Negativa para cambiar los términos del dictámen. 
 Los funcionarios, contra la comisión de Hacienda del Congreso     
 
 Informaciones.    23/06/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

NEGATIVA PARA CAMBIAR LOS TÉRMINOS DEL DICTAMEN

LOS FUNCIONARIOS, CONTRA LA COMISIÓN DE HACIENDA DEL CONGRESO

MADRID, 23 (INFORMACIONES, por Pedro Moreno). CONVOCADA con urgencia, Tu la comisión

de Hacienda del Congreso acordó no tomar postura ante la invitación del presidente de la Cámara para

rectificar el dictamen recientemente acordado sobre el proyecto de ley de impuesto sobre la Renta de tas

personas físicas.

Concretamente, el escrito presidencial se refiere a la disposición adicional sexta del dictamen, disposición

adicional que, al parecer, fue modificada mediante enmienda can voce» presentada, por el diputado de

U.C.D. don Jaime García Añoveros, seguramente aconsejado por el Ministerio de Hacienda, lo que, de ser

cierto, explica el ardor que ayer puso el señor Añoveros en la defensa del dictamen, disposición adicional

incluida.

ESCRITO DE DIPUTADOS

El tema es mucho mas borrascoso si se tiene en cuenta que fue introducida en el dictamen después de

terminadas las sesiones de la comisión y en. el curso de las reuniones llamadas «de corrección de estílo.,

antes de enviar el texto a la imprenta para su inserción en el «Boletín Oficial de las Cortes».

Varios diputados, conocidos los términos de 3a enmienda aceptada, enviaron un escrito a la mesa del

Congreso señalando que el precepto contenido «queda, por su naturaleza, al margen del ámbito de com-

petencias de la comisión». El primer firmante de dicho escrito es el secretario de la Cámara y diputado de

U.C.D., don Francisco Soler Valero. En la reunión mantenida por la mesa se acordó aceptar el espíritu de

la comunicación, motivo por el cual el presidente, don Fernando Alvarez de Miranda, envió un escrito al

titular de la comisión de Hacienda, el socialista don Luis Solana, en el que se señala que la enmienda es,

«por su naturaleza, una proposición de ley que debió tramitarse como tal, sin hurtarse a la competencia de

la mesa del Congreso, de la Junta de portavoces so, de la Junta de portavoces cía, que seria

verosímilmente la competente por razón de la materia».

El último párrafo del escrito presidencial señala que «en función del deber que incumbe a esta Presidencia

de cumplir y hacer cumplir el Reglamento, me creería obligado, en consecuencia, llegado el raso, a

advertir al Pleno sobre la imposibilidad de deliberar y pronunciarse sobre preceptos acerca de cuyo

contenido ni esta Presidencia ni la mesa tiene facultad alguna, pero cuya elaboración ha, seguido Una vía

totalmente antirreglamentaria. Por esta razón, para evitar una situación enojosa, sería conveniente que V.

I. reuniese con la mayor urgencia posible a esa comisión de su digna Presidencia, para que considere la

posibilidad de modificar su dictamen, eliminando de él la disposición adicional sexta en su totalidad, todo

ello, claro está, sin perjuicio del derecho del diputado enmendante a tramitar romo proposición de ley su

propuesta originaria).

GRUPO DE PRESIÓN

En el fondo del problema, latente en las últimas jornadas parlamentarias, se esconde el malestar surgido

en algunos cuerpos de funcionarios ante la evidencia de que a los mismos sean incorporados

miembros de cuerpos a extinguir o carentes de título. «En el fondo —señala uno de los miembros de la

comisión— subyace el egoísmo corporativo de algunos técnicos de la Administración. Pública, celosos

guardianes de viejos privilegios que no aceptan socializar ni compartir.»

La disposición, adicional origen del tema se refiere a la participación de distintos Cuerpos de funcionarios

en la Inspección tributaria, disposición mal recibida por el Cuerpo de técnicos de la Administración Civil

del Estado opuestos a la integración en el mismo de los miembros de la escala técnica del Ministerio de

Hacienda. La razón argumentada es que, mientras los primeros poseen título universitario, los segundos

no lo necesitaban para acceder a Ja función,

COMPETENCIAS

«Se nos declara incompetentes y no debemos guardar silencio —señaló durante los debates el diputado de

U.C.D. García Añoveros—, especialmente porque no debemos admitir que se nos declare como tales en

temas referidos a los funcionarios del Ministerio de Hacienda.» Señaló que la comisión ha abordado los

temas del funcionariado sin planteamientos egoístas», y dijo que, en su opinión, "es bueno cam-

biar el estatus de algunos funcionarios para la reforma tributaria, sobre todo porque se trata de una

cuestión relativa ordenar la clase administratíva al servicio del Estado y no de castas». El señor Garcia

Añoveros reiteró el apoyo de grupo de U.C.D. en la comisión de Hacienda «a la totalidad del dictamen»,

y significo el hecho de que «no estamos obligados a pronunciarnos a favor ni en contra».

Indirectamente, don Enrique Barón, diputado socialista, acusó de incoherencia al grupo de U.C.D. al

señalar que «no hay entre los firmantes del escrito corporativo ningún diputado del P.S.O.E., escrito que

pone en difícil situación la comisión de Hacienda. Además - prosiguió el señor Barrón- hemos topado de

lleno con uno de los problemas mas graves de este país, el de los intereses corporativistas». Don Enrique

Barón se refirió a La urgente necesidad de una lev de la Función Pública que evite la política de párcheos

. Señaló que la comunicación del presidente del Congreso «nos anuncia un próximo fusilamiento,

pidiéndonos que, para evitarlo, nos hagamos el "hara-kiri".

Después de «diez minutos de reflexión», la comisión de Hacienda decidió «darse por enterada de la

comunicación presidencial y considera que debe ser la Presidencia quien resuelva reglamentariamente la

inclusión o no en el dictamen de la disposición adicional sexta». El acuerdo señala también el deseo de

los comisionados «para que el debate del proyecto de ley en el Pleno del Congreso se haga con celeridad.

23 de junio de 1978

 

< Volver