Los resultados del 8-M dan paso a la reflexión y los pactos. Las críticas pueden aflorar en el Consell Polític del sábado. 
 Esquerra reconoce que no ha sabido explicar al electorado su apoyo al Govern     
 
 El Correo Catalán.    11/05/1983.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Las críticas pueden aflorar en el Consell Polític del sábado

Esquerra reconoce que no ha sabido explicar al electorado su apoyo al Govern

BARCELONA. - Esquerra Republicana afronta el congreso del partido convocado para el mes próximo,

desde una profunda autorreflexión por el fracaso electoral del pasado domingo. Medios autorizados del

partido han señalado a El Correo Catalán la práctica unanimidad en que uno de los errores a los que puede

achacarse el descenso de votos es el no haber sabido vender al electorado las razones que les han llevado

a aproyar al gobierno Pujol durante los últimos tres años.

La ejecutiva de anteanoche ha sido definida por uno de los presidentes como «un coro de plañideras» en

el que los miembros de la dirección realizaron una reflexión en voz alta. «A nadie se le ha ocurrido pedir

responsabilidades» se nos ha señalado, entre otras cosas porque cada candidato ha escogido libremente su

equipo de campaña.

Aunque oficialmente no se perciben tensiones en el seno del partido, posibilidad lógica máxime estando

en puertas de un congreso, el verdadero indicador de por dónde van los tiros lo tendremos el próximo

sábado, en que está convocado el consejo político, en el que está representado el sector critico.

La preocupación de los dirigentes de Esquerra es ahora la de recuperar la fuerza electoral perdida en las

elecciones generales y aún con más intensidad en las municipales. «Hay que conectar con el pueblo para

que nos entienda, sin hablar en metáfora», comentó el diputado Prujà. Para el también diputado y

cicesecretario del partido Albert Alay, se trata de explicar que ERC no hace seguidismos, sino que al

contrario, es el Gobierno de la Generalitat quien va detrás en solicitud de apoyo parlamentario. De esta

misma opinión es otro vicesecretario, Jacint Corderas, quien coincide en que «estamos pagando el apoyo

dispensado al Govern, que no hemos sabido explicar».

Como es sabido, la tesis oficial de Esquerra ha solido hacer hincapié en que se ha apoyado al gobierno

que construía Catalunya, independientemente del color.

No obstante esta autocrítica, en el seno de la dirección no creen que la alternativa consista en introducir

cambios en la cúspide. Aunque algunos consideran positivo el surgimiento de «delfines» defienden a

Barrera como secretario general, aunque sólo sea por el capital político y de prestigio que acumula. «Una

lista encabezada por Barrera todavía arrastra votos», nos han comentado.

 

< Volver