Autor: C. B.. 
   Voces y ecos     
 
 Arriba.    03/01/1978.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 22. 

V OCES Y ECOS

MADRID. (Por C.B.)-Con la pluralidad política, con el marco de iaa libertades ensanchado en el

imparable proceso democratizador de la sociedad española, se ha hecho ejercicio saludable contrastar laa

Ideas en las páginas de tos periódicos, aunque justo sea decir que en España se leen aún muy pocos

diarios en relación con Europa y con casi toda América. Para tener una cabal idea de «por dónde van los

tiros» se hace imprescindible leer dos o tres periódicos al día y no limitarse al encasillamiento de una sola

lluvia informativa, porque podríamos errar en el pronóstico del estado real de la climatología. Con un

propósito sencillamente esclarecedor nace esta columna para ayudar al lector en esa tarea, no siempre

fácil, de leer todos tos periódicos diarios con un ámbito nacional, exclusivamente los que se editan en

Madrid, espigando aquello que pudiera tener mayor interés, procurando situar en su propio marco de

origen los comentarios y las informaciones y, en algún caso, si ello es posible, descorriendo las "claves"

presumibles o ciertas que contienen.

Los lunes, y hoy es lunes por todo el día, ya se sabe que hay, por la mañana, casi ayuno total de

periódicos, por aquello de que los periodistas también son de carne y hueso y tienen que descansar algún

dfa a la semana, aunque se tiene el sucedáneo, algunas veces excelente, de las «hojas del lunes" que, más

que nada, traen deportes a todo pasto y algún fogonazo informativo de primera magnitud ocurrido

en domingo. Aunque la «Hoja del Lunes» de Madrid, en esta su nueva etapa, está sembrada de

comentarios políticos, artículos relevantes y muchas noticias de la actividad de los partidos, amén del

inevitable fútbol en cantidades industriales. En su sección habitual de «Las Constituyentes, el fino escritor

que es Carlos Luis Alvarez o Candido, que tanto da, afirma, en siete largas columnas, «que el esfuerzo

por la democracia nos ha echado encima cargas y pesadumbres difíciles de soportar, pero acaso sean esas

cargas tas que nos revelen que es posible una sociedad mejor. Por su parte, Jaime Campmany, que reparte

sus brillantes esfuerzos de excelentes articulista en muchos frentes informativos -«Hola del Lunes», «A

B C». «Informaciones»-, en su prónica de los «episodios nacionales» de ahora mismo, resume la

actualidad con un «total, que los pañales del año niño 1978 están más bien revueltos, mojados y

descosidos. Pobre criatura. Pero hay que sacarle adelante.

Aunque la actividad política está casi detenida -hasta el Presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, lava su

cansancio en algún pueblecito de las cercanías de Madrid, no «revelado por razones de seguridad-, en

los periódicos de la tarde, dada la muy variada gama Ideológica que defienden, la cosa se anima y las

opiniones se dividen.

El moderado periódico «Informaciones", con una larga tradición a sus espaldas al ser el «decano de la

Prensa de la tarde", ha encontrado un verdadero filón con su comentarista Abel Hernández, ex jesuita según todos los indicios, y hombre al que la» «malas lenguas" de los cenáculos políticos achacan

que tiene hilo directo al menos con la Moncloa y Castellana, 5 -Ministerio del Interior-, y que *us

escritos, por tanto, hay que leerlos despacio para saber por qué cauces se pretende llevar tas aguas. «Todo

indica que habrá Constitución en primavera», asegura don Abel, aunque no habrá referéndum hasta el

otoño, a tenor de lo que ha declarado Alvarez de Miranda a «El Noticiero Universal», de Barcelona.

Aunque las declaraciones del Presidente de) Congreso sobre temas constitucionales hay que recibirlas

siempre con ciertas reservas, pues ya se acordarán ustedes que el verano último, hace tan sólo cinco

meses. Alvarez de Miranda dijo que no habría Constitución hasta dentro de dos anos. Sigue e|

comentarista de «informaciones» diciendo «que la impresión dominante en medios autorizados del

Gobierno y de la UCD es que no habrá «lecciones municipales en marzo». ¿Pero no habíamos quedado,

señor Martín Villa, que elecciones municipales cuanto antes?

«El Alcázar» sigue su campaña contra el Gobierno a todo tren. No hay día sin tarascada; ni columna sin

intención demoledora. García Serrano, cada vez más agresivo en sus escritos, asegura que ¡a UCD «se las

ha arreglado perfectamente para castigar a Navarra con un plebiscito humillante, en el que ha de decidir si

se Incorpora al País Vasco». E] profesor Fueyo, desde hace algunas semanas, se ha sumado a los

colaboradores de «El Alcázar» y claro que no es para alabar, que para eso ya exisen otras tribunas. Hoy,

así para empezar, empieza su articulo con esta exigencia: «La cuestión esencial a la que tiene que

responder la actual política constituyente, porque es la cuestión de las cuestiones, es la de cómo es posible

la integración de España en Europa y la disolución de España en Territorios Autónomos.»

