Autor: Ibáñez, Juan G.. 
 La militancia en el PSOE es muy baja. 
 A Leguina le averguenza leer El Socialista     
 
 Diario 16.    15/09/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

La militancia en el PSOE es muy baja

A Leguina le avergüenza leer «El Socialista»

Juan G. IBAÑEZ

Madrid — «Me da vergüenza leer "El Socialista". Desde la muerte de Franco no había visto a un medio

de comunicación hacerle la pelota tanto a los ministros como actualmente en "El Socialista"», declaró

ayer Joaquín Leguina, secretario general de la FSM y presidente de la Comunidad Autónoma de Madrid,

en el acto de presentación de la campaña de afiliación al, PSOE.

Joaquín Leguina, secretario general de la FSM, reconoció en el acto socialista, celebrado en un hotel

madrileño, que «nuestro nivel de militancia es muy bajo»., a la vez que advertía que «las condiciones

subjetivas están maduras en la gente para solicitar el ingreso en el partido».

Leguina, que es también presidente del Gobierno Autonómico de Madrid, opinón que «el partido debe

ensanchar su área de acción política, más allá de ser el transmisor de las necesidades sociales al Gobierno

y de explicador de las medidas gubernamentales ante los ciudadanos».

El líder socialista reconoció que esta tarea imaginativa es difícil de concretar en la práctica en un plazo

breve de tiempo y reclamó la necesidad de crear entidades productivas de ideología socialista. «Podemos

nacionalizar todas las Rumasas del mundo, pero la sociedad no habrá cambiado nada si se mantuvieran en

esas empresas las mismas relaciones productivas que existían antes de las nacionalizaciones.»

Carmen García Bloise, secretaria de organización del PSOE, afirmó que no se puede permitir que el

partido se «tense» solamente en las campañas electorales. «Desde el XIX Congreso a nuestros días ha

crecido la militancia en un cincuenta por ciento —dijo García Bloise—, pero va a ser difícil mantenernos

en el techo institucional si no nos consolidamos en el nivel de militancia.»

La secretaria de organización del Partido Socialista manifestó que la campaña de afiliación busca que

militantes de UGT o simpatizantes del PSOE, aunque sea con un régimen especial, se integren en el

partido para lograr una mayor efectividad de éste.

250.000 militantes

Según Carmen García Bloise no se pueden ganar muchas elecciones si no se multiplica por cuatro el

número de afiliados que el PSOE tenía hace pocos años. «Es necesario —dijo— alcanzar el número de

doscientos cincuenta mil militantes.»

Según García Bloise, existe una corriente de opinión según la cuál el PSOE se ha vaciado tras alcanzar el

poder. «Tras la campaña —añadió— el partido se va a reencontrar.»

En otro momento, la secretaria de organización declaró que los que tienen cargos públicos tienen que

estar en el partido, ya que si no se pueden producir tensiones innecesarias. El estado de ánimo en el

partido es actualmente «extraño», según García Bloise, y existe cierta «inquietud» por las críticas que se

dirigen contra el Ejecutivo socialista.

«El PSOE —dijo debe apoyar al Gobierno y recuperar el mensaje socialista. Nuestro trabajo se ha

complicado con la llegada del partido al Gobierno, pero estamos en un periodo de adaptación, algunos de

nuestros compañeros tienen sensación de inutilidad por no tener un cargo político o un puesto importante,

y esto hay que superarlo.»

La secretaria de organización socialista dijo que desde el partido se deben controlar los Gobiernos, tanto

locales y regionales como central. Añadió que puede haber tensión entre el trabajo del Gobierno y del

partido. «Con la llegada del partido al Gobierno se ha abierto una nueva etapa en el PSOE —agregó—,

que va más allá de lo que puede ir el Gobierno.»

 

< Volver