Autor: Ramírez, Pedro J.. 
 Manuel Murillo, nuevo secretario general del PSOE histórico. 
 Creo que nuestro partido será legalizado el viernes  :   
 Notable rejuvenecimineto de la Ejecutiva del partido. 
 ABC.    13/10/1976.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 17. 

M I E R COLÉ S 13 DE OCTUBRE DE 1976.

VIDA POLÍTICA

MANUEL MURILLO, NUEVO SECRETARIO GENERAL DEL P. S. O. E. HISTÓRICO

«CREO QUE NUESTRO PARTIDO SERA LEGALIZADO EL VIERNES»

Notable rejuvenecimiento de la Ejecutiva del partido

«Creo que nuestro partido será legalizado el viernes. Espero que esta medida sirva para la unidad del

socialismo», declaró ayer el abogado Manuel Murillo, nuevo secretario general del sector histórico del P.

S. O. E., elegido en la sesión de clausura de su XXVII Congreso.

Su nombramiento, y en general el de la nueva Ejecutiva. Significa un notable rejuvenecimiento del

partido a nivel de dirigentes. Murillo nació en junio de 1936 en Zalamea de la Serena (Badajoz). Hijo de

un comandante médico del Ejército republicano y militante del P. S. O. E. que fue condenado a muerte al

término de la guerra y permaneció once años encarcelado, dice haber aceptado el cargo «para realizar

algo que mi padre no pudo».

Murillo abandona su bufete de abogado en La Coruña y se instalará en muy breve plazo en Madrid,

dedicándose plenamente al partido. Calcula que su sueldo como secretarlo general oscilará en torno a las

30.000 pesetas.

«NI REFORMA, NI RUPTURA».—El señor Murillo afirma haber recibido seguridades por parte de un

alto cargo del Ministerio de la Gobernación en el sentido de que la documentación presentada por el P. S.

O. E. histórico será admitida por el próximo Consejo de Ministros.

«Tal paso significa, simplemente, que nos acogemos a las leyes porque pensamos qué eso es lo mejor

para él partido. La reforma nos parece insuficiente y lenta, pero tampoco nos gusta la palabra ruptura. No

soy, personalmente, partidario ni de la ruptura pactada ni mucho menos de la ruptura violenta. Habrá que

buscar una tercera solución entre reforma y ruptura.»

El nuevo secretario general cree en la necesidad de ofrecer al electorado un socialismo Independiente —

«no interesa un Frente Popular con los comunistas»— formado por un ala derecha socialdemocracia, un

centro pragmático y un ala izquierda marxista.

El señor Murillo pone especial énfasis en la incorporación de la socialdemocracia, ya que teme que pueda

convertirse, en caso contrario, en un temible competidor del socialismo. Tal objeto parecen tener las

conversaciones que el P. S. O. E. histórico vienen manteniendo desde hace tiempo con los grupos de

Cantarero y García López.

SOBRE LA REUNIFIGACION. — En cuanto a la reunificación concreta del P. S. O. E.,

Manuel Murillo piensa que el primer paso debe partir ahora del sector renovado, «el cual ha alentado una

campaña de difamación contra nuestros dirigentes».

El señor Murillo cree que en lo sucesivo cambiará la actitud de la Internacional Socialista que ha venido

ayudando hasta ahora de forma exclusiva al sector de Felipe González. «Varios partidos de la

Internacional saben ya a estas horas que gran parte del dinero que han entregado al sector renovado ha

sido empleado en campañas de Prensa contra nosotros y otros grupos socialistas, lo cual es imperialismo,

puro.»

«Soy partidario decidido de la defensa de los intereses de las nacionalidades», explica también Manuel

Murillo. «Hay que mantener la integridad de España, pero esa integridad hay que buscarla en el consenso

no en la imposición.»

Según el nuevo secretario general del P. S. O. E. histórico, el partido cuenta con unos 14.000 afiliados, el

75 por 100 de los cuáles se hallan ya en el interior del país. Considera muy esperanzador el hecho de que

un 30 por 100 de los delegados asistentes al Congreso que se clausuró ayer fueran jóvenes entre los veinte

y los treinta años.

El señor Murillo subraya, por último, la absoluta aprobación del Congreso, expresada a través de grandes

ovaciones, a la línea política "mantenida hasta ahora por Víctor Salazar y Ovidio Salcedo, quienes

expresaron su deseo de no continuar formando parte de la Ejecutiva. «Ellos han venido a España a

entregar la antorcha y ahora creen tener derecho a descansar.»

PONENCIA POLÍTICA.—Por la mañana fue aprobada ayer la Ponencia política en la que el partido se

declara favorable a la apertura del proceso constituyente, rechaza la fórmula del Gobierno para la elección

del Senado y solicita, entre otras cosas, el voto de los mayores de dieciocho años. Intervinieron después

los señores Zulueta, Cantarero y García López, representantes de algunos de los partidos invitados al

Congreso.

Por la tarde se produjo la elección de la nueva Ejecutiva, triunfando la candidatura presentada por la

Agrupación Socialista Madrileña, en la que Manuel Murillo aparece como secretario general. El resto de

sus miembros son: Presidente José Prat: vicepresidente, Manuel Peydro: vicesecretario general, Lorenzo

Benasar: tesorero, José Torrente; vocales, María Paz Climent, Antonio Fernández Domínguez, Manuel

López Castillo, Francisco Aguado, Raimundo Gardia Domínguez, Juan Vives y José Aranda.

El nuevo presidente José Prat fue subsecretario con Negrín y residía hasta hace pocos meses en Colombia.

Uno de los vocales, la estudiante María Paz Climent tiene tan sólo veintiún años.

El Congreso fue clausurado por Rodolfo Llopis con una breve alocución. «Queremos renovarnos —

dijo—, pero sin renegar de nuestro pasado, y lo que desearíamos es que el presente fuese tan digno como

lo fue nuestro pasado.»—Pedro J. RAMÍREZ.

MAÑANA SE REÚNE COORDINACIÓN DEMOCRÁTICA

Mañana, jueves, se reunirá en Madrid la Comisión Ejecutiva de Coordinación Democrática para preparar

el Pleno de dicho organismo, previsto para el día 23. García-Trevijano no asistirá. El P. S. O. E. no ha

puesto objeciones a la reunión, aunque tampoco ha contestado a la convocatoria.

 

< Volver