Presentación de la UGT (histórica) en Madrid. 
 Todos los medios son válidos para derribar al capitalismo     
 
 Hoja del Lunes.    17/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Presentación de la UGT (histórica) en Madrid

Todos los medios son válidos para derribar el capitalismo

MADRID (HOJA DEL LUNES.)—"Unidad, si, para todos los ugetistas que no estén al servicio de

potencias extranjeras", dijo ayer Lázaro Movilla en el transcurso del acto de presentación en Madrid de la

Unión General de Trabajadores (UGT), sector histórico, celebrado, ayer por la mañana, en el cine Capri,

con asistencia de unas 400 personas.

El señor Movilla dijo en su discurso que "nosotros somos 1a verdadera tradición de la UGT del ayer, del

hoy y del mañana". Después el orador atacó duramente a "los que pretenden apartar de la central obrera a

quienes han mantenido enhiesta la bandera de la UGT durante los años de dura c1andestinidad". La

intervención del tenor Movilla, frecuentemente interrumpida por los aplausos de los asistentes, continuó

con la apreciación de que la UGT, "con independencia absoluta, estará al lado de los partidos políticos

que promulguen la libertad obrera". Cerró su discurso el señor Movilla pidiendo a los militantes del

partido fe y entusiasmo en los dirigentes de la UGT.

El acto comenzó a las 11,30 de la mañana, y en la mesa presidencial se sentaron Felipe Ronda Ortega,

que presidió la reunión; Luis Marbán García, presidente de la Federación local de la UGT; Eladio

Cruzado Ruiz, representante de la organización madrileña; Lázaro Movilla Chacón, de la Ejecutiva del

partido; Andrés Velasco Rubio, vicepresidente de la Comisión auxiliar de la UGT, y José Prat García,

antiguo militante de la UGT.

IMPLANTAR LA DEMOCRACIA

Abrió el turno de intervenciones Felipe Ronda Ortega, quien recordó al presidente de la UGT, Juan

Gómez Egido, quien no pudo asistir al acto por encontrarse enfermo. En su intervención, el señor Ronda

dijo que "la Unión General de Trabajadores no es un partido político, pero ayudaremos a implantar la

democracia a los hombres que luchen por ella".

A continuación tomó la palabra Luis Marbán García, quien transmitió los saludos del Comité Local de

Madrid a los asistentes. Habló después Eladio Cruzado Ruiz, que hizo un estudio del sindicalismo de

clase no capitalista. El señor Cruzado dijo, entre otras cosas, que "la UGT debe asumir el papel de

reorganizar la sociedad española" y que "la Unión General de Trabajadores es un movimiento sindical,

genuinamente revolucionario, anticapitalista y de clase que proclama que todos los medios son válidos

para derribar el capitalismo". Con respecto al capitalismo, el orador dijo también que "al capitalismo sólo

se le puede vencer con sus mismas armas, pero como hoy no se puede prescindir de él, hay que recortarle

sus prerrogativas hasta su destrucción". En el transcurso de la intervención del señor Cruzado hubo un

pequeño incidente a la puerta del salón de actos, protagonizado, al parecer por miembros de la UGT

(renovada), que se limitaron a proferir gritos de "¡Se siente, se siente, Nicolás (Redondo) está presente!"

La normalidad se estableció poco después.

AMNISTÍA TOTAL Y MUTUA

A continuación del señor Crusado se dirigió a los asistentes Andrés Velasco, que representaba a la

juventud "que no hizo la guerra". El señor Velasco tuvo, a lo largo de su discurso, palabras de elogio a la

labor desarrollada por sus mayores en el transcurso do sus años de clandestinidad, y dijo, refiriéndose a

ellos, que "estos nombres están aquí para que no pase en España lo que pasó el 18 de Julio de 1936".

Cerró el acto José Prat García, recientemente vuelto del exilio, quien en su intervención hizo historia de

los movimientos revolucionarios y de la Unión General de Trabajadores en los diversos acontecimientos

españoles. Dijo también que "hay que mirar hacia el futuro, pero llevando la carga gloriosa de la historia".

Sobre el tema de la amnistía dijo que la palabra significa olvido, y que "la amnistía tiene que ser total y

mutua". Al final de su discurso, el señor Prat dijo que "hay que volver a esa expresión de la conciencia

individual que evita la masificación".

Las últimas palabras corrieron a cargo del señor Ronda Ortega que propugnó la resolución de los

problemas sin violencia.

GARCÍA MATEACHE

 

< Volver