Autor: Salcedo, Ovidio . 
   El XXVII Congreso, cuarenta y cuatro años depués     
 
 Informaciones.    09/10/1976.  Página: 10-11. Páginas: 2. Párrafos: 5. 

El XXVII Congreso, cuarenta y cuatro años después

Por Ovidio SALCEDO

9 de octubre de 1976

CUARENTA AÑOS DESPUÉS

LOS Congresos del Partido Socialista Obrero Español, de nuestro partido, fueron siempre

acontecimientos importantes en la vida política del país. Lo mismo cuando, desde su fundación, se

celebraban en España, que cuando, por el obligado exilio, tuvieron verificación en el exterior. Ello es

natural.

Nuestro partido, como todo el mundo sabe, nace en las postrimerías del siglo pasado, inspirándose en las

nuevas doctrinas de Marx y Engels. Su finalidad, entonces y ahora, sin renuncias, es la de acabar la

explotación del hombre por el hombre, socializando la propiedad de los grandes medios de producción,

Ello ha implicado que el partido luche y defienda los intereses de la clase trabajadora y que establezca

como condición previa a la consecución de la libertad económica, la conquista democrática del poder

político. Esto es lo que ha defendido y sigue defendiendo el P.S.O.E. Por ser demócrata, procura la lucha

por la libertad y la justicia, estando al lado de los que también lo hacen combatiendo por la dignidad del

hombre y en contra de los que lo explotan.

El P.S.O.E., en su larga historia, que se acerca al siglo, celebró trece congresos dentro de España. El

último de ellos, en octubre de 1932. Fuera de España ha celebrado tambien otros trece congresos. Y este

período anormal, pero fecundo, permitió la subsistencia de nuestro partido, ofreciendo un ejemplo único

de lucha política democrática española.

Nunca mejor ocasión que la presente, en que los veteranos comparecemos ante el congreso a rendir

cuenta de nuestra gestión, para entregar la antorcha en manos juveniles, puesto que ellos tienen el

derecho, y sobre todo el deber, de mantenerla ardiendo y en alto en la etapa difícil del reajuste político,

social y económico que España vive en esta nueva etapa. Siempre hemos deseado que los socialistas

españoles que no hicieron la guerra tomaran el timón de este barco veterano; y siempre hemos pensado

que los que nos sucedan no serán ni los arribistas, ni los ambiciosos, ni los resentidos, sino aquellos que

sepan mantener y conservar, sin claudicaciones, su identidad con el P.S.O.E. que fundara Pablo Iglesias:

un partido de clase integrado por gente honesta y responsable que ha querido y quiere a través de su

acción política lo mejor para España y para su clase trabajadora.

 

< Volver