Autor: Hernández Domínguez, Abel. 
   Roto el Pacto de la Moncloa     
 
 Informaciones.    24/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

ROTO EL «PACTO DE LA MONCLOA»

Por Abel HERNÁNDEZ

El supuesto "pacto de la Moncloa" entre el presiden te Suárez y don Felipe González ha quedado roto con

la legalización del P.S.O.E. histórico. Se acabó la exclusiva para los psoeístas renovados, tras muchos

meses de forcejeo. El Gobierno ha optado por la solución salomónica al tener que dictaminar sobre la

herencia de Pablo Iglesias. Y del pacto se ha pasado a la guerra. El amparo del señor Willy Brandt (al que

ahora se acusa de cobrar de la C.I.A.) no ha servido. Las amenazas de portazo reiteradas por el P.S.O.E.

de don Felipe González, tampoco. Condenar a la clandestinidad al sector psoeísta de don Manuel Murillo

(que colaboró desde el principio con el Gobierno Suárez y que contribuyó al éxito del referéndum) no

parecía justo. Lo democrático es que juegue todo el mundo y que el pueblo decida con sus votos. La

democracia no se hace en las conversaciones secretas de despacho.

Sospechamos, sin embargo, que detrás de la legalización del P.S.O.E. histórico hay algo más. El

Gobierno —una parte, al menos— está buscando su ubicación electoral. El Grupo Parlamentario

Independiente (cuyas relaciones con el señor Martín Villa son cordiales) decidió ayer constituirse en

partido de tendencia socialdemócrata. El propio don Rodolfo recibía ayer tarde en su despacho a los

dirigentes del Partido Social Demócrata Español. Son simples indicios. Parece, de todas formas, que se va

a potenciar un centro-izquierda, en el que estará ausente el P.S.O.E. de don Felipe González, en contra de

las primeras previsiones. Por eso se ha roto, quizá, el «pacto de la Moncloa».

Pero la operación es de amplios vuelos y va a remodelar considerablemente el mapa electoral. La ofensiva

desatada en el Centro Democrático contra la U.D.E. del señor Monreal tiene, al parecer, sus proyectiles

dirigidos hacia cuatro ministros del Gobierno Suárez, que pertenecen a U.D.E.: los señores Osorio,

Carriles, Reguera y De la Mata. Un destacado dirigente político nos ha hablado de «complot contra cuatro

ministros» y de «segunda edición del complot de Aravaca». Lo que sea, sonará. Lo que parece claro es

que entre el P.S.O.E. del señor González y el Centro Democrático, que tenía vocación de llegar a la

Moncloa, el Gobierno —una parte poderosa del Gobierno— está tomando posiciones para el día de las

urnas.

 

< Volver