Autor: Aguilar, José. 
 Andalucía ante la formula autonómica del Gobierno. 
 La Junta solicita a Martín Villa que concrete la propuesta gubernamental     
 
 El País.    23/10/1980.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

La Junta solicita a Martín Villa que concrete la propuesta gubernamental

JOSÉ AGUILAR. Sevilla

El Consejo Permanente de la Junta de Andalucía decidió ayer convocar un pleno extraordinario del

organismo preautonómico para el próximo viernes, en Sevilla, en el que adoptarán acuerdos definitivos

sobre la propuesta realizada por el Gobierno para dar una salida al proceso autonómico andaluz.

Previamente, el consejo espera que el ministro de Administración Territorial, Rodolfo Martín Villa,

remita por escrito la oferta concreía y detallada que hace el Gobierno. El presidente de la Junta, Rafael

Escuredo, dio cuenta al consejo de la carta enviada por Martín Villa, en la que le solicitaba iniciar

contactos urgentes para conocer su opinión sobre la vía del artículo 144 para la autonomía andaluza, y se

decidió posponer una toma de postura definitiva hasta que el propio ministro ex-plique el contenido de su

propuesta. Así, pues, la situación autonómica andaluza no quedará despejada hasta el viernes, día 26.

Escuredo rechazó ayer que su intervención en el Pleno del Congreso, en el que se votó la moción de

confianza, hubiese tenido carácter partidista, y pidió absoluta transparencia en cualquier posible

negociación sobre el proceso autonómico. El Consejo Permanente de la Junta decidió solicitar que se

televise el debate del plenario de la misma a todos los ciudadanos andaluces, aunque sea en diferido.

En una conferencia de Prensa convocada al término de la reunión, Rafael Escuredo salió al paso de unas

informaciones procedentes de fuentes centristas, según las cuales él conocía la propuesta gubernamental

sobre la autonomía andaluza antes del Pleno del Congreso en el que se votó la cuestión de confianza.

Informaciones recogidas por el PAÍS entre dirigentes nacionales de UCD hacían referencia a que el

presidente de la Junta sabía también que el PSA iba a aceptar la oferta autonómica del Gobierno para

Andalucía e iba a votar favorablemente la moción de confianza. Según estas fuentes, Escuredo había

argumentado que no entraría a negociar sobre el artículo 144 de la Constitución, cuya formulación

concreta le fue presentada por Pérez Miyares hace varias semanas, a no ser que el PSA participase

también en las negociaciones. Una vez conseguido el acuerdo UCD-PSA, Escuredo fue informado del

mismo, lo que en teoría salvaba el único obstáculo para que el presidente de la Junta protagonizase la

negociación. Escuredo había planteado, de hecho, el tema en el Grupo parlamentario Socialista, y Alfonso

Guerra tal vez se negó rotundamente a considerar la posibilidad de que el PSOE aceptase la vía del 144.

Hay que indicar que estos extremos no han podido ser confirmados en medios socialistas y que no es

descartable que las acusaciones formen parte de la guerra verbal que los partidos se han declarado en

Andalucía. Del clima que ha creado puede dar idea la frase de Fernando Soto, secretario general del PCA,

sobre la postura del PSA: «Suárez le ha puesto un piso en Marid a Rojas-Marcos». En cualquier caso,

Escuredo dijo ayer que los representantes gubernamentales le habían hablado durante el verano de la

propuesta autonómica en términos muy vagos e inconcretos, y añadió: «Si el señor Pérez Miyares ha

dicho de verdad que él me había ofrecido la formulación concreta de la propuesta de UCD, yo tendría que

contestarle que eso es absolutamente falso». Por el momento, la iniciativa de esta contienda política que

sé ha abierto en Andalucía la lleva Unión de Centro Democrático, que ha presentado una oferta concreta

para salir de la crisis económica y ha logrado dividir a la izquierda. Los centristas andaluces aparecen

especialmente satisfechos ante la acogida que su propuesta ha recibido en la mayor parte de los medios de

comunicación social andaluces y ante la recuperación para sus filas de hombres como el senador gaditano

Pedro Valdecantos, dimitido en enero pasado como consejero de Agricultura, en solidaridad con la

postura de Clavero, y el malagueño José García Pérez, aunque éste continúa aún en el Grupo Mixto del

Congreso. En medios ucedistas se critica fuertemente la postura adoptada por Manuel Clavero, de quien

se recuerda que fue el primero que habló en público de la fórmula del artículo 144, aun reconocien-

do su dificultad. Sin embargo, Manuel Clavero insiste en que su propuesta ha sido desnaturalizada y que

la fórmula Martín Villa se aparta notablemente de la interpretación extensiva del artículo 144 por él

apuntada. El malestar se hace extensivo, a otro nivel, hacia Landelino Lavilla, presidente del Congreso,

por haber permitido el uso de la palabra al ex ministro de Cultura, en una interpretación muy laxa del

reglamento de la Cámara. «La maniobra estuvo muy burdamente preparada, porque Felipe González no

hizo alusión, sino mención, a Clavero», señalaron. Otra de las preocupaciones de UCD en el momento

presente es la amenaza de movilizaciones hecha por socialistas y comunistas, apoyados por los

extraparlamentarios PAU-PTA y MCA. El consejo de Comisiones Obreras de Andalucía, la principal

central sindical de la región, hizo público, al término de su reunión del pasado fin de semana, el apoyo

total de este sindicato a las acciones que pueda convocar la Junta y la exigencia del 151, «única vía que

garantiza la igualdad con las nacionalidades que han conseguido la autonomía». El temor centrista se

refiere no sólo a las movilizaciones callejeras, sino también a las iniciativas de centenares de

ayuntamientos andaluces en manos de la izquierda, hasta el punto de que un dirigente nacional de UCD

insinuó a EL PAÍS que su partido podría presionar al PSA para que éste abandone sus pactos con PSOE y

PCE en algunos municipios importantes.

El "pacto por Sevilla", en dificultades

Paralelamente, el pacto por Sevilla, propuesto el día 2 de septiembre por el alcalde de la ciudad, el

miembro del PSA Luis Uruñuela, para hacer posible la incorporación de los concejales de UCD al

gobierno municipal, parece prácticamente imposible en el actual panorama político.

 

< Volver