Autor: Montoliu, Pedro. 
 La fuerte emigración, la política de vivienda y el descenso de nacimientos, posibles motivos. 
 La población de Madrid, 3.158.818 personas, es prácticamente la misma que la del año 1970     
 
 El País.    05/11/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

EL PAIS, jueves 5 de noviembre de de 1981

La fuerte emigración, la política de vivienda y el descenso de nacimientos, posibles motivos

La población de Madrid, 3.158.818 personas, es prácticamente la misma que la del año 1970

PEDRO MONTOLIU

La población de Madrid ha descendido en los últimos cinco años en 170.000 personas, según el padrón

municipal elaborado el pasado mes de marzo, que fija el censo actual en 3.158,818 personas, cifra

prácticamente similar a la de 1970. Esto supone que desde 1976 ha dejado la capital el mismo número de

ciudadanos que vino a Madrid entre 1970 y 1975. Las razones de esta disminución han sido, según los

técnicos, la emigración sufrida por quince de los dieciocho distritos madrileños, la remodelación de los

barrios y el descenso en el número de nacimientos, 70.000 menos que en el quinquenio 1970-1975.

Aparte de esta pérdida, los datos registrados en la década de los setenta han puesto de manifiesto una

profunda redistribución interior de la ciudad.

El quinquenio 1975-1981 supuso para Madrid el comienzo de la curva descendente de la población. En

1970, la población de derecho, es decir, la de residentes, ascendió a 3.120.941 habitantes; cinco años más

tarde eran censados 3.228.057, aunque posteriormente se comprobó que el padrón había sido realizado de

forma irregular, ya que, como consecuencia de las huelgas realizadas por el personal encargado de la

recogida de datos —los padroneros—, habían quedado sin empadronar 100.000 personas, según informó

Mariano Escolano, jefe del departamento municipal de estadística.

Esta población sin censar pasó paulatinamente por las oficinas municipales a medida que se convocaron

elecciones, al comprobar que no figuraban en las listas electorales. En 1976, por ejemplo, realizaron este

trámite 66.257 personas que fueron dadas como altas por omisión.

Ante este hecho se calcula que el censo real de 1975, en caso del haber sido realizado perfectamente,

habría fijado una población en torno a las 3.338.000 personas, es decir 180.000 personas más de las

censadas este año.

Los motivos de este descenso son, según los técnicos consultados, una disminución del número de los

nacimientos, el mantenimiento del de defunciones y una fuerte corriente emigratoria de los madrileños a

los pueblos de la periferia.

Con respecto a los nacimientos, en el quinquenio 1970-1975 se produjeron 297.776, cifra que excedió en

70.000 a los contabilizados en los últimos cinco años.

La emigración fue la causa de que, según los datos del departamento de estadística, 181.000 personas se

dieran de baja entre 1975 y 1980. La desaparición de la mayor parte de estas personas de los listados de la

capital coincidió con su alta en los censos de las poblaciones situadas en la periferia, en especial en

Móstoles (36.000 personas), Fuenlabrada (23.000), Alcalá de Henares (14.000} y Legarles (14.000).

La inmigración, por su parte, no logró contrarrestar las pérdidas sufridas por la marcha de madrileños a

otros puntos de la provincia o a otras provincias. Según los datos obtenidos, durante el último quinquenio

sólo vinieron a vivir a Madrid unas 89.000 personas, número que posiblemente decrecerá en los próximos

años, a la vista de la tónica descendente que se mantiene desde 1977.

Población fluctuante

Los datos obtenidos en el padrón municipal serán grabados en cintas de ordenador en las próximas

semanas, de forma que para el mes de enero se puedan confeccionar ya las listas electorales que se

utilizarían en caso de que fuera necesario. Estas listas serán expuestas al público con objeto de subsanar

aquellos errores que pueden haberse producido en la tramitación del censo.

"Esperamos que haya pocas variaciones, ya que los padrones de este año se han comparado, uno por uno,

con los que se obtuvieron en 1975. La razón de esta tarea, que tuvo que ser encomendada a una empresa

especializada, estuvo motivada ante la irregularidad del censo de 1975 y a la extrañeza que nos causó la

fuerte disminución de población en algunos distritos", manifestó Escolano.

Gracias a este trabajo previo al procesamiento de los datos se ha podido saber que únicamente los distritos

de Retiro, Fuencarral y Hortaleza han experimentado crecimiento, en tanto que los quince restantes han

ido perdiendo población, en especial y por este orden, Centro, Chamberí, Carabanchel y La Latina

Se ha comprobado también que ¡a población, a pesar de ser numéricamente la misma que la existente en

1970, ha sufrido una redistribución dentro de la ciudad. Asi, mientras distritos como el de Hortaleza han

incrementado su población en estos diez años en 66.000 personas, otros, como el de Centro, han visto

corno una cantidad similar (68.000) se marchaba.

En opinión de los técnicos consultados, se apunta la idea de que la población que entre 1970 y 1975

inmigró a Madrid ocupando zonas como Villaverde o Vallecas ha sido la misma que unos años después se

trasladó a una vivienda en una de las ciudades dormitorio existentes alrededor de Madrid.

Frente a estas variaciones, en los últimos años se ha mantenido, sin embargo, la proporción entre mujeres

y hombres. Según el último censo, el numero de mujeres se elevó a 1.664.675, lo que representa el 52,7%

de la población total, en tanto que la cifra de hombres fue de 1.494.143.

 

< Volver