Autor: M. H. . 
   Socialistas y socialdemócratas buscan puntos de contacto     
 
 Pueblo.    16/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

NACIONAL

SOCIALISTAS Y SOCIALDEMOCRATAS BUSCAN PUNTOS DE CONTACTO

MADRID. (PUEBLO, por M. H.)—A menos de tres meses para las elecciones, los

diversos partidos socialistas y socialdemócratas tratan de encontrar puntos de

encuentro para dar la batalla, con algún planteamiento unitario. Hay buenas

intenciones y frecuentes contactos. También se detecta un clima de

distensión entre los diferentes grupos, pero lo cierto es que «no hay nada

hecho».

En el ala derecha de la familia socialista encontramos, como bloque fundamental,

a Alianza Socialista Democrática, que agrupa al P. S. O. E. (histórico), al P.

S. D. E. de García López, a R. S. E. de Cantarero del Castillo y a F. S. D. de

Lasuen. Estos grupos se encuentran atados entre si por una alianza electoral, y,

según manifestó a PUEBLO el secretario general del P. S. O. E. (histórico), su

deseo es cumplir sus compromisos hasta el final. El señor Murillo, secretario

del «histórico», parece especialmente interesado en lograr una cohesión entre

los sectores más socialdemócratas de la familia socialista y en este sentido

viene realizando gestiones.

El ala izquierda de la familia socialista estaría formada por el P. S. O. E.,

cuyo secretario general es Felipe González, el P. S P. de Tierno Galván, y la

Federación de Partidos Socialistas, que agrupa a once partidos socialistas de

regiones.

Las diferencias entre lo que podría llamarse ala izquierda y ala derecha de la

familia socialista y socialdemócrata estriba, fundamentalmente, en la concepción

o no de los partidos como marxistas. Los partidos del ala izquierda reivindican

inequívocamente sus esencias marxistas, mientras que los del ala derecha o bien

detestan el marxismo o bien lo eluden simplemente.

Así las cosas, se observan evoluciones y aproximaciones en la actualidad, bien

entre partidos dentro de su propia ala o contactos bilaterales entre partidos

situados en distintas posiciones. De éste modo, ha habido contactos P.S.O.E.

(histórico)-P.S.P., P. S. O. E.-F. P. S., P. S. O. E-P. S. P. (el último de los

cuales fue la comida en la que estuvieron los ejecutivos de Prensa de ambos

partidos y en la que estuvieron presentes como informadores dos periodistas de

agencias), etc. Es previsible que tales contactos continúen en fechas próximas.

Planteada así la cuestión, un poco como partida de ajedrez, las dificultades

para una alternativa conjunta del socialismo y la socialdemocracia española

podrían sintetizarse, con las lógicas cautelas y posibilidades de error, en los

siguientes puntos:

1. En el ala derecha está pendiente la posible incorporación de Federación

Social independiente, agrupación política que, según los observadores, estaría

inspirada desde alturas ministeriales. El hecho es que F. S. I. no ha pedido su

incorporación a Alianza Socialista Democrática. «Cuando lo pida, se estudiará»,

se nos dice en fuentes de la Alianza. Una posible «petición de entrada» de

F.S.I., podría provocar opiniones contrarias en los diversos partidos

componentes.

2. El ala izquierda de la familia socialista ofrece las siguientes

peculiaridades: a) El P. S. P. se muestra partidario de una alianza electoral

entre las fuerzas socialistas.

b) Federación de Partidos Socialistas es una federación de partidos que

mantienen su autonomía propia y siguen su particular política de

alianzas, según conveniencias estrategias. Así, Reconstrucción Socialista de

Asturias mantiene una alianza con el M.C. y el P. S. P. V. (Partido

Socialista del País Valenciano) y está unido al P. S. P., M.C. y Partido

Carlista.

c) El P. S. O. E. (Felipe González) mantiene la tesis de «un partido

federado», frente a la «federación de partidos» que propone F. P. S.

d) El P. S. O. E. mantiene la tesis de que sus siglas son patrimonio del

socialismo español y que bajo ellas debe agruparse el socialismo.

En definitiva, los diversos partidos parecen partidarios de conservar su propia

personalidad, incluso aquéllos que podrían considerarse minoritarios.

Para representantes de lo que hemos dado en llamar (para entendernos de algún

modo, simplemente) ala derechista, lo más conveniente sería una lista electoral

única de todos los partidos que se autotitulan socialistas o socialdemócratas.

Ocurre, sin embargo, que el ala izquierda considera más difícil esta unión,

ya que, en alguna medida, no otorga credibilidad socialista al ala

socialdemócrata o a algunos componentes de esa zona.

Tierno Galván, del P.S.P. también pondría dificultades al entendimiento con R.

S. E. y con el partido de García López (P.S.D.E.).

Y en estas estamos. A partir de aquí todo lo que ustedes quieran: cenas,

comidas, contactos y pactos. Hay versiones optimistas y pesimistas cara a la

posibilidad de unión de los grupos socialistas y socialdemócratas antes de las

elecciones. La solución, en próximos episodios.

 

< Volver