Felipe González. 
 Propugna la unidad socialista     
 
 Pueblo.    04/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Felipe González

PROPUGNA LA UNIDAD SOCIALISTA

MADRID, (Europa Press.)— «El análisis del proceso unitario debe transcurrir por

otros derroteros que los del falso dilema de la desaparición de todas las siglas

o mezcla de las existentes en una alianza electoral», escribe Felipe González en

la revista que edita el P. S. O. E., grupo político del que es

secretario general.

Tras afirmar que hasta el momento la dirección del partido ha eludido la

polémica abierta en esta ocasión por la «carta de los 120» socialistas en pro de

la unidad (40 de ellos afiliados al P. S. O. E), por entender que ideologizar la

discusión puede incluso dificultar la solución del problema, el señor González

afirma que la desunión perjudica a la causa del socialismo y principalmente al

P. S. O. E., como también le beneficiarla la unidad posible.

Más adelante, al iniciarse en la respuesta, el señor González alude al acuerdo

de que el partido socialista afronte como tal las primeras elecciones que se

produzcan en el país, acordado en el reciente congreso.

Agrega que por voluntad del congreso no es posible negociar la sigla, como

tampoco e1 programa máximo o declaración de principios.

Sobre el cómo acudir en su caso a la confrontación electoral, la dirección del

P. S. O. E. responde que «entre todos puede y debe discutirse el programa

electoral y las candidaturas que han de presentarse».

«Me parece, en este punto, innecesario recordar la resolución de nuestro

congreso, que más por sentido político que por prepotencia partidista decidió

que la sigla que debería afrontar el reto electoral era la del P. S. O. E.»

Para una vez superada la fase electoral, de la que saldría un grupo

parlamentario, el señor González prevé que «se podría dar la plena unidad

ideológica y orgánica», y «se debería discutir en profundidad el

programa de actuación parlamentario del partido a través de un instrumento

adecuado, cual podría ser el de una convención o asamblea nacional para definir

la línea de actuación de los socialistas en la fase democrática».

 

< Volver