Autor: Sáenz-Díez, Margarita. 
   Pujol hará públicas las actas de la Comisión Mixta de valoración de transferencias     
 
 ABC.    12/03/1983.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Pujol hará publicas las actas de la Comisión Mixta de valoración de transferencias

Barcelona. Margarita Sáenz-Díez

A partir del próximo lunes se harán públicas las actas levantadas tras cada una de tas reuniones celebradas

por la Comisión Mixta de valoraciones dé las competencias transferidas a la Administración autónoma

catalana. Esta decisión responde a la voluntad del Gobierno de Jordi Pujol de mostrar que las

negociaciones y los acuerdos se realizaron correctamente y que no existe, por tanto, esa sobrevaloración

denunciada por el Gabinete de Felipe González.

La falta, dé acuerdo sobre las cantidades que deberá recibir Cataluña por todos esos servicios que ahora

son administrados desde los órganos autonómicos, es decir, las importantes discrepancias que se registran

en torno al porcentaje de participación de Cataluña en los Presupuestos Generales del Estado puede llegar

a bloquear la máquina administrativa catalana en algunos puntos, especialmente los referidos a

inversiones en obras públicas. El presupuesto de la Generalidad para 1982 se hizo de acuerdo con los

criterios establecidos en la mencionada Comisión Mixta. En consecuencia, la Cámara catalana, a raíz del

acuerdo de todas las fuerzas políticas, aprobó una partida de ingresos de 126.000 millones de pesetas que

ahora, si prosperan las tesis del Ministerio de Administración Territorial, pudieran quedar rebajados en

unos 20.000 millones.

La suspensión de las reuniones de la Comisión Mixta ha supuesto, paralelamente, la puesta en marcha de

una negociación colateral que permita llegar a puntos de acuerdo. Para el Gobierno de Jordi Pujos es

imprescindible la continuidad en la financiación del presupuesto y, al mismo tiempo, le resulta también

muy necesario, desde la perspectiva de las relaciones políticas, que se despeje la denuncia formulada en

su día por María Izquierdo, cuando todavía no era secretaria de Estado para las autonomías, relativa a

unos supuestos pactos secretos con UCD, mediante los cuales Minoría Catalana comprometía sus votos

respecto a un determinado proyecto de ley y, a cambio, se valoraban con cierta «generosidad» algunas

transferencias.

Tras el acceso al Gobierno, los socialistas no han insistido en esa denuncia —denuncia que fue rechazada

siempre tajantemente por los representantes de la Minoría Catalana—, No obstante, no han renunciado a

señalar que mantienen importantes discrepancias sobre el ajuste de las valoraciones y proponen una

revisión conjunta de las mismas. La representación catalana en la Comisión Mixta responde,

invariablemente, que las cantidades pactadas «fueron acuerdos institucionales» y que no deben

modificarse porque haya habido un cambio de Gobierno.

En el transfondo de esta polémica, agriada por el retraso con que se están confeccionando los

presupuestos de 1983, que también repercuten, obviamente, en los presupuestos del autogobierno catalán,

se sitúa la confrontación electoral municipal, en la que participará el presidente de la representación

catalana en la Comisión Mixta, Ramón Trías Fargas. Asimismo, el papel de los socialistas catalanes

puede quedar un tanto desairado en la medida en que los acuerdos tomados por ellos en Cataluña, como el

referido a los 126.000 millones de la partida de ingresos para el presupuesto de la Generalidad para 1982,

no se consideran ajustados. Todo parece indicar, no obstante, que tras este cúmulo de manifestaciones

públicas, de cada una de las partes contendientes se está llevando a cabo una aproximación en la

búsqueda de unas cifras intermedias que permitan superar el aparente callejón sin salida en el que se

encuentra esta cuestión.

 

< Volver