Dura nota del PSOE renovado. 
 La legalización del PSOE histórico, un gravísimo atentado contra el socialismo     
 
 Ya.    25/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

25-II-77

INFORMACIÓN NACIONAL

DURA NOTA DEL PSOE RENOVADO

"La legalización del PSOE histórico, un gravísimo atentado contra el socialismo"

"Nuestro partido y el socialismo internacional lo tendrán muy en cuenta"

"Es una maniobra del Gobierno para sembrar la confusión en la izquierda"

"La manipulación operada desde el poder excluye para nosotros la oportunidad de negociar con este

Gobierno"

El PSOE renovado ha vuelto a poner de actualidad una frase de su secretario general, Felipe González:

"La legalización del PSOE histórico por parte del Gobierno supondría una declaración de guerra."

Efectivamente, la inscripción del sector de Manuel Murillo en el Registro de Asociaciones Políticas del

Ministerio de la Gobernación ha tenido como réplica un sustancial cambio de actitud del PSOE renovado

en la negociación y relaciones con el Gobierno y una dura nota de protesta, donde, tras recordar que el

PSOE histórico tuvo su origen "como escisión minoritaria ocurrida en el Congreso de 1972, al negarse

una pequeña fracción a aceptar la disciplina emanada de la decisión mayoritaria en los órganos del

Partido", dice:

Después de varios años de inexistencia en el campo de la oposición militante contra el franquismo dentro

de España aparece, tras la muerte de Franco, el grupo escisionista con el nombre de PSOE histórico.

Desde entonces, tras rechazar un congreso democrático de reunificación — que aceptó una parte de su

sector — , se aliaron con el señor García López y con el señor Cantarero. Rechazaron el congreso de

reunificación porque exigían como condición previa que el PSOE abandonase los organismos unitarios de

la oposición, conforme consta en documento suscrito por el mentor de la mencionada fracción, Ovidio

Salcedo. El actual secretarlo del llamado sector histórico no pertenecía siguiera al partido en el momento

de la escisión de 1972. Tan artificioso es el montaje de dicho grupo.

Al legalizar el Gabinete Suárez a dicho grupo con una sigla que induce a confusión con el Partido

Socialista Obrero Español, el Gobierno ha cometido un gravísimo atentado contra el socialismo

español, que tanto nuestro partido como el socialismo Internacional han de tener muy en cuenta.

El Gobierno conoce perfectamente que el llamado grupo histórico es una pequeña escisión del PSOE.

Quizá le sea grato por ser un grupo que solicitó servilmente su paso por ventanilla, que suplicó de las

Cortes y del Rey ser inscrito, que aconsejó el voto "sí" en e1 referéndum y que hace unos días coincidía

con la extrema derecha en mostrarse contrario al establecimiento de relaciones diplomática a con los

países del Este.

Denunciamos enérgicamente esta maniobra del Gobierno de la Corona para sembrar la confusión en la

Izquierda y dificultar con métodos tortuosos el próximo proceso electoral, induciendo a la confusión de

siglas y causando desorientación en los partidos de la clase trabajadora. Cada día, con su comportamiento

con los partidos de clase, se muestra el actual Gobierno menos apto para presidir con imparcialidad unas

elecciones.

El Régimen ha de considerar por qué métodos pretende consolidarse, porque no es la primera ves que en

nuestro país una democracia auténtica requiere, inevitablemente, un cambio de régimen. La Comisión

Ejecutiva del PSOE entiende que la manipulación operada arbitrariamente desde el poder contra el PSOE

excluye para nosotros la credibilidad sobre las intenciones de limpieza democrática del Gobierno y, en

consecuencia, la oportunidad de negociar con este Gobierno.

CON ORGULLO

Por su parte, el secretario general del PSOE histórico, Manuel Murillo, ha manifestado que su Partido ha

acogido la noticia de la legalización con "gran alegría, ya que significa 1a posibilidad de trabajar dentro

de unos derechos reconocidos, deseo que reiteradamente hemos manifestado y que data de la fundación

del Partido". "Estamos orgullosos—ha dicho también—de que la inscripción se haya hecho precisamente

con estas siglas: "PSOE, sector histórico", porque supone el reconocimiento de cien años de historia."

Ante las elecciones, ha indicado que "sería fundamental lograr la unidad de todos los sectores del

socialismo", "Lo importante—ha señalado—es constituir un solo partido. El nombre y el símbolo ea lo de

menos. Los problemas de semántica los resolveremos después de las elecciones."

EN LAS CORTES

Finalmente, se informa también que el presidente de las Cortes, don Torcuato Fernández Miranda, recibió

ayer en su despacho oficial al presidente y secretario general del PSOE histórico, señores Prat y Murillo,

respectivamente, así como al secretario general del PSDE, señor García López. La entrevista se prolongó

durante casi una hora.

 

< Volver