Autor: Serra, Enrique. 
   Acorralar a la izquierda     
 
 Diario 16.    26/02/1977.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Acorralar a la izquierda

Enrique Serra

La probable separación de UDE del Centro Democrático y la legalización del llamado PSOE histórico son

dos hechos que no parecen independientes.

Por el contrario, es evidente que responden a la intención del Gobierno —con un ministro que se dice

"socialdemócrata" y tres ministros de UDE— de plantear la alternativa electoral que anule al Centro

Democrático, dado hasta ahora como ganador, y al PSOE de Felipe González, cuyas posibilidades

electorales están creciendo, según las últimas encuestas.

Los votos derechistas de esta nueva alternativa gubernamental no serían difíciles de conseguir por un

Gobierno con pocos escrúpulos en la utilización de la posición hegemónica que le da el poder.

Los votos de una izquierda moderada se intentarían obtener de la confusión artificialmente creada por la

legalización del llamado PSOE histórico y el reforzamiento de éste por medio de la autodisolución y

subsiguiente integración en ese PSOE de los grupos de García López, Lasuen, Cantarero, Martín Villa y

otros.

Con esta perspectiva, la borrachera de triunfo electoral y la vena autoritaria del Gobierno, la escalada en

la anulación de la izquierda es una tentación demasiado grande para ese Gobierno que no debe ser

rechazada. Primero se encarcela a ORT, PTE, MCE y otros, bajo ese estado de excepción encubierto.

Después se rechaza la legalización del PCE y ahora se intenta aniquilar al PSOE.

Entre tanto, Santiago Carrillo dice que todo esto es un problema entre el Gobierno y el PSOE. Se

equivoca. Esperemos que el PSOE, siguiendo el ejemplo de Carrillo, no piense que la legalización del

PCE es un problema entre ellos y, el Gobierno.

Se equivocan también quienes piensan que la "reacción violenta" del PSOE es una rabieta. Seamos serios.

Ha sido y es la respuesta política adecuada a un poder arbitrario que trata de acorralar a toda la izquierda.

Miguel Boyer, que está en el Centro Democrático y ama al PSOE porque no le gusta, se ha dado cuenta

de la maniobra de la legalización del PSOE histórico y pide apoyo para el PSOE. Son muchos los que se

sienten socialistas y aman al PSOE porque no les gusta. Va siendo hora de una decisión seria sobre el

partido que, les guste o no, es el único que hoy ofrece la perspectiva más real de la transformación

profunda de la sociedad a que ellos aspiran.

Mientras tanto, la comisión negociadora con canas y voz cascada seguirá llamando a la puerta de

Presidencia y diciendo aquello de "¿qué hay de lo mío?". Dentro estarán García López y Murillo dando

las gracias.

 

< Volver