Los resultados de 8-M dan paso a la reflexión y los pactos. 
 A los partidos derrotados les conviene reforzar su apoyo a Pujol     
 
 El Correo Catalán.    11/05/1983.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

EL CORREO CATALAN

Miércoles, 11 de mayo de 1983

CATALUNYA

Los resultados del 8-M dan paso a la reflexión y los pactos

A los partidos derrotados les conviene reforzar su apoyo a Pujol

BARCELONA. - Una mayor estabilidad- del Gobierno de la Generalitat se prevé para los próximos

meses, a causa de la debilidad de los partidos que lo apoyan en el Parlament (ERC, CDS, Centristes y

AP), según quedó reflejado en las pasadas elecciones municipales. A estos partidos, como han

manifestado sus dirigentes a Europa Press, no les interesa unas elecciones a corto plazo, pues podrían

tener malos resultados.

En este periodo que queda hasta las elecciones autonómicas, Esquerra Republicana de Catalunya será un

partido clave en la política catalana, pues ocupa un poco el fiel de la balanza, entre un apoyo al Gobierno

Pujol y un entendimiento con la izquierda formada por socialistas y comunistas. Ya en tas pasadas

elecciones municipales dio el primer paso de distanciamiento del Gobierno Pujol presentando listas

conjuntas con la izquierda en determinados municipios.

Para medir el grado de distanciamiento de ERC del gobierno Pujol serà clave el debate reglamentario

previsto para septiembre, en el que el President hará ante el Parlament balance de su gestión. Este debate

esclarecerá las posiciones de los partidos cara a las autonómicas previstas para marzo de 1984.

Oleada socialista

Se sabe que al presidente Pujol no le interesa adelantar las elecciones ante la oleada de votos obtenida por

los socialistas, y prefiere esperar a que el Gobierno de Madrid se gaste, pero para eso necesita tiempo. Es

decir que, igual que sus aliados, no tiene interés en que la legislatura termine antes, y seguirá al frente con

un gobierno minoritario.

El grupo parlamentario centrista en el Parlament tiene en la actualidad seis diputados. De momento se

prevén pocos cambios en el -grupo, como no sea el que alguno de dichos diputados pase a Alianza

Popular —además de Pedrós— aunque continúe en el grupo parlamentario. Otra posibilidad es la dé que

AP formara grupo parlamentario propio. Pero ello no modificaría sustancialmente la situación política, ya

que a AP le interesa también que, al menos por unos meses, el gobierno Pujol siga funcionando.

Queda el grupo de diputados del CDS. La extremà debilidad de este partido y su nulo peso en las dos

últimas elecciones hacen que tampoco le interesen unas autonómicas próximas.

En consecuencia, se considera que, paradójicamente, Pujol puede tener mayor tranquilidad de gobierno,

hasta septiembre, tras las elecciones municipales del que tenía antes. Y ello porque sus «socios» son los

menos interesados en nuevas elecciones autonómicas porque se convertirían en extraparlamentarios.

 

< Volver