Alianza electoral entre el PSOE histórico y el PSDE     
 
 Ya.    31/10/1976.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

ya Pág. 10

INFORMACIÓN NACIONAL

ALIANZA ELECTORAL ENTRE EL PSOE HISTÓRICO Y EL PSDE

Ambos partidos han creado una comisión de enlace • El Partido Socialista Obrero Español (histórico)

insiste en que ha cumplido todos los trámites para ser legalizado • En un ruego dirigido al presidente

de las Cortes señala que no puede ser arbitro de unas elecciones un Gobierno que no aplica la legalidad

vigente

El Partido Socialista Obrero Español (sector histórico) y el Partido Socialista Democrático Español han

llegado al acuerdo de crear una comisión de enlace cuyo objetivo es, entre otros, preparar un programa

electoral conjunto en orden a la alianza electoral. Así lo hicieron saber los máximos responsables de

ambos partidos en una rueda de prensa celebrada ayer.

Según el comunicado conjunto hecho público, el PSOE histórico y el PSDE consideran necesaria y urgente

la unidad socialista y señalan como primera tarea ofrecer un programa político de realización inmediata,

a la vez que entienden que el camino para que el pueblo español pueda construir su futuro es el

socialismo en la democracia. Asimismo, manifiestan la necesidad de que todo Gobierno que ejerza el

poder garantice la aplicación de las leyes sin discriminaciones para que pueda servir de arbitro y

garantía de la autenticidad y limpieza de las próximas elecciones.

En cuanto a los objetivos que habrá de cumplir la comisión de enlace se señalan los siguientes:

• Entrar en contacto o, en su caso, proseguir las conversaciones iniciadas con fuerzas socialistas

para la posible integración en la unidad o en la Alianza Socialista.

• Acordar las normas de colaboración en orden a la propaganda y difusión del programa de acción común,

aplicables a todas las secciones, federaciones y órganos de los distintos partidos.

• Bases de la próxima ley electoral.

• Preparación de un programa electoral conjunto en orden a la alianza electoral.

• Información a la opinión pública sobre estos extremos.

• Gestión pública ante los poderes constituidos en orden al logro de las garantías justas y necesarias

para que el resultado de las alecciones refleje la voluntad nacional.

• Utilización para la comisión de enlace de una oficina de prensa común.

Dicha comisión estará integrada por seis miembros, tres de cada partido, que serán: el vicepresidente

(don Miguel Peydró), el secretario general (don Manuel Murillo) y el vicesecretario (don Lorenzo Bennasar)

por el PSOE histórico, y el vicepresidente primero (don Jesús Prados Arrarte), el secretario general (don

Antonio García López) y el secretario general adjunto (don Manuel Gómez Reino) por el PSDE.

PROTESTA ANTE LA INTERNACIONAL SOCIALISTA

Tras la lectura del comunicado conjunto, se abrió un diálogo con los informadores, donde el secretario

general del Partido Socialista Obrero Español, histórico, señor Murillo (que prefiere hablar del "histórico

Partido Socialista Obrero Español"), insistió en su desacuerdo con las ayudas extranjeras a partidos

políticos españoles, y concretamente con las que se dice que la Internacional Socialista concede al PSOE

de Felipe González. "Sin ese apoyo de la Internacional —subrayó el señor Murillo—, el grupo de Felipe

González hoy no existiría; habría desaparecido. Es un apoyo que impide la unidad y que significa una

interferencia clara en la vida política española, como interferencia es también el encuentro patrocinado

por Soares en Lisboa entre el PSOE de Felipe González y el Partidos Socialista Popular." En este orden de

cosas, se dió cuenta del telegrama de protesta dirigido por el PSOE histórico a la Internacional Socialista

por su insistencia en reconocer al grupo de Felipe González, que es determinante principal en la división

del socialismo español".

EL PCE

En cuanto a la reforma política patrocinada por el Gobierno, el señor Murillo dijo que el "proyecto no es

que nos guste demasiado, pero lo acatamos; el proyecto de ley es un paso adelante y posiblemente el paso

hoy posible que ampliará los campos de libertad y democracia". El secretario general del PSOE histórico

señaló, sin embargo, que tanto su partido como el PSDE examinarán las conductas próximas del Gobierno para

ver si las condiciones establecidas son las mínimas que puedan llevar a la democracia. Por otra parte,

manifestó que la ley electoral debe ser pactada con los partidos políticos de cara a garantizar una absoluta

limpieza en las elecciones, y aseguró que lo que más había dificultado hasta el momento la apertura

democrática había sido el protagonismo del PCE en Coordinación Democrática. "El mejor servicio que el

Partido Comunista de España puede prestar en estos momentos —añadió— es no intervenir en el proceso político

hasta que la democracia haya sido consolidada. Después, y si sus deseos son verdaderamente democráticos,

contaría, con el apoyo de las fuerzas políticas para normalizar su presencia en la vida política." LA

IZQUIERDA HISTÓRICA El señor García López, secretario general del PSDE, manifestó, por su parte, que siempre

había defendido la legalización de todos los partidos políticos sin exclusiones, pero que la izquierda no

tiene una experiencia favorable de cuantas veces se ha aliado con el PCE. "Además —dijo— una alternativa de

Gobierno ofrecida por la izquierda no se vería favorecida en estos momentos con la presencia del Partido

Comunista de España." En otras intervenciones, el señor García López criticó destempladamente el que "líderes

de la CEDA organicen ahora la unidad de la izquierda histórica" (se refería a las conversaciones mantenidas

por el Equipo DC con partidos liberales, socialdemócratas, socialistas y comunistas) y abogó por un Estado

laico, donde hubiera una clara separación "entre las conciencias y el Estado". Hablando de Alianza Popular,

el señor García López dijo que a la sociedad española el monopolio del poder por la derecha le había ido mal,

ya que lo poco que tenia le había costado demasiado. "Consideramos —precisó— que tiene que haber una derecha,

pero ésta se dará cuenta que no le conviene tener como dirigentes a los dirigentes de la dictadura. Y es un

escarnio —terminó diciendo— que quienes hicieron apología y abuso de la dictadura vengan a ser ahora los

grandes prebostes de la democracia."

DISCRIMINACIÓN

Finalmente, otro tema destacable de la rueda de prensa fue la no legalización del "histórico PSOE", a pesar

de tener cumplidos todos los requisitos legales. "No hay razón jurídica —subrayó varias veces el señor

Murillo— que justifique la no legalización." En este sentido, y acogiéndose al derecho de petición

establecido en el Fuero de los Españoles, el secretario general del Partido, don Manuel Murillo, y el

vicepresidente, don Miguel Peydró, han dirigido un ruego al presidente de las Cortes donde manifiestan que

a pesar del tiempo transcurrido desde la solicitud (6 de julio), y sin que falte requisito alguno legal,

no ha sido registrado el PSOE histórico en el Ministerio de la Gobernación. "Significamos asimismo —dice

el ruego— que es imprescindible en cualquier Estado de derecho la aplicación por los Gobiernos de la

legalidad vigente y que, en el actual momento político español, de poco sirve hacer una reforma política

si no existe una garantía de que las leyes serán aplicadas sin discriminación alguna; máxime, pensando

que las próximas anunciadas elecciones requieren un leal arbitraje entre los partidos que van a contender

y no puede ser arbitro un Gobierno que no aplica la legalidad vigente." Así, el ruego solicita que por

los trámites oportunos se interese al Gobierno para que, "sin más demoras", se proceda a la legalización

del Partido. 

< Volver