Funcionarios estatales y sincidales     
 
 Ya.    07/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

FUNCIONARIOS

ESTATALES Y SINDICALES

Don Agustín Fernández Borja. desde Toledo, nos remite una carta en la que dice, entre otras cosas:

He leído en YA un artículo titulado "La incorporación de] persona) sindica] es discriminatoria para los

funcionarios estatales", que aparece en el número de! día 27-XI pasado.

No es verdad que, en forma general, los funcionarios tengan coeficientes superiores a los estatales. En ei

mismo número de YA, en la página 11, se consigna que existen funcionarios estatales que disfrutan de un

coeficiente de! 5,5, coeficiente que no percibe ningún funcionario sindical. Yo no lo percibo y soy

funcionario de Cuerpo Especial.

Por otra parte, existen los llama dos "complementos" para los distintos cuerpos al servicio d«í Estado, que

en algunos casos llegan a suponer cantidades sustancialmente superiores a lo que en conjunto perciba

mensualmente cualquier funcionario sindical de nivel superior.

En el número 96 de la revista "Doblón" aparece un baremo, que no ha sido desmentido por nadie, de los

"complementos" que reciben una serie de cuerpos del Estado, que superan con mucho el sueldo total

percibido por el mejor retribuido funcionario sindical. Según esta publicación, el complemento para

determinado cuerpo alcanzaba en 1975 la cifra de pesetas 111,480 a) mes, cifra no alcanzada por la

remuneración total—;qué más quisiéramos!—de ningún funcionario sindical. ;Y esto es sólo un

complemento! ¿Cuánto cobran en realidad y cuál es la justificación de su protesta?

Un segundo punto muy curioso se refiere a las pensiones de Jubilación. Los autores de esto parecen

ignorar la existencia de un organismo denominado Montepío de Funcionarios de la Organización

Sindical, que no es, técnicamente, más que una mutua de seguros para una serie de señores que se han

adherido a la misma. Naturalmente, el nivel de su jubilación está de acuerdo con sus aportaciones durante

toda su vida como funcionario.

Si los funcionarios estatales quieren tener las mismas prestaciones de jubilación no tienen más que

organizar su propia mutualidad, pagar las cuotas correspondientes y tendrán, a su debido tiempo las

mismas prestaciones. Pretender tener prestaciones sin cotización previa es una de las muchas pretensiones

ridiculas que estamos viviendo actualmente.

 

< Volver