Autor: González Molina, Mario. 
 Los funcionarios locales, Cenicienta de la Administración Española. 
 Desde 1963 sus sueldos han permanecido inmóviles     
 
 Madrid.    17/10/1968.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Los funcionarios locales, cenicienta de la Administración española

Desde 1963 sus sueldos han permanecido inmóviles

Más dé 130.000 funcionarios de la Administración Loca!, con sus respectivas familias, están pendientes

de las deliberaciones de las Cortes Españolas. El problema económico por que atraviesan estos

funcionarlos, como tal estamento social, no tiene parangón actualmente ni con la sufrida clase del

Magisterio. Constituyen ciertamente la Cenicienta de la Administración pública española y aún diriamos

que de casi todas las clases sociales de nuestra Patria.

Con la Intención de remediar este insostenible estado de cosas, se está aprobando en las Cortes Españolas

el proyecto de ley de Bases, que ha de acomodar los sueldos de estos funcionarlos a los del Estado. Sobre

las vicisitudes de este proyecto de ley, interrogamos a don Esteban Pérez Quesada, presidente del Colegio

Nacional de Funcionarlos d« Administración Local.

—¿Qué salarios rigen para los funcionarios locales?

—Los sueldos actuales se fijaron por ley de veinte de julio de mil novecientos sesenta y tres. Desde esta

fecha han contemplado Impávidos cómo se na elevado el jornal mínimo por tres reces, como los

funcionarlos de) Estado han visto notablemente Incrementados sus emolumentos y cómo ha subido el

coste de la vida. Los funcionarlos de la Administración Local han quedado notablemente postergados,

tasto en relación con sus colegas del Estado como en relación con los obreros.

—¿Cómo surgió el actual proyecto de ley?

—AI discutirse en las Cortes el proyecto de ley de Reforma parcial de la ley de Régimen local se

Introdujo un articulo por el tUie el Gobierno se comprometía a remitir dentro del aflo siguiente un

proyecto de ley de equiparación de loa funcionarios locales con los del Estado.

Como es sabido, el Gobierno apuró al máximo esté plazo y, por fin. en julio de mil novecientos sesenta y

siete llego a las Cortes´ el proyecto de ley. Pero he aquí que cuando los interesados se las prometían muy

felices, llegaron las medidas de austeridad y congelación que, efectivamente, dejaron heladas las

esperanzas de estos funcionarios. No se tuvo en cuenta, a la hora de apretarse el cinturón, que lo*

funcionarios de la Administración Local ya tenían

el estómago vacio y estaban en una enorme desventaja en relación con sus colega? del Estado. Pese a

todo, las medidas de congelación por lo que respecta a los sueldos se llevaron a rajatabla, y los

funcionarlos de Administración Local, en este año bisiesto y siniestro para sus bolsillos, Han soportado

con un estoicismo digno de Séneca los mismos sueldos que tenían en el año mil novecientos sesenta y

tres.

—¿Qué ventajas, encuentra en el proyecto?

—En general, el aumento de sueldos, que debe ser fundamental para ponernos en linea con los .demás

estamentos del país y de acuerdo con el rango que debe tener la Administración Local, Luego, ya en

detalle, encuentro ventajosa la regulación de los derechos adquiríaos, U fie los servicios interinos y, sobre

todo, el señalamiento de la fecha a partir de la cual han de ponerse en vigor los beneficios de esta ley.

—¿Y desventajas?

—En principio, no estoy de acuerdo con las atribuciones de las Corporaciones Locales pora tí

nombramiento y clasificación del persona], y tampoco estoy conforme con que queden al arbitrio de las

mismas la asignación de complementos, ya que esto dará lugar a errores y a presiones, e incluso a que la

Corporación dedique este dinero a otras atenciones ajenas al personal.

MARIO GONZÁLEZ MOLINA

29 DE OCTUBRE DE 1968

 

< Volver