Autor: Parramón, Conxa. 
 La Generalidad intenta la salvación del grupo desde Cataluña. 
 La Caixa, en auxilio de la Banca Catalana     
 
 Diario 16.    18/06/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

La Generalidad intenta la salvación del grupo desde Cataluña

La Caixa, en auxilio de la Banca Catalana

Barcelona: Conxa PARRAMON, corresponsal

Las Cajas de Ahorro catalanas, y especialmente La Caixa, parecen dispuestas a echar un cable a la Banca

Catalana para superar los difíciles momentos por los que atraviesa. El presidente de la Generalidad, Jordi

Pujol, hombre muy ligado a este grupo bancario, desea que la solución de la crisis salga de Cataluña sin

tener que recurrir al Banco de España o a alguno de los siete grandes bancos.

El grupo Banca Catalana, muy vinculado al presidente de la Generalidad, Jordi Pujol, ha llegado a un

principio de acuerdo con las Cajas de Cataluña y de Barcelona para efectuar una ampliación de su capital

social igual al capi-tal que tiene ahora Banca Catalana. Esta información fue confirmada ayer por el

vicepresidente de Banca Catalana, Francesc Cabana: «Es un acuerdo de principio que hay que concretarlo

de alguna forma.»

Sin embargo, un portavoz autorizado de la Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros ha señalado a

Diario 16 que, efectivamente, se está negociando con Banca Catalana y se están celebrando

conversaciones, de lo que todavía no se puede decir nada seguro.

El vicepresidente de Banca Catalana ha desmentido que esta operación de ampliación de capital se lleve

a. cabo porque la situación financiera de esta entidad no sea del todo solvente, tal como han indicado

diversas noticias aparecidas en los últimos días. «Los bancos vivimos en la confianza de nuestros clientes

- ha precisado Cabana- y una noticia de este tipo puede hacer mucho daño, especialmente cuando se trata

de una auténtica infamia, una cosa absolutamente falsa. Ante esto, nuestra reacción ha sido pedir un

soporte de las instituciones que podían hablar a nuestro favor. El Banco de España ha hecho un

desmentido muy claro de esta situación y la Conselleria de Economía y Finanzas, que conoce nuestro

balance, también. Finalmente, hemos ido a parar a aquellas instituciones financieras catalanas y

personalidades de la economía que pueden darnos apoyo.»

Junta

Por su parte, el conseller de Economía y Finanzas del Gobierno de Jordi Pujol - Pujol fue el principal

promotor de Banca Catalana- ha hecho pública una nota en la qué indica: «El normal funcionamiento de

las entidades bancarias del grupo Banca Catalana está asegurado.» La nota añade: «Banca Catalana va a

proceder a reforzar sus recursos propios; el Banco industrial de Cataluña, a sanear los resultados de

ciertas partidas industriales, y el grupo bancario, a concretar su actuación gerencial en un número más

reducido de bancos, concentración que se verá apoyada por la integración de nuevas personas en los

órganos de gestión.»

La forma en que se llevará a cabo esta operación todavía no está decidida, pero la concreción de todo este

programa de reforzamiento deberá estar concluido antes del día 29 de este mes, en que se celebrará la

junta de accionistas que deberá aprobarlo.

Problemas

En un principio, parece que tan sólo la Caja de Pensiones y la de Barcelona van a participar en esta

operación, aunque según el vicepresidente de Banca Catalana, Francesc Cabana, podrían participar más

Cajas. Sin embargo, en medios financieros catalanes se ha destacado el hecho de que la Caja de Cataluña

-controlada por la Diputación de Barcelona, que en -estos momentos gobiernan los socialistas-no haya

sido, al parecer, vinculada a este acuerdo. Entre los personajes de la vida económica catalana que

podrían entrar a formar parte del consejo de administración de este grupo bancario suenan los nombres

del presidente de Fecsa, Juan Alegre Marcel, y de José María Figueras, presidente del Consejo Superior

de Cámaras.

A pesar de los desmentidos, todo indica que el grupo Catalana atraviesa graves problemas. Los

problemas, como ya se ha indicado, hacían referencia a la vertiente industrial del grupo: «De rio ser por

estas condiciones adversas es difícil de entender que Banca Catalana amplíe capital y tenga que ser

auxiliada por las Cajas de Cataluña», manifestó una fuente solvente, próxima a otro importante banco de

Cataluña.

 

< Volver