Consumo. 
 El español, bien alimentado  :   
 No obstante toma excesivas calorías, demasiadas grasas y pocas vitaminas. Se ha potenciado el consumo de carne y ha disminuido el de pan. 
 Ya.    23/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

23-XII-77

ECONOMÍA

CONSUMO

EL ESPAÑOL, BIEN ALIMENTADO

No obstante toma excesivas calorías, demasiadas grasas y pocas vitaminas A y B2 • Se ha potenciado el

consumo de carne y ha disminuido el del pan

"El español está bien alimentado, aunque en mucho» casos lo hace Incorrectamente, y así toma, excesivas

calorías, demasiadas grasas y pocas vitaminas A y B2." Esta es una de las conclusiones publicadas por la

re. vista "Cambio 16" en un amplio informe sobre la situación del consumo en España. Entre otros puntos,

señal»;

La dieta que el español toma hoy le proporciona por habitante y día 3.040 calorías, 92,1 gramos de

proteínas y 131 gramos de grasas. Esto supone un cambio Importante en la dieta de los españoles desde el

punto de vista nutritivo en los últimos doce años, con aumentos del 21 por 100 en las proteínas que toma

y del 85 por 100 en las grasas.

Ha habido un enorme .descenso en el consumo de cereales (pan), de un 17 por 100, lo que significa que se

han sustituido determinados alimentos por otros de mejor calidad alimenticia.

Este descenso del consumo de pan ha ido paralelo con e1 aumento del consuno de carne, y así tenemos

que las proteínas de origen animal representan el 52,8 por 100 de las proteínes que tomamos ahora, con

un incremento respecto a 1964 del 71,7 por 100

En cuanto al capítulo de vitaminas, el más deficiente, faltan precisamente las vitaminas del crecimiento

(A y B). La vitamina A se encuentra, entre otros alimentos, en los productos lácteos, cuyo consumo en

España se queda bastante por debajo del normal de Europa.

Además de disminución en el consumo del pan, también el español compra menos aceite, grasas, patatas,

frutas, café, azúcar, confituras y bebidas alcohólicas; pero consume mayor cantidad de carne, pescados,

productos lácteos, galletas y bebidas no alcohólicas. En cuanto a la carne, cada español se come 63 kilos

al año, es decir, casi 200 gramos diarios. De ese total, cuatro kilos son de cordero, cuatro de conejo, 20 de

cerdo. 12 de vacuno, 20 de pollo... Con el pollo ocurre una cosa curiosa, y es que somos el país europeo

más aficionado a este tipo de carne.

El español toma, además, 102 kilos de leche al año, 307 huevos, 120 kilos de patatas, bebe 66 litros de

vino y 44 de cerveza. El consumo de cerveza se ha duplicado en estos doce últimos años, mientras que ha

descendido algo el de vino. El pescado, casi se mantiene igual, es decir, actualmente se consumen 30,5

kilos al año, mientras que hace doce años se consumía justo un kilo menos. Es previsible que ante las

enormes subidas que últimamente ha experimentado y las dificultades para la pesca, su consumo siga

disminuyendo. Hay que resaltar el desprecio del ama de casa por los pescados azules, más grasos pero de

igual valor nutritivo.

Respecto a las hortalizas, ha disminuido asimismo su consumo, situándose ahora en 123 kilos, mientras

hace doce años llegaba a los 132 por habitante y año.

Si analizamos el consumo por regiones, observamos une los vascos y navarros aprecian mucho la buena

mesa, y sus platos condimentados tienen muchas calorías. En el Norte se come mucha carne de vacuno y

pescado, legumbres, leche y azúcar. En Cataluña y Levante predominan las hortalizas, el arroz y los

agrios. En Castilla y Aragón se prefiere la carne y huevos, y en Andalucía aceite, pescado y frutas.

 

< Volver