Autor: Gil, Francisco Javier . 
 Para el presidente de los abogados, se trata de decisiones políticas. 
 Pedrol preguntó a Barrionuevo por que persigue al intermediario     
 
 Diario 16.    11/01/1983.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Para el presidente de los abogados, se trata de decisiones políticas

Pedrol preguntó a Barrionuevo por qué persigue al intermediario

El presidente de los abogados españoles, Antonio Pedrol Rius, quiso conocer del propio ministro Barrionuevo

los nuevos criterios, «muy diferentes de los hasta ahora aplicados» en el tema de los secuestros, en los que

hasta ahora se han visto implicados varias decenas de abogados, alguno de los cuales —Pedro Ruiz Balerdi— fue

detenido por la Policía, al igual que recientemente ocurriera con el industrial Juan Félix Eriz, los jueces

dispusieron la libertad sin cargo alguno.

Francisco Javier GIL

Madrid — El presidente del Consejo General de la Abogacía y decano del Colegio de Abogados de Madrid, Antonio

Pedrol Rius, quiso ayer conocer «los criterios oficiales que regirán en el futuro» en materia de secuestros,

en general, y sobre la figura del intermediario, en particular.

Pedrol había solicitado la entrevista al tener conocimiento de que «se preparaban nuevos criterios, muy

diferentes de los hasta ahora aplicados».

Esos «nuevos criterios», a los que se refería el presidente de los abogados españoles, fueron dados a conocer

por el director de la Seguridad del Estado, Rafael Vera, hace ocho días en el transcurso de una rueda de prensa,

para informar de la liberación del industrial Saturnino Orbegozo, que había permanecido secuestrado por ETA

político-militar.

«El Ministerio de Interior arbitrará las medidas necesarias para impedir contactos o gestiones por parte de

los denominados "intermediarios" y de otras personas en situaciones de secuestros y otras modalidades de

extorsión y chantaje», apuntaba Rafael Vera.

«En colaboración con el Ministerio de Justicia, se procederá a las reformas legales pertinentes para penalizar

todo tipo de ayuda económica a bandas armadas, tanto en forma de "impuesto revolucionario" como de pago de

rescate en caso de secuestro.»

Balerdi

Tales criterios plantean de nuevo el problema suscitado hace casi dos años, con ocasión del secuestro de Luis

Suñer, ante la detención del abogado donostiarra Pedro Ruiz Balerdi, que había actuado como mediador.

En aquella ocasión también el juez ordenó la libertad del abogado sin cargo alguno, pese al atestado policial,

que le acusaba de haber cobrado seis millones de pesetas por el rescate.

Según manifestaciones de aquel momento de Pedrol, apenas serán dos docenas de abogados los que han intervenido

como intermediarios de secuestradores. El presidente de los abogados españoles venia a reprobar el papel del

intermediario con espíritu lucrativo, pero venía a admitir la mediación a petición de la familia del

secuestrado y por puro interés humanitario.

Diferencias

De cualquier forma, hasta el presente, en los dos precedentes ocurridos —Ruiz Balerdi Eriz— los jueces no

han apreciado en sus respectivas actuaciones las conductas culposas que las autoridades del Ministerio de

Interior —entonces, de UCD, y ahora, del PSOE— les atribuyeron.

Tampoco parece que las autoridades de justicia difieran sensiblemente del criterio hasta ahora mantenido

por la Audiencia Nacional sobre el caso de los intermediarios.

En ese sentido podría ya haberse percibido cierto distanciamiento entre los criterios establecidos por el

Ministerio de Interior y los de Justicia respecto a la consideración del intermediario en los secuestros y

chantajes.

Pedrol, a su salida del Ministerio de Interior, anunció que el Consejo General de la Abogacía, en su reunión

del próximo día 20, conocerá los términos de su entrevista con el ministro y tal vez emita una opinión

colegiada.

Sobre la decisión del Ministerio de Interior de perseguir a los intermediarios, Pedrol dijo que se trataba

de decisiones de carácter político que a él, como jurista, no le correspondía enjuiciar. 

< Volver