Seguirán las conversaciones PSP-PSOE para la unidad socialista     
 
 Ya.    16/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Seguirán las conversaciones PSP – PSOE para la unidad socialista

"Sería un grave error y responsabilidad el que la izquierda no comunista

acudiese separada a las elecciones" (Raúl Morodo) "Las siglas del PSOE son

patrimonio de todos los socialistas" (Javier Solana)

Con el tema de la unidad socialista y la alianza electoral sobre la mesa, se

reunieron a cenar anteayer altos dirigentes del Partido Socialista Popular y del

Partido Socialista Obrero Español. Por los primeros, su presidente, profesor

Tierno Galván, y su secretario general, Raúl Morodo. Por los segundos, el primer

secretario, Felipe González, y el secretario de Prensa e Información, Javier

Solana. Las primeras impresiones coinciden en señalar la importancia del

encuentro y la voluntad de seguir dialogando. Con una y otra parte hemos

hablado:

Raúl Morodo.—Fue una cena que venía preparada desde hace algún tiempo y que se

fue demorando por causas ajenas a ambas partes. La conversación fue muy cordial

y se quedó en seguir hablando. Estuvimos discutiendo el tema de la unidad

socialista y de la alianza electoral. El PSP quiere buscar una fórmula, la

que sea, y dar todo tipo de facilidades. Pero no ve, por ejemplo, la unidad bajo

las siglas del PSOE. Para socialistas independientes, esa fórmula parecería

lógica. Pero no para el caso de un partido organizado, como el PSP.

Por nuestra parte insisto, estamos dispuestos a toda la flexibilidad que se

quiera. Habrá que buscar el título genético que se quiera para la alianza

electoral, pero la persona que se presente, lo ha de hacer con sus propias

siglas. ¿"Impasse" en las conversaciones? Si se encuentra otra fórmula, por

nosotros encantados. Creemos que es un grave error y una gran responsabilidad el

que la izquierda no comunista vaya separada a las elecciones. El PSP es

partidario de la unidad socialista desde ahora mismo. Y una y otra parte somos

conscientes de que no se puede establecer la unidad de dos partidos con

identidad propia sin antes discutir problemas ideológicos y orgánicos.

Javier Solana.—La impresión de este primer encuentro ha sido positiva. No se

llegó a ninguna resolución, a nada concreto, porque no era el momento para

hacerlo. Fue una sesión de desbrozar un poco el camino.

Pero va a haber otras reuniones de trabajo en un futuro cercano. El PSOE expuso

con toda claridad su postura; la unidad socialista debe hacerse orgánicamente

(es decir, un solo partido); debe hacerse antes o después de las elecciones, no

durante el proceso electoral; creemos que las alianzas puramente electorales

no conducen a la unidad socialista, sino que conducen, en el fondo, a un proceso

de unidad mucho más difícil.

Una alianza de tipo pactista coyuntural no la vamos a admitir. El momento es

idóneo. Creemos que la unidad socialista es necesaria, porque un partido

socialista fuerte es importante para el país. Creemos que

lo que ofrecemos en una negociación seria y responsable desde ahora del programa

electoral, candidatura, etcétera, dentro de ese objetivo de la unidad orgánica.

Luego ya en un gran congreso, todos los socialistas miembros de una misma

organización, podían estudiar la línea de trabajo y comportamiento en la España

poselectoral.

En cuanto a lo de las siglas, creemos, sin altanerías ni falsos hegemonismos,

que el proceso unitario debe girar en torno al PSOE. Entendemos que las siglas

del PSOE son patrimonio de todos los socialistas. Todos se reclaman seguidores

de Pablo Iglesias. La mayor implantación y conocimiento de las siglas del

PSOE es un hecho y sería una irresponsabilidad tirarlo por la ventana. Lo mismo

podría decirse del patrimonio ideológico y ético que el partido ha tenido en su

historia.

 

< Volver