Emoción y nostalgia en la apertura del congreso del PSOE histórico     
 
 Ya.    10/10/1976.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

ya.Pag.12 INFORMACIÓN NACIONAL

Emoción y nostalgia en la apertura del congreso del PSOE histórico

Es el primero que los socialistas realizan en España desde 1932 • Se celebra con la autorización del

Gobierno Civil de Madrid • Asisten 300 delegados de un centenar de agrupaciones que representan

13.500 afiliados • Algo más de un tercio pertenecen a las agrupaciones del extranjero • Hubo escasas

representaciones de otros partidos españoles y extranjeros • "Somos un partido de clase y revolucionario

en el más amplio concepto de la palabra", dijo el señor Salcedo, presidente en funciones

La emoción y la nostalgia, que en algunos momentos se materializaron en visibles lágrimas, al recordar a

los caídos o a los ausentes por motivos de enfermedad, y también por encontrarse plenariamente recibidos

por primera vez en España desde 1932, fueron las nota más características de la apertura del XXVII

Congreso del Partido Socialista Obrero Español, cuyo secretario general es don Víctor Salazar. El

Congreso, que se prolongará hasta el martes, se celebra en el salón de actos del Montepío Comercial e

Industrial Madrileño, en la calle del Prado, con autorización del Gobierno Civil de Madrid.

Asisten algo más de 300 delegados de un centenar de agrupaciones locales, que representan a unos 13.500

afiliados. Según nos informó un portavoz de la delegación de credenciales, algo más de un tercio de los

afiliados pertenecen a agrupaciones del extranjero, como Bolivia, Méjico, Venezuela, Francia, Alemania,

Suiza y Gran Bretaña. Don José Ros Miguel, de la federación sevillana y miembro de la Comisión

Ejecutiva desmintió a YA que los quince delegados de Sevilla que asisten al Congreso representen

solamente a ese número de militantes, como el día anterior habían afirmado los disidentes de este sector

histórico del PSOE, ya que el número de afiliados, según él, sobrepasa el centenar.

ESCASAS REPRESENTACIONES DE OTROS PARTIDOS

El salón de actos del Montepío se haya presidido por grandes retratos de Trifón Gómez, Indalecio Prieto,

Pablo Iglesias, Largo Caballero y Fernando de los Ríos, los más genuinos representantes del socialismo

español, ya fallecidos. También hay dos pancartas, que dicen: "Los jóvenes socialistas de Madrid,

siempre con el PSOE histórico" y "La auténtica UGT saluda al XXVII Congreso del PSOE".

No hubo muchas representaciones de otros partidos democráticos, a los que, como al Partido Socialista

Popular (señor Tierno Galván), por ejemplo, se le había invitado. Estuvieron presentes, y algunos hicieron

uso de la palabra para saludar a los congresistas, don Fernando Chueca Goitia (Partido Demócrata

Popular), don Jesús Prados Arrarte (Partido Socialista Democrático Español), don Manuel Cantarero del

Castillo (Reforma Social Española), don Víctor Ruiz (Federación de Partidos Socialistas), don Manuel

Fernández Roldán (Acción Republicana Democrática Española), don Lázaro Movilla (UGT, sector

histórico), don Rodolfo Guerra (Partido Socialista de Cataluña, ex-Reagrupament) y el señor Manteiga

(Partido Socialista Democrático Gallego). La única representación extranjera la ostentó don José Bagarra,

del Partido Socialista Francés. Los Jóvenes Socialistas del PSOE histórico, estuvieron representados por

Agustina Mayo, aunque la juventud que encabezaba el señor Salazar no era notoria en la sala.

DISCURSO DE APERTURA

Después de que el secretario general diera lectura a diversos telegramas y cartas de adhesión de viejos

militantes, lo que provocó una honda emoción en la sala, y de partidos socialistas como el de Lituania o

Checoslovaquia, el presidente en funciones (ya que el titular, don Alfonso Fernández, presentó hace unos

meses la dimisión), don Ovidio Salcedo, leyó el discurso de apertura del XXVII Congreso. En él se refirió

a la finalidad del partido, que "es la de acabar con la explotación del hombre por el hombre, socializando

la propiedad de los grandes medios de producción, distribución y cambio. Es, pues, un partido de clase,

un partido revolucionario en el más amplio concepto de la palabra, que aspira a establecer un régimen de

verdadera justicia social".

También intervino don Miguel Peydro Caro, miembro de la Comisión Ejecutiva, quien hizo votos para

que nunca más la historia de España se vea ensombrecida por éxodos políticos en masa, pues todos los

exilios son fruto de la política de opresión y de intolerancia".

Una vez constituida la mesa del congreso por don Rodolfo Llopis, como presidente; el señor Piernas,

vicepresidente, y el señor Pérez, secretario, se levantó la sesión de la mañana tras la designación de

ponencias.

INFORME DE LA COMISIÓN EJECUTIVA

La sesión de la tarde estuvo dedicada a la lectura de la memoria de la gestión de la Comisión Ejecutiva,

elegida en el último Congreso de Toulouse en 1974, que corrió a cargo del secretario general, don Víctor

Salazar. En lo referente a organización se dio cuenta de las bajas producidas. Entre ellas figuran las

dimisiones de don Alfonso Fernández (presidente) y los señores Zarrias, Amorós y Turrión (de la

Comisión Ejecutiva). Por aclamación, el Congreso aprobó el voto de censura que en su día hiciera el

Comité Nacional al señor Fernández.

Una nota destacada de este Congreso es la asistencia de la hija de Indalecio Prieto; doña Concha Prieto,

de sesenta años, que ha venido a España con la única finalidad de asistir al Congreso, permaneciendo este

mes en nuestro país para regresar posteriormente a Méjico.

 

< Volver