Por el conflicto PSOE-Gobierno. 
 La oposición endurece su postura negociadora     
 
 Diario 16.    25/02/1977.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Por el conflicto PSOE-Gobierno

La oposición endurece su postura negociadora

MADRID, 25 (D16).—Con la ausencia del presidente del Partido Socialista Popular (PSP), Enrique

Tierno-Galván y la asistencia parcial del representante del PSOE, los negociadores de la oposición

("comisión de los diez") celebraron ayer un nuevo encuentro.

Una nota, emitida tras la reunión, evidencia que la comisión endurecerá su postura negociadora con el

Gobierno.

La "comisión de los diez" se convirtió ayer en la "comisión de los nueve", tras el abandono del PSOE

como consecuencia de la legalización del PSOE histórico.

Enrique Múgica, que acudió a la reunión en sustitución de Felipe González, asistió a la reunión de la

comisión durante tres de las cuatro horas que duró el encuentro, explicando a sus nueve compañeros las

razones que motivan a su partido a abandonar la comisión.

Se reconsideran las elecciones

Una dura nota, leída al final de la reunión (en el domicilio de Joaquín Satrústegui) por el democristiano

Antón Cañellas, señala que "la decisión del Gobierno de prolongar la ilegalidad de partidos prácticamente

en vísperas de las elecciones pone en entredicho la sinceridad democrática de todo el proceso electoral y

puede llevar a las fuerzas democráticas a reconsiderar seriamente su actitud ante esto". Se pide la

inmediata legalización de "todos los partidos reconocidos en los países democráticos".

La misma nota expresa la preocupación de la comisión por la lentitud en la aplicación de la amnistía, e

insiste en la necesidad de la disolución del aparato político del Movimiento, en la efectiva neutralidad

política de la Administración y en el riguroso control del proceso electoral mediante la intervención de

representantes de los partidos en las Juntas electorales y en los medios de comunicación, especialmente la

televisión.

También protestó la "comisión de los nueve" por la decisión del Gobierno de legalizar al PSOE histórico.

El último párrafo de la nota expresa la esperanza de "los nueve" en que "el PSOE reconsidere su actitud y

siga participando en las tareas de la comisión".

Carrillo sigue

Más tarde, el representa n t e comunista, Santiago Carrillo, diría que esperaba que "todo el mundo siga en

la comisión de los diez". Afirmó rotundamente que el Partido Comunista seguiría entre los negociadores y

negó que hubiese crisis en la comisión. "La crisis es entre el PSOE y el Gobierno", dijo.

Pero Cañellas, respondiendo a preguntas de los informadores, reconoció que la comisión negociadora

"quedaría muy afectada" si en ella no participa el PSOE. Dijo que el Gobierno sigue sin dar una fecha

concreta para recibir la visita de la subcomisión que debería conversar sobre el tema de las

nacionalidades. Como se recordará, de esta comisión se autoexcluyó Carrillo, ante las dificultades puestas

por Presidencia para recibir al secretario general del PCE.

Siempre cauto y reservado, Cañellas no quiso comentar el análisis del PSOE en el sentido de que el

Gobierno ha llegado al límite de su capacidad negociadora. Tampoco quiso hablar de "crisis" en el seno

de la comisión y, al ser preguntado por la posible significación de la inasistencia del representante del

PSP, sólo dijo que Tierno había tenido "dificultades para asistir".

Además de los habituales, asistió a la reunión, en representación de la Coordinadora de Organismos

Sindicales (COS), Jesús Mancho, de la UGT. Mancho afirmó que la UGT, como miembro de la COS,

seguirá en la "comisión de los diez".

 

< Volver