al respecto: «Yo me siento chicano en

Cataluña, parece como si me perdonaran la vida todos los días por no haber nacido aquí, diga el señor

Barrera lo que diga.»

Contrastando con la prudencia del presidente de la Generalidad, Jordi Pujol, que se ha negado a entrar en

ninguna clase de polémica respecto al citado documento, Barrera concedió a Europa Press unas

declaraciones que para muchos resultaron excesivamente viscerales.

Refiriéndose a los firmantes del manifiesto, Barrero, dice que «es una bajeza para ellos haberlo, hecho

público después de los acontecimientos del 23 de febrero». Sobre esta circunstancia manifiesta Amando

de Miguel que «evidentemente estamos bajo el síndrome del video».

La lengua de Balmes

Contesta Amando de Miguel a la precisión de Heribert Barrera sobre que "la lengua de Cataluña ha sido

durante siglos el catalán, que el resultado de una guerra civil, la fuerza de las armas no debe modificar

este hecho», que recuerde Barrera «en qué idioma escribió Jaime Balmes, así como en que lengua realizó

sus escritos el padre de la Barcelona moderna, Ildefonso Cerda», apostillando que «es un hecho histórico

que en Cataluña se han hablado y escrito siempre los dos idiomas, que hablar y escribir el castellano es un

derecho natural e inalienable».

«Es una barbaridad que un presidente del Parlamento, que nos representa a todos, diga el atajo de

despropósitos que ha declarado a Europa Press el señor Barrera, máxime cuando a los firmantes de tal

manifiesto no nos ha dado como tal presidente ni el trámite de audiencia para escucharnos», dice De

Miguel.

«No cabe hablar de presunta persecución a la lengua castellana ya que la discriminación es obvia, y si no

que baje a la base, que baje al pueblo llano y se dará cuenta de ello. Yo suscribo totalmente el documento

hecho público en DIARIO 16, pero pienso que debería haber sido mucho más duro y que quede claro que

en él no se ataca al idioma catalán, que yo me siento catalán, aunque un catalán de otra manera muy

distinta a como se siente seguramente el señor Barrera.»

No votaron

Sobre lo dicho por Heribert Barrera, en el sentido de que los firmantes del manifiesto «se presenten a las

elecciones, y entonces veremos si la gente cree en sus criterios», Amando de Miguel-dice con toda

claridad: «yo ya lo he hecho, y hemos ganado, puesto que el 40 por 100 no votó en las elecciones para el

Parlamento de Cataluña».

Afirma Amando de Miguel que éste de la lengua es un problema solo de los políticos, puesto que el

pueblo lo mira con mucha más naturalidad que ellos», insistiendo en que «la enseñanza del castellano y el

catalán debería ser obligatoria y gratuita para evitar que sólo supieran correctamente los dos idiomas los

hijos de los señoritos, colocándose así en condiciones de superioridad respecto a los hijos de los

trabajadores».

BARRERA

«Es una bajeza haberlo hecho público después de los acontecimientos del 23 de febrero»

DE MIGUEL

«Evidentemente, estamos bajo el síndrome del video»

Aína Molí, conciliadora

Mucho más moderada y conciliadora que Heribert Barrera se ha mostrado la directora general de Política

Lingüística de la Generalidad, Aína Molí, al declarar que piensa convocar a los firmantes del manifiesto

para que «expliquen los motivos en que apoyan sus acusaciones; si existe algún error en la política de la

Generalidad al respecto, tratar de corregirlo y si no que las aguas vuelvan a su cauce normal».

"Querer dar a entender que nosotros vamos a discriminar á los castellanos por él hecho de serlo, es una

falacia total», señaló Aina Molí, haciendo hincapié en que cree que todo se trata de «un mal entendido».

Para Aina Molí resulta sorprendente que el nombre de Amando de Miguel figure al pie del manifiesto

objeto de la polémica: «no comprendo que haya podido firmar una cosa así y que crea que de verdad es

justo lo que ha firmado», dice la directora general de Política Lingüística de la Generalidad.

En parecidos términos a Amando de Miguel se han expresado otros de los firmantes del escrito aparecido

en DIARIO 16, especialmente catedráticos del Instituto, que, según ellos, «son los que más están

sufriendo las consecuencias de lo que refleja el documento». Una excepción cabe hacer: la de Pínulla de

las Heras (sociólogo), que parece que está dispuesto ha hacer algunas matizaciones al respecto, aunque no

niega que conocía el documento y que estaba dispuesto a suscribirlo, sí bien creía que el publicado estaba

sujeto todavía a ciertas matizaciones.

Hecho evidente

BARRERA

«La lengua de Cataluña ha sido durante siglos el catalán»

DE MIGUEL

«Es un hecho histórico que en Cataluña se han hablado y escrito siempre los dos idiomas»

De una forma un poco más ambigua se pronunció el secretario general de los socialistas catalanes, Joan

Reventas, quien reconoce que «la problemática lingüística en Cataluña es un hecho evidente y para su

solución podríamos contar con la probada capacidad intelectual de muchos de los firmantes del

manifiesto».

Añadió que «si la lengua sólo es un pretexto para seguir estando al día de la moda antiautonómica,

nuestra actitud es y será de radical oposición».

La polémica está en la calle y posiblemente dará tela para cortar en los próximos días, si bien hay que

reconocer que la radicalización de tal tema, por ambos lados, poco puede ayudar al normal desarrollo de

la convivencia en Cataluña.

 

< Volver