Autor: Maser, J.. 
 Tras la derrota de los renovadores no habrá cambios en el partido. 
 Heribert Barrera, reelegido secretario general de ERC     
 
 Diario 16.    20/06/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Tras la derrota de los renovadores no habrá cambios en el partido

Heribert Barrera, reelegido secretario general de ERC

MASER, corresponsal

El atipismo, el retorcimiento y la mala organización fueron las constantes del XIII Congreso de Esquerra

Republicana de Catalunya. Tras el intento de derrotar la candidatura del presidente del Parlamento

catalán, Heribert Barrera, el candidato contrario hizo elogios a su persona, que fueron interpretados corno

falta de empuje de los renovadores que no cambiarán la cúpula del partido.

Barcelona — Heribert Barrera fue reelegido ayer secretario general de Esquerra Republicana de Cataluña

(ERC), en el transcurso del XIII Congreso de este partido, que se ha celebrado durante el fin de semana

en Barcelona.

Barrera obtuvo 1.373 votos, mientras que el otro candidato, Jaume Nualart, consiguió 1.015. Se

registraron 35 votos en blanco y uno nulo.

Con anterioridad a esta elección, los dos candidatos a la secretaría general del partido expusieron al

congreso sus respectivos programas.

Heribert Barrera señaló que se presentaba a la reelección para evitar que el partido se decantase hacia una

de las dos fuerzas políticas «que intentan repartirse el espacio electoral», refiriéndose a CiU y PSC

«No sé cuál será el juicio del congreso, pero sí que estoy seguro de cuál será el juicio de la historia»,

añadió el reelegido secretario general.

Jaume Nualart acusó a Barrera de «defender la política que lleva a cabo el Gobierno de Jordi Pujol» y de

olvidarse de sus tareas al frente del partido.

Nualart añadió que, «si salgo elegido secretario general, pediré a Heribert Barrera que encabece las listas

al Parlamento», El XIII Congreso de Esquerra Republicana de Catalunya, que se presumía tenso, sólo ha

sido atípicó —sus estatutos anacrónicos invitan a ello, la delegación de voto per-mite todo tipo de fraudes

— retorcido —muchas maniobras oscuras en los pasillos— y mal organizado —la Prensa nunca supo

dónde podía estar o no en los trabajos de las comisiones, cualquiera podía filtrarse, los resultados de esas

comisiones no eran públicos— y en absoluto han respondido a la. expectación que había despertado.

Elogio

La posibilidad de que Heribert Barrera pudiese salir derrotado del congreso permitía a los observadores

políticos aventurar cambios en la cúpula del partido. Sin embargo, Jaume Nualart, el candidato contrario a

Barrera, tras hacer un elogio de la figura del presidente del Parlamento catalán se comprometió —con

objeto de consguir el apoyo de los indecisos ante el electorado, si sale elegida la candidatura renovadora,

ofrecer a Barrera, siempre y cuando acepte la linea política que marca su candidatura, que encabece las

listas de ERC en las elecciones autonómicas. Esto fue interpretado, antes de que se procediese a la

votación, como una pérdida de empuje de los renovadores.

Mareaje

Las múltiples cabalas que se hicieron en torno a una rectificación de. la línea política de ERC han

quedado totalmente amortiguadas. Las críticas que los renovadores vertieron sobre el informe político

presentado por el hasta ahora secretario general fueron absolutamente blandas, cuando durante la mañana

del domingo habían dejado entrever que serían todo lo contrario ya que Barrera, a juicio de sus contrarios,

sólo había presentado una declaración de principios algo inconcebible cuando se llevan ocho años

ejerciendo el poder en el partido.

Este es el motivo, a juicio de Nualart, de que el procentaje de voto de Esquerra haya pasado del 8,9 por

100 obtenido en el 79 al 2,4 de las últimas elecciones. Se quejó Nualart de que el partido no hubiese

propiciado una iniciativa parlamentaria propia.

 

< Volver