Cambió por motivos políticos el programa sobre Ayuntamientos de izquierdas y se adujo que Balbín estaba enfermo. 
 El Gobierno impidió la emisión de La clave     
 
 Diario 16.    15/01/1983.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Diario 16/15 enero-83

NACIONAL 9

Cambió por motivos políticos el programa sobre Ayuntamientos de izquierdas y

se adujo que Balbín estaba enfermo

El Gobierno impidió la omisión de «La clave»

El Gobierno decidió ayer cambiar el programa de «La clave» previsto en un

principio y así se lo notificó al director general de RTVE, José María Calviño,

y al director-presentador del programa, José Luis Balbín.

El programa iba a versar sobre el tema «Ayuntamientos de izquierdas», y tanto

el equipo del mismo como los invitados al debate se encontraron con la sorpresa

de su sustitución a primeras horas de la tarde.

Madrid — Las razones que han llevado al Gobierno a «censurar» la emisión y

ordenar su sustitución por uno de los programas «enlatados» con motivo de las

fiestas navideñas parecen encontrarse en la composición del panel de personalidades

que debían intervenir en el debate y entre los que destacaba una de las «bestias

negras» del Partido Socialista: su antiguo militante y concejal del Ayuntamiento

de Madrid Alonso Puerta, que fue expulsado del partido a raíz de unas polémicas

declaraciones en las que acusaba a varios concejales y compañeros de partido de

presuntas corrupciones en el Ayuntamiento.

La primera reacción ante el programa se produce en la Casa de la Villa madrileña

y no sólo por la presencia en el mismo de Alonso Puerta, sino también por la del

ucedista Alvarez del Manzano, ya que se presume que ambos van a lanzar duros

ataques al Gobierno socialista del Ayuntamiento.

Un nuevo gol

Joaquín Leguina inicia las gestiones dentro del aparato del PSOE y del Gobierno

para «detener» la aparición en pantalla del programa y logra por fin que Alfonso

Guerra asuma la responsabilidad de la censura del mismo, así como la constatación

por parte de todos de que tanto a José María Calviño como al propio José Luis Balbín

les han «marcado» un nuevo gol de antología.

En cuanto al programa elegido para sustituir al de «Ayuntamientos de izquierda»,

las autoridades de Televisión tuvieron tan «mala fortuna» de ir a elegir el de

«Napoleón, en España» justo el día en que de nuevo los camiones de productos

agrícolas españoles han sido atacados en Francia.

La explicación oficial dada ayer por RTVE fue que el director del programa y

conductor del coloquio, José Luis Balbín, había sido presa de una repentina gripe,

pero ese argumento causó mayor sorpresa, si cabe, que la propia suspensión.

José Luis Balbín no se encontraba ayer en su domicilio, donde se le suponía

guardando cama para hacer frente a la gripe argumentada por los servicios

de información de Televisión. Una voz anónima contestó al teléfono del domicilio

de Balbín que éste no se encontraba en casa y sí en Televisión.

Un taxista

En la noche de ayer un taxista madrileño llamó a la emisora Antena 3 para informar

que la «enfermedad» del señor Balbín no podía ser tal cuando él, personalmente,

le había transportado, junto a una señorita, a un domicilio de la capital.

Por el contrario, en medios políticos se tenía la impresión de que la suspensión

de «La clave» se debía a otros motivos más complicados e importantes.

Desde que se conoció la composición del panel que debía realizar el debate del

programa, en medios políticos cundió la sorpresa al comprobar que Alonso Puerta,

el concejal expulsado del Ayuntamiento de Madrid hace unos meses, tras acusar de

corrupción a varios de sus miembros, había sido invitado como representante de la

Corporación madrileña.

Esa sorpresa se hizo extensiva a medios gubernamentales, en los que no se entendía

la presencia de Puerta, sino como una posible maniobra contra algún cargo político.

Curiosamente, los invitados al debate, en el que iban a intervenir el mencionado

Alonso Puerta; Julio Anguita, alcalde comunista de Córdoba; Ramón Sáenz de Baranda,

alcalde de Zaragoza; Ramón Basaguer, secretario del Ayuntamiento de Gerona; Miguel

Primo de Rivera, ex alcalde de Jerez de la Frontera, y el senador del grupo popular

Francisco Alvarez Cascos, se enteraron de la suspensión del programa cuando se

encontraban ya en Madrid, a través de una nota dejada en el hotel en que se alojan,

y ayer, a última hora de la tarde, nadie les había notificado cuándo se emitirá el

programa.

Por su parte, el diputado del grupo popular y miembro de la comisión de control

parlamentario de RTVE, Gabriel Camuñas, declaró ayer a Efe que no se puede considerar

que la razón de la suspensión del programa sea la enfermedad del señor Balbín, dado

que existen excelentes profesionales en el programa, que podrían haberle sustituido,

sino la participación en el mismo de personalidades conocedoras de la gestión socialista

al frente de los Ayuntamientos, como son los señores Alonso Puerta, Alvarez del Manzano

y Alvarez Cascos. En respuesta a estas afirmaciones de Gabriel Camuñas sobre la suspensión

del programa, Pedro Bofill, portavoz del PSOE, ha manifestado que «el PSOE no es la

providencia, y no puede influir sobre la salud del director de un programa de televisión». 

< Volver