Autor: Miguel Rodríguez, Amando de. 
   A tiros contra el manifiesto     
 
 Diario 16.    22/05/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

AMANDO DE MIGUEL

Sociologo, primer firmante del «Manifiesto de fos 2,300»

A tiros contra, el manifiesto

Tras el atentado contra Federico Jiménez Losantos, Amando de Miguel, coautor y firmante del

«Manifiesto por la igualdad de los derechos lingüísticos en Cataluña», hace Un replanteamiento del tema

de fondo.

Lo que tenía que pasar, desgraciadamente, ha pasado. Federico ha recibido realmente el primero de los

dos mil trescientos tiros simbólicos. Hasta ahora no habían pasado de insultos, amenazas,

descalificaciones y, lo que es peor, colaborantes silencios. Cada una de estas cosas se interpretaba como

anécdotas personales, exageraciones subjetivas, alarmismos injustificados.

Supongo que alguien comentará ahora que los tiros a las piernas no son mortales. Se ve venir el

comunicado oficial que se refiere a «elementos incontrolados». Resuena la retórica sobre la proverbial

mesura y pragmatismo del carácter catalán, se seguirá hablando de trágicos errores, lamentables

incidentes excepcionales que no deberían haber sucedido.

«Sedicentes»

Y continuaremos escuchando el ínsolente desprecio que atribuye el grave problema étnico en Cataluña a

una «mezquina protesta de pequeños funcionarios». Los intelectuales establecidos seguirán llamándonos

«sedicentes» intelectuales que suena a sediciosos.

Alguno que fue gran empresario editorial seguirá «sin reconocer a ningún escritor» entre los firmantes del

«Manifiesto de los 2.300», tampoco a Federico. Algunos diarios, que edito-rializaron sin informar y sin

admitir el derecho de réplica, no sé por donde saldrán ahora.

Los «enérgicos" condenadores del terrorismo emergen de los nacionalistas impotentes. Estos son los que

distribuyen zalemas, en Madrid y denuestos en Barcelona. Ya han aprendido que con terroristas en casa

pueden negociar mejor en Madrid sus privilegios de casta.

En toda esta triste historia lo peor es el sistemático esfuerzo para no informar de lo que sucede en

Cataluña. El consenso concertado impide que se entere de que de «lo que quedara España» han

conseguido que hasta los más entusiastas del proyecto de una Cataluña progresista nos tengamos que

marchar aterrados. Se repartirán las migajas de nuestras nóminas de pequeños funcionarios y ya está.

Pocos más querrán venir de fuera. Para salir adelante en la Cataluña actual hay que ser nativo o, si se es

inmigrante, hay que jurar que los inmigrantes no tienen problemas, Desde las gradas del poder seguirán

diciendo que no hay dos comunidades lingüísticas, que la Tierra no gira alrededor del Sol.

Aprovecho para corregir una travesura del duende de las imprentas en un artículo anterior. Donde decía

que ros qae mandan en Cataluña se proponen una cultura bilingüe, quería decir, naturalmente, que ir atan

de imponer una cultura monolingue. Si lo consiguen será un desastre para Cataluña. Traerá decadencia y

sangre.

El idioma

Comprendo intelectualmente una Cataluña independiente. Aun en ella será imposible que se pueda

imponer un solo idioma. A no ser que se vaya de Cataluña el 80 por 100 de la clase trabajadora, que es la

que fundamentalmente habla el castellano.

Es necesario averiguar qué pasa en Cataluña con él independentisme terrorista, ahora que empieza a

debutar en público. Es consecuente con el hatajo de insultos que los firmantes del manifiesto hemos ido

recibiendo. Ahora se ve que nos quedamos cortos en nuestra critica.

 

< Volver