Autor: Sáenz-Díez, Margarita. 
 Con exclusión de los comunistas. 
 Jordi Pujol podría formar en otoño un Gobierno de amplia base     
 
 ABC.    13/06/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

SÁBADO 13-6-81

NACIONAL

Con exclusión de los comunistas

Jordi Pujol podría formar en otoño un Gobierno de amplia base

BARCELONA (Margarita Sáenz-Díez, corresponsal). Entre (os socialistas de Cataluña y Convergencia

Democrática se registra una aproximación política real de caracteres inéditos tras el acceso a la

Generalidad de Jordi Pujol, que podría culminar en una afianza de Gobierno a comienzos del otoño. Esa

alianza, no obstante, se ampliaría a otras fuerzas políticas, concretamente a centristas-UCD y Esquerra

Republicana, quedando excluido de la misma ef PSUC, al que se le solicitaría apoyo parlamentario.

El paulatino entendimiento entre Convergencia y PSC tiene, a partir de ahora, una plasmaron concreta: se

han institucionalizado contactos semanales entre las direcciones de ambos partidos, El intercambio de

criterios permitirá, en primer lugar, buscar puntos comunes a la hora de afrontar cuestiones muy

importantes para Cataluña, tales como el proyecto de ley de Régimen Local, la sentencia —en los

términos que fueren— del Tribunal Constitucional respecto a las Diputaciones y el probable proyecto de

ley con el que se desarrollarían algunos puntos del título VIII de la Constitución, referido a las

comunidades autónomas.

Ayer, al mediodía, el primer secretario del PSC-PSOE, Joan Raventós, en unas declaraciones

radiofónicas, no negaba la posibilidad de que se formara un nuevo Consell con participación socialista

llegado el otoño, aunque citaba corno paso previo a cualquier tipo de decisiones en ese sentido, la

realización de un balance que precise los puntos de acuerdo que hayan sido alcanzados por ambos

partidos, tras esta serie de contactos que conduiran a mediados de Julio.

La inclusión en un eventual ejecutivo catalán de base más amplia de centristas-UCD vendría

condicionada, fundamentalmente, por la necesidad que tiene el Gobierno de Pujol de mantener buenas

relaciones con et Gobierno español y, a su vez, para evitar pequeñas operaciones de «castigo» con las que

amenazan las huestes de Caneltas. Una de ellas se plasmó.la semana pasada cuando el Conseil de la

Generalidad se vio obligado a retirar un proyecto de ley sobre los avales a empresas privadas, a causa de

la negativa centrista a apoyar tal iniciativa con sus votos.

Por otra parte, la inclusión de Esquerra Re-publicana se haría imprescindible para Jordi Pujol a fin de

contener el expansionismo de la vertiente nacionalista de ERC, que fuera del Gobierno podría capitalizar

en su favor el papel de oposición, recurrir a las manifestaciones verbales formalmente radicales y, en fin,

arrancar votos convergentes.

Finalmente, el PSUC no estaría dispuesto a aceptar un planteamiento de éstas características, ya que

siempre ha postulado un Gobierno de unidad, especialmente necesario —en su opinión— en, esta etapa

de construcción de las instituciones catalanas.

En cuanto a los miembros del Consell de la Generalidad, no se ha detectado ningún síntoma de

preocupación ante una posible remodelación gubernamental, lo que permitiría deducir que vislumbran

lejana la realización de tal proyecto, alguno de ellos, sin embargo, comentó hace unas semanas a esta

corresponsal sus propósito de abandonarlo.

La Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados tiene que debatir forzosamente en pleno el

Estatuto de autonomía andaluza antes de fin de mes, según se informó a Europa Press en fuentes

parlamentarias.

El plazo de dos meses que tiene el Estatuto para su aprobación en Comisión termina justamente a finales

de junio. La fase de ponencia ya ha terminado, y sólo falta que la Delegación proponente se reúna con los

miembros de la Comisión Constitucional para depurar el texto definitivo.

 

< Volver