Autor: Sáenz-Díez, Margarita. 
 El pacto con convergentes y centristas, en el alero. 
 Esquerra Republicana pide cambios a Pujol para seguir apoyándole     
 
 ABC.    29/11/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

LUNES 29-11-82

NACIONAL

El pacto con convergentes y centristas, en el alero

Esquerra Republicana pide cambios a Pujol para seguir apoyándole

BARCELONA (Margarita Sáenz-Díez, corresponsal). Esquerra Republicana de Cataluña, el partido que

capitanea Heribert Barrera, ha decidido iniciar un claro despegue de Convergencia i Unió. Este acuerdo

—adoptado en la última reunión del Consejo Nacional de ERC—pone ante un nuevo peligro al

minoritario Gobierno de Jordi Pujol.

Conforme a las previsiones, el Consejo Nacional de Esquerra Republicana registró la presencia en su seno

de un sector que manifestó su disconformidad con la política llevada hasta ahora por la dirección y que, a

juicio de los discrepantes, ha venido confundiendo el carácter de izquierdas que reclama el partido desde

su fundación, en 1931, con una alianza implícita con la derecha nacionalista que encarna CID.

En esta línea, el Consejo Nacional aprobó exigir del presidente de la Generalidad, Jordi Pujol, que

proceda a introducir los cambios precisos en el «Consell Executiu» (Consejo Ejecutivo), de manera que

garantice te estabilidad de aquí á las elecciones, previstas, en principios para marzo de 1984.

Indirectamente, por tanto, Esquerra Republicana ha advertido a Pujol que el apoyo de sus diputados puede

modificarse en cualquier momento y le recuerda que el pacto de hecho entre los centristas, los

"convergentes" y los «republicanos»—sobre el que se ha sustentado el Gobierno minoritario de la

Generalidad— debe darse por terminado.

El Consejo Nacional de ERC no precisó en qué línea habría de cambiar el Gobierno de Jordi Pujol, pero

no parece- que se conforme con su incorporación al Ejecutivo autónomo. Tal incorporación, que iría

acompañada de otras presencias, como la de tos centristas, dejaría las cosas tal como están, que es

precisamente de lo qué se quiere distanciar el partido de Heribert Barrera. Para las municipales, ERC ya

ha decidido su estrategia: acudirá en solitario a los comicios, sin pactos ni con CiU ni con los socialistas.

Habida cuenta de que esta segunda opción será absolutamente remota y, en cambio, la primera había sido

barajada tanto en la cúpula «convergente» como en la «republicana», la decisión cabe interpretarla como

otro dato bastante significativo del proceso de separación iniciado entre Heribert Barrera y Jordi Pujol.

Los dirigentes de ERC no desean repetir una experiencia como la de las candidaturas conjuntas con CiU

para el Senado. Esta circunstancia y la constante aproximación a los planteamientos de Pujol supusieron

que si 28 de octubre el llamado «voto útil» en el campo del nacionalismo catalán se orientara hacia CiU.

ERC soto consiguió elegir a un diputado. Horas antes de que se abrieran las urnas, sus líderes no

descartaban alcanzar el número suficiente de diputados o de votos para articular grupo parlamentario

propio.

 

< Volver