Autor: López, Miguel Ángel. 
 Si hoy resultara elegido Román Cuyás nuevo presidente del COE. 
 Jugada maestra del PSOE: COE y CSD se separarán     
 
 Diario 16.    11/10/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Deportes 16

Esta tarde se celebrará pleno del Comité Olimpico Español, en cuyo orden del día figurará el nombramiento

de nuevo presidente, cargo que, casi con toda seguridad, recaerá en la figura del actual secretario de

Estado para el Deporte, Román Cuyás. De ser así, el primer paso de la jugada maestra del PSOE se llevaría

a cabo, pues Cuyas, más adelante, se dedicaría por completo a lanzar la candidatura de Barcelona para los

Juegos de 1982 desde el COE y dejaría su puesto de presidente del Consejo Superior de Deportes a otro

correligionario. De esta forma, ambos organismos tendrían cabezas distintas.

Si hoy resultara elegido Román Cuyás nuevo presidente del C. O. E.

JUGADA MAESTRA DEL PSOE: COE Y CSD SE SEPARARAN

Miguel Angel LÓPEZ

Madrid — Si hoy resultara elegido Román Cuyás presidente del Comité Olímpico Español, el PSOE habría dado

el primer paso para realizar su gran jugada maestra. Esta consistiría en hacerle renunciar de su actual

cargo de secretario de Estado para el Deporte y situar en él a otro hombre del partido del Gobierno.

De esta forma, en un plazo de tiempo prudencial, se pondrían en práctica las tesis del responsable del

área deportiva del PSOE. Miguel Angel Martínez, partidario de dar a cada organismo una cabeza visible

bien diferenciada.

Esta situación, que no fue viable con la Unión de Centro Democrático en el poder, sería factible ya que,

al fin y al cabo, ambos organismos, presididos por un hombre del PSOE, seguirían sin más problemas la

política deportiva dictada por el Gobierno.

Primera baza

Pero la primera baza a ganar es la de hoy, con la renuncia de Jesús Hermida a la presidencia del COE y

la posterior elección de Román Cuyes como sucesor. Y todo parece indicar que así será dadas las presiones

que algunas federaciones, concretamente las olímpicas y más necesitadas de presupuesto para cubrir sus

necesidades de preparación, han sufrido al respecto.

Por este motivo, la ejecutiva, que previamente ha de fijar el orden del día del pleno, incluirá en sus

puntos la renuncia de Jesús Hermida a la presidencia, la propuesta como nuevo miembro de dicho pleno de

Román Cuyás y la elección de nuevo jerarca del COE. Pero esto no ha de ofrecer problemas, aunque en esta

ejecutiva no figure, lógicamente, el actual secretario de Estado para el Deporte. Miguel Compaña

presidente de la Federación Española de Vela, vicepresidente de aquellas y hombre de Juan Antonio

Samaranch, se ha encargado de mover los hilos y convencer a miembros de ideología distinta a la de Cuyas

para evitar problemas.

Sin llaveros

Y ya los hubo, y fuertes, en la reunión que mantuvieron hace algunas semanas Jesús Hermida y Romá Cuyás

para tratar del tema de la presidencia del COE. El primero quería seguir como cabeza visible de este

organismo y el segundo le hacía ver que eso no era posible en las circunstancias actuales.

Se oyeron voces más altas unas que las otras y algunos presentes cerca del despacho calificaron la cita

como de «patio de vecindad». Es más, Jesús Hermida, al dejar su sitio oficial, se llevó varios bultos con

llaveros, insignias, banderines y demás objetos de propaganda destinados a las atenciones del presidente

del CSD, donde ahora no queda ni un sujetacorbatas.

El PSOE y Román Cuyás pretenden llegar a la reunión del jueves en Lausana de los Comités Olímpicos

Nacionales, con representante del español. Es la persona idónea para que poco a poco vaya fraguando el

proyecto de que los Juegos de 1982 se celebren en Barcelona, pues no en balde, Cuyás fue el alma mater del

informe que la ciudad de Barcelona remitió a Juan Antonio Samaranch y al COI el mes de octubre pasado.

Barcelona

Si Cuyás se dedicara sólo al Comité Olímpico Español, dejando su cargo del Consejo Superior de Deportes

a otro correligionario, es obvio que podría centrarse, preferentemente, en sacar adelante, en los ámbitos

internacionales, la candidatura de la Ciudad Condal para los Juegos de 1992, cuya idea —no lo olviden—

la lanzó sutilmente el propio Juan Antonio Samaranch en un almuerzo celebrado con periodistas en Madrid

en el chalet de la AEBI (Asociación Española de Baloncestistas Internacionales) que utiliza Raimundo

Saporta.

Y con Román Cuyás dedicado a los temas olímpicos, el PSOE podría situar a otra persona al frente del

Consejo Superior de Deportes cuando las circunstancias lo aconsejaran. Y esta persona no será Miguel

Ángel Martínez, como él mismo reconocía el domingo en el estadio Vicente Calderón, ya que no está dispuesto

a dejar su puesto de parlamentario. Pero la jugada maestra está servida. Ahora, el pleno del COE tiene la

palabra y ésta, aunque le pese, será afirmativa.

Hermida tenia la mosca tras la oreja de que le pedirían la dimisión como presidente del COE, y Cuyás

se olia que su futura misión será promocional Barcelona-92.

Cuyás se dedicaría, desde el COE, a lanzar internacionalmente la candidatura de Barcelona para los

Juegos de 1992

El Gobierno nombraría a otra persona para que ocupase el puesto de secretario de Estado para el Deporte. 

< Volver