Autor: Sáenz-Díez, Margarita. 
 En términos altamente críticos para la gestión de Jordi Pujol. 
 El PSUC presentó ayer la moción de censura contra el Gobierno de la Generalidad     
 
 ABC.    30/09/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

JUEVES 30-9-82

NACIONAL

En términos altamente críticos para la gestión de Jordi Pujol

El PSUC presentó ayer la moción de censura contra el Gobierno de la Generalidad

BARCELONA (Margarita Sáez-Díez, corresponsal). La moción de censura del PSUC presentada contra

el presidente de la Generalidad la justificó el secretario general de los comunistas catalanes en función de

que la política de Jordi Pujol no refleja «la Cataluña autonómica, democrática y solidaria por la cual el

pueblo ha luchado tanto tiempo» y, también, porque CiU «quiere monopolizar de forma inaceptable la

representattvidad de Cataluña». Estas frases demuestran el tono altamente crítico con que se abrió ayer

por la mañana la sesión parlamentaria en la Cámara catalana. Gutiérrez Díaz apretó a fondo el botón de la

crítica para dar paso a la intervención del candidato a presidente, Josep Benet, quien quiso aparecer como

un futuro presidente arbitro que, si en ei pasado supo colaborar con personalidades políticas tan diversas

como Joan Revenios o Jordi Pujol, en la actualidad podía encabezar la representación de un ejecutivo de

amplia base.

Previamente al discurso de Josep Benet, el dirigente comunista Antoni Gutiérrez Díaz quiso poner

también en evidencia a las fuerzas políticas que critican aceradamente la política de Pujol, pero que a la

hora de presentar una moción de censura no la respaldan con sus votos, en directa alusión a la postura de

los socialistas. Como anticipó ayer ABC, el secretario general del PSUC sacó a relucir la problemática

por la que atraviesa el grupo de Banca Catalana, solicitando que se aclarara si existe o no un «agujero» de

tantos miles de millones como se dice.

La idea de que el «no radical» dado al Gobierno Pujol iba estrechamente ligado a la presentación de un

Gobierno «que ofrezca un cambio en la política catalana», fue insistentemente transmitida por el

candidato Josep Benet. El carácter no partidista del programa fue asimismo objetó de varias referencias.

«Es un programa que contempla la situación real de Cataluña de hoy y muy especialmente de las clases

populares», dijo. La necesidad de catalanizar el país junto al imperativo de actuar para que la

normalización lingüística sea una realidad constituyó otro de los ejes de un discurso que se prolongó

durante tres horas.

La oferta de presentar el «catalanismo popular» del PSUC como alternativa al «catalanismo conservador»

de CiU fue rebatida por el conseller de Gobernación. Maciá Alavedra, uno de los diputados de CiU de

mayor habilidad parlamentaria, como quedó demostrado durante su etapa de portavoz de la miñona

convergente finalizada antes del verano.

En opinión de Alavedra las criticas comunistas pueden volverse en contra del PSUC, aunque, las calificó

de rigurosas, ya que es inútil, desde su perspectiva, que el PSUC quiere protagonizar reivindicaciones

propias del nacionalismo. «El PSUC es comunista y CiU es nacionalista», puntualizó el conseller de

Gobernación, recordando a continuación a Gutiérrez Díaz que «usted está hablando en nombre de un

partido que no es nacionalista. Es un partido nacional catalán que defiende las libertades de Cataluña».

Alavedra, además de intentar neutralizar la imagen que dibujaba el enfrentamiento entre dos

nacionalismos, calificó la iniciativa de presentar una moción de censura de «golpe de teatro», de

instrumentación del Parlamento y de querer aprovechar «te tribuna de la Cámara catalana».

 

< Volver