Los resultados del 8-M dan paso a la reflexión y los pactos. 
 Los históricos de Alianza Popular se alinean con Pedrós mientras reavivan sus críticas a Romera     
 
 El Correo Catalán.    11/05/1983.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

EL CORREO CATALAN

Miércoles, 11 de mayo de 1983

CATALUNYA BARCELONA

Los resultados del 8-M dan paso a la reflexión y los pactos

Los históricos de Alianza Popular se alinean con Pedros mientras reavivan sus críticas a Romera

El estallido de Ruma-sa, de uno de cuyos bancos fue directivo, y la confección de las listas municipales

ya avivaron la guerra contra Romera. Los resultados finales de los comicios y una determinada manera de

actuar en el partido han levantado nuevas ampollas.

Las disensiones en el seno de Alianza Popular, que afloraron públicamente en el último congreso de

Barcelona, en febrero pasado con el surgimiento de una corriente critica que obtuvo 222 votos frente a los

371 de Romera, ha vuelto a cobrar fuerza durante la campaña electoral y ha estallado una vez conocidos

los resultados.

La especial manera de Romera de regir los destinos del partido, con mentalidad empresarial, rodeado de

gerentes y responsables de campaña llevados al partido sin una inquebrantable afinidad ideológica, ha

chocado de frente con la «vieja guardia», los llamados «históricos», algún diputado como Tarragona y el

propio candidato Alexandre Pedrós.

Aunque Pedrós señalaba ayer en declaraciones a Efe que ´«continúo siendo militante de base de Alianza

Popular y no tengo ningún tipo de prisa, ni pugnaré por ser presidente provincial o regional. Lo que

intento es acreditarme como un político de primera línea». Lo cierto es que el hasta hace poco portavoz

centrista en el Parlament está llamado a abanderar a todos los descontentos. Su único competidor en las

aspiraciones a encabezar la lista para el Parlament, aparte de Romera, es el inefable Eduardo Tarragona

quien ya se autocandidatea y que cuenta con un grupo de incondicionales. No obstante, y al

margen de su edad algo avanzada para esos trotes, no parece contar con otro capital que su popularidad,

que evidentemente arrastra votos, pero que nunca motivará al líder nacional Manuel Fraga, por quien

pasan todas las decisiones.

Pedrós, el mejor fichaje

Representantes del sector derrotado en el Congreso, que nuevamente se arrogan el máximo de adhesiones

en una eventual nueva confrontación, consideran a Pedrós como el líder natural del partido. «Es la

primera persona con categoría que ha presentado AP en unas elecciones» comentan, al mismo tiempo que

califican de «impresentables» a algunos de sus compañeros de lista. Incluso reconocen sus esfuerzos por

incluir a tres críticos en la lista de Barcelona.

Este redactor está en condiciones de asegurar, por haber sido testigo presencial de un contacto telefónico,

que en el último día se introdujeron cambios en la candidatura barcelonesa desplazando al crítico Pedro

Trullas en beneficio de Antonio María Satorras después de una gestión llevada a cabo directamente por

Robles Piquer a instancias de sectores catalanes del partido.

Sigue faltando dinero

Pedrós, quien nunca ha escondido sus buenas relaciones con el Fomento del Trabajo, de cuyo consejo

asesor es miembro desde 1977, arrastró consigo al acceder a Alianza Popular una inyección económica

que, según fuentes del partido, sirvió para tapar diversos agujeros, entre ellos la nómina. Esta

inestabilidad económica de Alianza Popular en Catalunya puede ser el desencadenante que haga caer a

Romera, quien precisamente se encontraba ayer en Madrid. No en vano una de las condiciones impuestas

por Fraga al promocionarlo para la presidencia provincial fue la de que saneara económicamente al

partido y lo autofinanciara, para lo que Romera hacía valer sus buenos contactos con el mundo

empresarial. La realidad es que Madrid ha debido seguir enviando dinero y que el ultimátum del líder de

AP «o lo arreglas en tres meses o a la calle», sigue vigente.

 

< Volver