En su primer aniversario como delegado del Gobierno en Cataluña. 
 Rovira Tarazona aboga por un mejor conocimiento de la pluralidad de España     
 
 ABC.    30/04/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

VIERNES 30-4-82

NACIONAL

En su primer aniversario como delegado del Gobierno en Cataluña

Rovira Tarazona aboga por un mejor conocimiento de la pluralidad de España

BARCELONA. «Debe rechazarse cualquier campaña que pretenda crear y explotar un sentimiento

antívasco, anticatalán o anticastellano», dijo a Efe Juan Rovira Tarazona, delegado del Gobierno en

Cataluña desde hace un año. «Quien así lo haga —anadió—, incurre encuna grave responsabilidad porque

está generando una energía separadora y sembrando la semilla de la discordia intercomunitaria.»

Dijo también que la experiencia de un año en una Comunidad autónoma en funcionamiento le lleva a la

conclusión de qué no hay que temer el desarrollo constitucional en este punto: «No hay razón —

puntualizó— para temer que Ja autonomía, planteada y ejercida correctamente, afecte a la vigencia real de

los principios fundamentales de nuestra Constitución como son la indisoluble unidad de la nación

española, la solidaridad entre todas las Comunidades y la igualdad de derechos y obligaciones de todos

los españoles; cualquiera que sea la parte del territorio del Estado en que se encuentren.»

Añadió al respecto el señor Rovira Tarazona que, si en ocasiones se han producido manifestaciones

disgregadoras o contrarias a estos principios, «no pueden atribuirse al sistema autonómico ni a las normas

constitucionales o estatutarias que lo regulan, sino que depende exclusivamente de la actuación de unas

personas o de unos grupos muy reducidos, que precisamente desean colocarse extramuros de la

autonomía».

«La razonable y legítima aspiración de mantener los rasgos diferenciales dé cada una de las

nacionalidades y regiones que integran la nación española, debe hacerse siempre sin herir el común

sentimiento de ser español ni crear ningún tipo de discriminación. En todo caso, esta afirmación de la

identidad propia debe hacerse en forma positiva, y no es lícito hacerla creando un sentimiento contrario a

la Comunidad», agrega Rovira.

Opina el delegado del Gobierno en Cataluña que debe favorecerse más que nunca el conocimiento por

todos de nuestra pluralidad, y afirma que «autogobierno implica dar las respuestas adecuadas por y cada

pueblo».

«De esta forma —puntualiza—, se acaba con la coartada de atribuir las culpas al Gobierno central. Sería

pueril en lo sucesivo endosar a otros el incumplimiento de la propia responsabilidad. Pero hay notables

diferencias de partida que no pueden consolidarse o, con el tiempo, aumentarse.»

Tras un año de experiencia como delegado del Gobierno en Cataluña, Juan Rovira Tarazona considera:

«Los que fórmanos parte, de los órganos de la Administración Central del Estado estamos obligados a

actuar con absoluta sinceridad, y ello nos impone dejar cualquier recelo o prejuicio frente a la

Administración autonómica.» Y considera asimismo que debe desaparecer cualquier tipo de resistencia al

traspaso de los servicios, y los medios previstos en la legislación vigente. «Los titulares de los órganos de

la Administración Central —añade— no han de tener la sensación de ser despojados de algo que les

corresponde, ni los funcionarios que entran al servicio de una Administración autónoma han de

considerarse objeto de un tráfico administrativo. La idea dé servicio a la colectividad late en ambas

Administraciones.»

 

< Volver