Autor: Canals, Enric. 
 Cataluña. 
 El Parlamento defenderá su ley de diputaciones     
 
 El País.    10/04/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

EL PAIS, viernes 10 de abril de 1981

CATALUÑA

El Parlamento defenderá su ley de diputaciones

ENRIC CANALS, Barcelona

El Pleno del Parlamento catalán acordó ayer personarse ante el Tribunal Constitucional y defender la

constitucionalidad de la ley sobre transferencia plena y urgente de ias diputaciones catalanas a la

Generalidad, La citada ley fue aprobada por la Cámara catalana el. pasado 17 de diciembre, y ha sido

objeto de un recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno central ante el Tribunal

Constitucional,

El acuerdo fue tomado tras ía presentación de una moción de tres puntos por parte de todos los grupos

parlamentarios, a excepción de Centristas de Cataluña-UCD. Este partido ya se opuso a la ley en el

momento de su aprobación. Ayer, Centristas de Cataluña-UCD se mostraron favorables a que el Par-

lamento catalán se persone anîe eî Tribunal Constitucional, pero votaron en contra del punto que hacía

referencia a la defensa de la constitucionalidad de ia ley.

En las explicaciones de voto, socialistas, comunistas, Izquierda Republicana y Convergencia y Unión

coincidieron en señalar la existencia de una campaña antiautonómica y en la presentación del recurso de

inconstitucionalidad contra la ley de transferencia de ias diputaciones a la Generalidad como un

ingrediente más de esta campaña.

«La presentación del recurso», manifestó el diputado comunista Jordi Borja, «es demostrativa de la

voluntad antiautonómica del Gobierno de UCD. Según el Estatuto, tenemos competencias claras en este

tema. No es un problema de técnica jurídica, sino uno de los hechos más graves:de la ofensiva

antiautonomica, que existe contra Cataluña, donde existe un principio de poder político».

Más adelante, eí citado diputado señaló que el Parlamento catalán, legislando sobré la ordenación del

territorio de Cataluña, contribuiría a la consolidación deí Estado de las autonomías.

Para el diputado, sin esta contribución sólo se lograría una «España que no sirve, que produce

aburrimiento y rabia». Citando a Cánovas, señaló que se haría realidad aquello de que «es español el que

no puede ser otra cosa».

Socialistas y Convergencia y Unión aludieron a la tradición política del catalanismo de rechazar la

ordenación territorial basada en las provincias.

«Siempre que ha habido posibilidades de ejercer la acción de gobierno por parte de Cataluña», manifestó

Macià Alavedra, portavoz de Convergencia y Unión, «ha habido vacío de las diputaciones. Así ocurrió en

la Mancomunidad, en ia Generalidad de 1931 e incluso durante la Generalidad provisional, en cuyo

período la comisión mixta aprobó eí traspaso de las diputaciones a la Generalidad y a ello no se opuso e!

Gobierno».

Por su parte, el diputado socialista Lluis Armet insistió en la tradición política de acabar con las

diputaciones. «Autonomía», dijo, significa poder político y voluntad de organización del territorio».

Señaló la ordenación de Cataluña en comarcas y veguerías (regiones) como una ordenación ideal, fruto de

una reivindicación histórica.

El portavoz centrista Vicente Capdevila explicó el sentido del voto de su grupo recordando que, cuando la

discusión de la ley que suprime las diputaciones, ellos ya expresaron la opinión de que vulneraba la

Constitución. Rehusó que existiera una campaña antiautonómica y aludió a que su postura de no defender

la constitucionalidad de la ley venia dada por ia voluntad de llevar adelante el proceso autonómico «con

rigor».

La Mesa del Parlamento catalán, oída la Junta de Portavoces, formulará las alegaciones oportunas ante el

procedimiento iniciado en el Tribunal Constitucional.

Malestar por las criticas de Pujol

Respecto a las duras declaraciones de Jordi Pujol sobre el proyecto de ley de Bases de la Administración

Local, una fuente gubernamental manifestó que en él se reconoce autonomía de las corporaciones locales,

consagrada en la Constitución, favorece ía gobernabilidad de ayuntamientos y diputaciones y facilita la

suficiencia de ias haciendas locales con el objeto de lograr la existencia de unas corporaciones locales

fuertes, entendidas como factor de solidaridad.

«Por tanto», añadió la fuente, «el citado proyecto no supondrá ia eliminación de la Generalidad, como ha

dicho su presidente, ni conllevará ningún tipo de estrangulamiento de las funciones de las comunidades

autónomas».

Se insiste en medios oficiales que uno de los objetivos perseguidos por el Gobierno al elaborar ei

proyecto de ley ha sido el de respetar ia autonomía de ias corporaciones locales.

 

< Volver