Bandazo político a la izquierda en la población española     
 
 Informaciones.    15/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Bandazo político a la izquierda en la población española

SEGÚN una encuesta de Icsa-Gallup, realizada para INFORMACIONES en diciembre de 1976, el 27 por

100 de la población española se confesaba, políticamente, de izquierda, y el 38 por 100 se confesaba de

derechas, mientras que el 35 por 100 no opinaba sobre su adscripción a la derecha o a la izquierda. Poco

más de medio año después, en julio de 1977, celebradas ya las elecciones generales, Icsa-Gallup realiza

otra encuesta para INFORMACIONES y resulta que la población española pega un bandazo a izquierda

en su posicionamiento subjetivo —también desde el punto de vista político—. Suben entonces a un 50 por

100 los que se autoclasifican en la izquierda, bajan a un 20 por 100 *»6 que se proclaman de derechas y

se reduce al 30 por 100 la masa de los que Ü0 se definen.

Naturalmente no pueden precisarse con exactitud los conceptos de derecha yf de izquierda, y a veces,

partiendo de un eje convencional, se confunden con un espacio casi geográfico e incluso con una división

sólo ambivalente o maniqueísta, sin que se incluyan exactamente en una zona o en otra los partidos

políticos con sus nombres, siglas y apellidos, dando a la vez ocasión 4 que, con un planteamiento tan

simplista, abunden los ciudadanos que prefieren la abstención en la propuesta de autodefinición política.

Con todas las salvedades que suponen las consideraciones anteriores, lo cierto es que la encuesta arroja un

claro movimiento de la población española hacia la izquierda desde los tiempos del referéndum sobre la

reforma política hasta el período inmediatamente posterior a las elecciones generales. La variación podría

ser una señal de alerta para la acción de los partidos con vistas a las próximas elecciones municipales.

Hay que decir también que este fenómeno de giro hacia la izquierda no es nuevo ni quizá sea exclusivo de

España, sino que se produce habitualmente en los países que salen de una dictadura de derechas y que

buscan el pluralismo democrático. Luego, pasada la euforia de la fiesta democrática y merced sobre todo

a las exigencias de la situación económica, las aguas suelen encauzarse en un proceso de normalización

definitiva.

Para entender mejor el gráfico, conviene advertir que la numeración parte del 1 (identificando

convencionalmente esta cifra con ta extrema izquierda) y ega hasta el 10 (que, también

convencionalmente, se identifica con la extrema derecha). El centro se situarla, pues, en el 5 y el 6 del

gráfico, con las variantes del centro-izquierda en el 3 y el 4 y del centro-derecha, en el 7 y el 8.

Las columnas termométricas en blanco son porcentajes de diciembre de 1978 y las sombreadas se refieren

a porcentajes de la actitud de los españoles en julio da 1977. Han crecido mucho la extrema izquierda (del

1 al 4 por 100 en la primera columna) y la izquierda (fenómeno explicable si se tiene en cuenta su

reciente salida de la clandestinidad), mientras que ha disminuido sensiblemente la derecha y se reduce a

casi nada la extrema derecha (bajando del 8 al 1 por 100 en la columna décima). Evidentemente, hay un

desplazamiento hada la izquierda en toda la banda del gráfico —de la población española—, excepto en

las zonas del centro.

INFORMACIONES POLÍTICAS.

 

< Volver