Autor: Quintá Sadurní, Alfonso. 
 Cataluña. 
 Dirigentes de Convergencia reafirman que Pujol planteó la posibilidad de dimitir     
 
 El País.    01/11/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

CATALUÑA

Dirigentes de Convergencia confirman que Pujol planteó la posibilidad de dimitir

ALFONS QUINTA, Barcelona

Numerosos dirigentes de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) —más de diez— ratificaron ayer

a este diario, en todos sus puntos, la información aparecida ayer mismo en estas páginas, según la cual

Jordi Pujol recabé formalmente la opinión del consejo nacional de su partido respecto a su posible

dimisión como presidente de la Generalidad.

No obstante, el recién designado delegado personal de Pujol para cuestiones de su partido, Antonio

Comas, desmintió en nota pública aquella información, a la que de forma genérica y nada precisa calificó

de falsedad. El comunicado estaba suscrito únicamente por Comas y no por ningún órgano del partido.

Comas, que ocupa un cargo que no está en absoluto previsto en los estatutos de CDC, fue uno de los 250

militantes del partido de Pujol que asistieron a la última reunión del consejo nacional de Convergencia,

celebrada el pasado domingo en un hotel de la localidad de Sant Cugat.

A primeras horas de la mañana de aquel día, y dentro de los debates sobre política general, Jordi Pujol

recabó explícita y formalmente al conjunto de los reunidos su opinión respecto a su posible dimisión

como presidente de la Generalidad. Este terna específico de la posible dimisión de Pujol ocupó la mayor

parte de la jornada, tanto en su sesión de mañana como en la de tarde, y fue el tema de conversación

dominante en la comida, celebrada en el mismo hotel.

A lo largo de esta semana, los 250 miembros del consejo nacional de CDC informaron reservadamente a

los comités de distrito de Barcelona y a los comités de la mayoría de comarcas de Cataluña, de la

posibilidad de que Pujol dimitiese. Este diario fue detalladamente informado ayer sobre el desarrollo de

estas numerosas reuniones de base. También ayer este diario pudo comprobar cómo la difusión pública de

la posible dimisión de Pujol no causaba sorpresa en los dirigentes y cuadros de CDC, que la conocían con

todo detalle. Uno de los varios dirigentes de CDC consultados manifestó su asombro ante el mentis de

Antonio Comas, y afirmó: «Lo que saben centenares de personas no puede ser jamás calificado de falso.

En el mejor de los casos, Comas practica la digamos virtud jesuítica de la reserva mental».

En la reunión de referencia de Sant Cugat hubo más de una docena de largas intervenciones respecto a la

posible dimisión de Jordi Pujol corno responsable del Ejecutivo catalán. Destacaron, entre otras muchas,

las de Jaume Ciurana y la del senador por Gerona Jaume Casademont. Todas ellas fueron de una gran

pureza, en contra de la actitud adoptada por el Gobierno central respecto a la Generalidad. Si bien existían

diferentes matices respecto a la eonveniencia de que Pujol dimitiera o no, todas las intervenciones

defendían el criterio de que debía producirse una fuerte inflexión en la actual situación política catalana.

 

< Volver