El PSOE mantiene su declaración de guerra     
 
 Diario 16.    25/02/1977.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

El PSOE mantiene su declaración de guerra

MADRID, 25 (D16). — La comisión ejecutiva del PSOE estuvo reunida en la tarde de ayer, con la

asistencia del primer secretario, Felipe González, que horas antes había regresado de Tel-Aviv, en doná´e

asistió a un Congreso del Partido Laborista Israelí, reafirmando lo que se puede calificar de "declaración

de guerra" al Gobierno.

La ejecutiva del PSOE hizo un análisis más reposado del tema de la legalización del sector histórico y

estudió la estrategia a seguir a partir de este hecho. Se reafirmó la dura declaración hecha pública ayer

contra el Gobierno y la decisión de abandonar la comisión negociadora.

Un portavoz de la ejecutiva del Partido Socialista manifestó a D16 que la respuesta que se ha dado no ha

supuesto problemas internos de ningún tipo, también precisó que el abandonar la comisión negociadora

no supone alejarse del conjunto de la oposición democrática.

Un millón de octavillas

Un millón de octavillas, conteniendo el programa de actuación del partido, fueron repartidas ayer por

miles de militantes del PSOE por las calles madrileñas, así como por los buzones de las casas, dijeron

fuentes de este partido.

También ofrecieron a los transeúntes el último número de su órgano de prensa, "El Socialista", tamaño

tabloide, al precio de quince pesetas. Los únicos incidentes que se registraron los protagonizaron algunos

guardias municipales que obligaron a levantar algunas mesas instaladas en la calle con publicaciones.

Boyer pide apoyo para el PSOE

Miguel Boyer, hasta hace unos días miembro de la ejecutiva del PSOE y hoy en la del Partido Social

Demócrata (PSD), declaró a D16 que todas las fuerzas democráticas han de apoyar en estos momentos al

partido de Felipe González y censurar la decisión del Gobierno de legalizar al sector histórico del PSOE,

ya que a su juicio ha sido un error grandísimo que puede torcer el proceso de democratización del país.

A Boyer, que sigue sintiéndose vinculado afectivamente al PSOE, le preocupa que su antiguo partido "al

sentirse maltratado, tome posiciones que luego tengamos que lamentar todos. Esto puede crear un clima

de tensión muy grande entre el PSOE y el Gobierno, que unido a la no legalización de los partidos

comunistas puede dirigir el proceso político a posiciones más maximalistas y rígidas, después de que se

había creado un clima de distensión".

"Reduce al absurdo —añadió Boyer— lo que hasta ahora parecía :una política realista del Gobierno,

reconociendo la importancia del PSOE renovado, y asemeja un castigo a éste por su indocilidad y un

premio a los domesticados."

Los históricos, con Fernández Miranda

Torcuato Fernández Miranda, presidente de las Cortes, recibió ayer en su despacho oficial a José Prat y a

Manuel Murillo, presidente y secretario general, respectivamente, del PSOE (histórico), quienes le

agradecieron la "buena acogida que había tenido por su parte una petición que le formularon a finales de

año para que su partido fuera legalizado", informó Europa Press.

En la entrevista estuvo también presente Antonio García López, secretario general del Partido

Socialista Democrático Español (PSDE).

Murillo, en TVE

Manuel Murillo intervino ayer en la primera edición del "Telediario", declarando que quería hacer llegar a

todos los trabajadores, a todos los españoles, un mensaje de paz y fraternidad, al tiempo que hizo una

llamada a la amistad y unidad socialista.

En el mismo espacio intervino el liberal Joaquín Satrústegui, cuyo partido también ha sido legalizado.

 

< Volver