Autor: Martín, Ricardo. 
   Los conflictos en el campo y la administracón pública     
 
 Informaciones.    26/06/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

CONFLICTOS EN EL CAMPO Y LA ADMINISTRACIÓN PUBLICA

MADRID, 26 (INFORMACIONES^ por Ricardo Martin).

LA actualidad, ha. estado caracterizada la semana anterior por la huelga incontrolada» en Andalucía, que

resultó débil en la industria y servicios, mientras el campo respondía positivamente al llamamiento. La

única conclusión posible es que los sindicatos hegemónicos convocantes —U.G.T. y CC.OO.— también

lo son en Andalucia y dentro del sector agrario. De aquí a septiembre na se prevé la repetición de huelgas

«.controladas» por parte de los mayoritarios, pero ios «sindicatos S.U. C.S.U.T. y U.S.O. han emprendido

una experiencia —-precipitada por Ja época de! año en que nos encontramos— de movilizaciones, gwe se

plasmaron en Madrid esta semana y gue ya han programado en Navarra y País Vasco.

Tras el conflicto del campo, motivado por 1» presión para que se adopte un Plan de urgencia contra «1

paro, los sectores estatales siguen siendo los de más alta conflicti-

vidad; fundamentalmente, el funcionario que no termina de ver satisfechas sus reivindicaciones. Los

funcionarios de la Administración Institucional de Servicios Sociopro-

fesionales (A.I.S.S.) están dispuestos, según sus propias declaraciones, a continuar en. huelga

indefinidamente; mientras, los trabajadores del Instituto Nacional de Asistencia Social reivindican me-

joras salariales y sociales, que el Ministerio correspondiente rechaza.

Iguales perspectivas de conflictividad que no decrece podemos observar en el sector sanitario, con peligro

evidente de extensión de paros en Las Palmas o Málaga. £1 miércoles próximo se podría producir una

huelga de Hospitales Clínicos ante la posición del Ministerio de Educación y Ciencia, que en este caso se

enfrenta al criterio, favorable a las reivindicaciones obreras, del Departamento de Sanidad y Seguridad

Social, Otros funcionarios, los de aduanas, han determinado suspender momentáneamente su huelga de

celo, que ha provocado el cierre de la frontera de Irún durante la semana anterior, hecho que no ocurría

desde la segunda guerra mundial.

lív proliferación de conflictos que tienen al Estado como empresario comenzó a producirse al principio de

la etapa democrática, con especial incidencia frente a una baja de conflictividad en el sector privado.

Según criterios de observadores laborales, la seguridad en el empleo del funcionario influye

decisivamente en el planteamiento de los conflictos, pa que el sector privado es tajante en cuanto a los

despidos en caso de huelgas o paros. La enseñanza que han extraído los sindicatos en el sector de empresa

privada es que el despido libre viene proliferando. con motivo de situaciones de conflicto Si a. esto

unimos. Ja situación de desempleo general en los sectores privados, la decisión de ir o no a una huelga en

es-tos centros de trabajo es más meditada que en la Administración.

Le semana pasada concluyeron dos conflictos importantes: el del metal de Santander y el correspondiente

de Sevilla. Kste último ha supuesto la ruptura de la *uni-dad de acción» entre Comisiones Obreras y

U.G.T, al haber firmado la primera centra! sin consentimiento de la segunda, rompiendo el acuerdo

preestablecido al efecto. Quedan como conflictos enquistados» desde semanas anteriores el de panaderías

d« Álava y Navarra; el de la construcción barcelonesa, y el de Ascón, en Vigo. También permanecen en

huelga los trabajadores de la central nuclear de Ascó, en Tarragona, y prosiguen los paros Intermitentes

en Alúmina - Aluminio; de Lugo. Por lo que respecta a los conflictos de empresas afectadas por ex-

pedientes de crisis o negociaciones colectivas particulares, permanecen los de Reyfra, Garza, Firestone y

Flex. Tampoco tíene perspectivas de terminar en la presente semana el problema de Astilleros de Palma

de Mallorca y la huelga de estibadores, que provoca´ una situación caótica en el puerto de Barcelona

desde hace semanas.

Por lo que se refiere al conflicto de la Policía, la «huelga de celo» concluyó de momento, emprendíendose

negociaciones- entre los funcionarios y el Ministerio del Interior para llegar a un acuerdo en el problema

de les incompatibilidades.

Con motivo de los conflictos que están surgiendo —especialmente en regiones con regímenes

preautonómicos—, los Gobiernos correspondientes están interviniendo de forma generalizada para la

resolución de le» problemas laborales más acuciantes.

26 de junio d« 1973

 

< Volver