Huelga de funcionarios     
 
 Diario 16.    25/11/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Huelga de funcionarios

El derecho de huelga es uno de íos legítimos recursos del trabajador para impedir que el empresario se

embolse dicho sea en términos marxistas una excesiva plusvalía.

Al margen de que las patronales expliquen que su lógica contrapartida es el despido libre, el verdadero

freno a un empleo irresponsable del derecho de huelga es en realidad el riesgo que para la continuidad de

la empresa lleva implícito su uso. Toda acción reivindicativa debe ser mesurada, pues caso de resultar

excesivamente intensa, puede acabar con los puestos de trabajo de quienes la emprenden.

De esa obligada búsqueda del punto de equilibrio es, de hecho, de donde nace un sindicalismo a la vez

eficaz y responsable.

Pues bien, nada de lo antedicho sirve para el caso de los funcionarios públicos, rebelados estos días contra

un patrón que jamás puede quebrar y que en realidad somos todos los españoles.

No vamos a entrar de momento en si sus peticiones son razonables o no y, en compensación, tampoco tra-

taremos de cuál es su rendimiento y eficiencia.

Lo que sí debe quedar claro es que cada punto salarial extra que obtengan los funcionarios, trabajadores

privilegiados por su envidiable estabilidad en el empleo, no será a costa de los yates de la oligarquía, sino

en detrimento del número de hospitales, escuelas y carreteras a construir con el dinero de todos.

 

< Volver