Autor: Mora, Francisco. 
 Para Barrera, es falso el dilema o democracia o autonomías. 
 Los catalanes no encajan la armonización autonómica     
 
 Diario 16.    28/03/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Para Barrera, es falso el dilema «o democracia o autonomías»

Los catalanes no encajan la «armonización» autonómica

Heribert Barrera, presidente del Parlamento catalán, manifestó ayer, en relación a la propuesta

gubernamental de «armonización» de las autonomías que «se equivocan quienes plantean el dilema "o

democracia o autonomía". Que nadie crea que es posible esclavizar a Barcelona y vivir con libertad en

Madrid.»

Barcelona: Francisco MORA, corresponsal

«Así paga el diablo», decía anoche a DIARIO 16, con tono de evidente tristeza, una personalidad política

catalana, refiriéndose a la ley de Armonización propuesta el jueves pasado al Congreso por el Gobierno.

«La minoría catalana ha hecho todo lo posible por la gobernabílidad de España y ahora, el Gobierno, al

cual nosotros hemos respaldado con nuestros votos, nos da la puñalada por la espalda», declaraba el

referido político.

Para Convergencia, formación política que gobierna la autonomía catalana, la ley de Armonización no es

otra cosa que el aprovechamiento, por parte del Gobierno, del síndrome creado por el «tejerazo» para

poner arena en los cojinetes de las autonomías. «Humillados y tratados con evidente injusticia», dicen los

hombres de Convergencia que se sentirán los catalanes con esta «armonización», puesto que, aseguran,

sería imposible demostrar con verdad que en Cataluña el proceso autonómico no estaba transcurriendo

con la mayor normalidad hasta ahora.

Choque frontal

El proyecto de la ley de Armonización de las Comunidades Autónomas, que trata de regular los términos

«nación» «nacional» y «nacionalidad», choca de inmediato con la primera ley del Parlamento de Cataluña

que declara fiesta nacional de Cataluña el día 11 de -septiembre. En dicha ley se habla de «realidad

nacional», «nación» y «fiesta nacional», refiriéndose a Cataluña, términos que evidentemente entran en

choque directo con el espíritu y la letra del proyecto Martín Villa.

Con el sólo enunciado de la primera ley aprobada por el Parlamento de Cataluña se ve que el desfase con

el proyecto propuesto por Martín Villa es inevitable, ya que tales términos, según dicho proyecto, sólo

podrán ser utilizados al referirse «a la nación española en su conjunto». De prosperar, corrió parece que

así será, el proyecto de ley aprobado el jueves en el Congreso, la primera ley del Parlamento de Cataluña

deberá ser modificada inevitablemente.

La inspección

Los inpectores de Universidades que en Barcelona han establecido contacto con varios de los enseñantes

que firmaron el manifiesto de los 2.300 sobre la igualdad lingüistica en Cataluña, no se han entrevistado

con ningún responsable de la Generalitat.

A este respecto indicaron que «no estuvieorn en la Generalitat porque no habían recibido ninguna

indicación de que debían hacerlo, puesto que su trabajo lo tenían planteado exclusivamente en la

Universidad». Tampoco se han podido entrevistar con el rector Badía Margarit por estar éste en París,

aunque de haberse encontrado el rector en Barcelona, por una cortesía usual, habrían contactado con él,

según han declarado fuentes ministeriales.

Joan Guitant, concejal de Enseñanza, ha declarado que desconocía «la presunta presencia de inspectores

del Ministerio de Educación en Barcelona».

Parece que con esta manera de actuar, el Ministerio ha querido dejar muy claro que, a pesar de los

traspasos realizados hasta ahora en Enseñanza, que son muchos por no decir casi todos, mantiene todavía

serías ,e importantes prerrogativas sobre la materia, tanto en Cataluña como en las demás comunidades

autónomas.

Sobre todo después del eco que las dudas sobre la enseñanza en Cataluña han suscitado la causa de las

denuncias realizadas, a través de las declaraciones de hombres como Amando de Miguel, Jiménez

Losantos y Pínilla de las Heras, por no hacer esta cita demasiado larga.

 

< Volver