«Pueblo», en un comentario firmado por «Diógenes», en su famosa «Tercera Página», señala que «la

preautonomía vasca, como en su momento lo fue el asunto de la GeneraIitat, son piedras de toque básicas

para reflexionar sobre el futuro autonómico. Naturalmente, del buen éxito de estas experiencias piloto

dependerán las demás».

«Diario 16» revela que la mayoría

de los españoles somos optimistas de cara al futuro y que nunca, en los últimos tiempos, lo habíamos sido

tanto. Y esto se avala con los datos de una encuesta realizada para dicho periódico por «IcsaGsItup».

Cuando aquí muchos pensábamos que vivíamos tiempos de desesperanzas, resulta altamente consolador

comprobar, con la fuerza de los datos de la encuesta, que el 39 por 100 de los españoles consultados

consideran que el año 1978 será «mejor» que 1977, mientras que el 21 por 100 respondió que sería igual

y los pesimistas sólo sumaron el 29 por 100. «La democracia -comenta «Diario 18»- sigue dando

esperanza a los españoles.» ¡Y que sea por muchos años!

AÑO DE LA CONSTITUCION

•Este será el año de la Constitución. Los historiadores la conocerán como la «Constitución del 78" Será la

carta magna de las libertadas an España, la restauración formal de la Monarquía constitucional y la

Institucionalización de las autonomías regionales. La nueva Constitución marcará un cambio de

horizonte: habrá que hablar, inevitablemente, de «antea de la Constitución" o «después da la

Constitución». Una vez aprobada en referéndum por el pueblo, se habrá hecho la ruptura con al régimen

anterior y sa habrá acabado la dedicada etapa de transición a la democracia.

Todo indica que habrá Constitución en primavera. El presidente del Congreso, señor Alvarez de Miranda,

opina, sin embargo, que al referéndum sa dejará para otoño. Hasta ahora se creía que la consulte popular

ao celebraría en junie. De este acontecimiento dependa en gran parte al rasto del calendario político.

A este proposit, la impresión dominante en medios autorizados del Gobierno y de la UCD es que no habrá

elecciones municipales en marzo. Los buenos propósitos quedarán desbordados. «Además, en contra de

lo que se dice para la galería, ni la Izquierda, ni la derecha, las quieren tan pronto», aseguran las mismas

fuentes. Ahora bien, si se cumplen las profecías del presidente del Congreso, tal vez queda hueco en junio

para estas elecciones locales, una vez aprobada ya la Constitución en las Cortes.»

Abel HERNÁNDEZ, en «Informaciones"

PREAUTONOMÍAS

«La preautonomía vasca, como en su momento lo fue el asunto de la Generalidad, son piedras de toque

básicas para reflexionar sobre al futuro autonómico. Naturalmente, dal buen éxito de estas experiencias

pilote dependerán los demás. Gallegos, castellanos, levantinos, andaluces, canarios, etc., esperan también

su légítima oportunidad. Nadie -pensamos- exige más de lo debido. Si así fuera, además, la

Constitución española dejará claro la acepción y régimen concreto de las autonomías.

El caso es que haya generosidad de fórmulas paara hacer del Estado español un conjunto armçonico y no

apelmazado. Que no impere la cicatería dasda los despachos capitalinos, y el pueblo dé también ejemplo

de conducta responsable.»

DIOGENES, en «Pueblo»

INTEGRACION Y DISOLUCION

La cuestión esencial a lo que tiene que responder lo actual política constiuyente, por que es la cuestión de

las cuestiones, es lo de cómo es posible la integración de España en Europa y lo disolución de España en

Territorios Autónomos. Y, más que lo peor, lo pérfido de esta cuestión política absoluta, no es que sea

absoluta, cual cuadratura del círculo, que tal es en un enunciado sino que si se resuelve, no sería en favor

de España; concuiría con ventaja efímera de algunos nacionalidades españolas y terminaría con la

colonización definitiva de los demás predios autonómicos. Tal es la solución ecléctica de los fenicios, la

ley de bronce del Mercado; escoger lo integrable y fomentar el pauperismo de lo desintegrable, hasta la

colonización.

Jesús Fueyo, en «El Alcázar»

1978

"Estamos ya en otro año. Estamos en 1978. En verdad que el esfuerzo por la democracia nos ha echado

encima cargas y pesadumbres difíciles de soportar, paro acaso sean esas cargas las que nos revelan que es

posible una sociedad mejor. Una sociedad en la que todos los españoles sean capaces de percibir la

libertad y convivirla, engendrándola cada día y construyendo con alta su historia.

Carlos Luis ALVAREZ, en «Hoja del Lunes.

4 Arriba

 

< Volver