Por la aceptación del sector histórico. 
 El PSOE (renovado) se retira de la negociación con el Gobierno     
 
 Informaciones.    24/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

POR LA ACEPTACIÓN DEL SECTOR HISTÓRICO

El P.S.O.E. (renovado) se retira de la negociación con el Gobierno

• SE TRATA DE UNA «DECLARACIÓN DE GUERRA», SEGÚN EL SECTOR

RENOVADO

• DON FELIPE GONZÁLEZ, INFORMADO TELEFÓNICAMENTE EN TEL AVIV

MADRID, 24 (INFORMACIONES).

LA decisión adoptada ayer por el Ministerio de la Gobernación de legalizar al Partido Socialista Obrero

Español (sector histórico) ha provocado una inmediata y virulenta reacción del P.S.O.E. renovado,

legalizado con esas siglas el pasado jueves.

En la tarde de ayer y hasta la madrugada se reunió la comisión ejecutiva del partido, que redactó un duro

comunicado en el que se condena y analiza la decisión adoptada por el Gobierno, concluyendo en la

decisión de romper definitivamente cualquier negociación entre la Administración y el partido.

COMUNICACIÓN A FELIPE GONZÁLEZ

Fuentes de la comisión ejecutiva del P. S. O. E. renovado comunicaron en la pasada madrugada a

INFORMACIONES que el señor Múgica Herzog, que en ausencia de don Felipe González representa al

P. S. O. E. en la comisión negociadora de la oposición, acudirá esta tarde a la reunión que la comisión

celebra en el despacho de don Joaquín Satrústegui para comunicar a los demás miembros de la misma la

decisión del P. S. O. E. de retirarse, definitivamente, de la comisión y de cualquier negociación con él

presidente Suárez.

Las mismas fuentes de la ejecutiva del P. S. O. E. informaron ayer de que el texto y los acuerdos

elaborados por la comisión ejecutiva del Partido Socialista Obrero Español fueron comunicados

telefónicamente al secretario general del P. S. O. E., don Felipe González, en Tel Aviv, y que todos los

miembros de dicha comisión ejecutiva han manifestado su conformidad en ambos casos.

En los medios de la dirección del P. S. O. E., la decisión adoptada ayer por el Gobierno ha sido calificada

como una "declaración de guerra" al partido, que, en todo momento, ha puesto especial énfasis al

relacionar su actitud dialogante con el Gabinete Suárez con el respeto y el reconocimiento por parte de

éste de la hegemonía de las siglas que identifican, tanto en el país como a nivel internacional, al Partido

Socialista Obrero Español. La decisión adoptada por el Gobierno fue conocida en la sede del Partido

Socialista Obrero Español, en uno de cuyos balcones ha sido instalada ya la enseña del partido.

ATENTADO CONTRA EL SOCIALISMO

«Al legal izar el Gabinete Suárez a dicho grupo —dice el comunicado de la comisión ejecutiva del

P.S.O.E., al referirse al partido de Manuel Murillo con una sigla que induce a confusión con el Partido

Socialista Obrero Español, el Gobierno ha cometido un gravísimo atentado contra el socialismo español,

que tanto nuestro partido como el socialismo internacional han de tener muy en cuenta.» En su texto, la

comisión ejecutiva del P.S.O.E. comienza señalando el origen del P.S.O.E. (histórico) como «escisión

minoritaria ocurrida en el congreso de 1972, al negarse una pequeña fracción a aceptar la disciplina

emanada de la decisión mayoritaria en los órganos del partido.

Señala igualmente que el P.S.O.E. (histórico) rechazó en su día un congreso democrático de reunificación

porque exigían como condición previa que el P.S.O.E. abandonase los organismos unitarios de la

oposición» y que el actual secretario del sector histórico no pertenecía al partido en el momento de la

escisión de 1972. «El Gobierno —continúa el comunicado— conoce perfectamente que el llamado grupo

histórico es una pequeña escisión del P.S.O.E. Quizá le sea grato por ser un grupo que solicitó

servilmente su paso por ventanilla, que suplicó de las Cortes y del Rey ser inscrito, que aconsejó el voto

«sí» en el referéndum y que hace unos días coincidía con la extrema derecha en mostrarse contrario al

establecimiento de relaciones diplomáticas con los países del Este.»

«Denunciamos enérgicamente esta maniobra del Gobierno de la Corona para sembrar la confusión en la

izquierda y dificultar con métodos tortuosos el próximo proceso electoral, induciendo a confusión de

siglas y causando desorientación en los partidos de la clase trabajadora. Cada día, con su comportamiento

con los partidos de clase, se muestra el actual Gobierno menos apto para presidir con imparcialidad unas

elecciones. El Régimen ha de considerar por qué métodos pretende consolidarse, porque no es la primera

vez que en nuestro país una democracia auténtica requiere, inevitablemente, un cambio de Régimen. Esta

comisión ejecutiva entiende que la manipulación operada arbitrariamente desde el Poder contra el

P.S.O.E., excluye para nosotros la credibilidad sobre las intenciones de limpieza democrática del

Gobierno y, en consecuencia, la oportunid a d de negociar con este Gobierno.»

La clara ruptura de relaciones que, tras el comunicado difundido ayer, se ha establecido entre el Gobierno

y el P.S.O.E., sitúa en una perspectiva problemática y de imprevisibles consecuencias la participación de

este partido en el inmediato proceso político, en lo que respecta a los proyectos del Gabinete.

 

< Volver